Adelino Oliveira, el cronista del fútbol lusovenezolano

Adelino Oliveira, el cronista del fútbol lusovenezolano

0 2503

Esta es la historia de un hombre, que convirtió su hobby en su trabajo y conectó el fútbol portugués con la comunidad que reside en Venezuela

El 27 de agosto de 2011, nuestra comunidad sufrió una pérdida humana irreparable y, a mi punto de vista, hasta histórica. Aquel sábado, se apagó una luz que tuvo como objetivo de vida destacar uno de los recursos más poderosos del mundo, y especialmente de los portugueses, como lo es el fútbol. No puede ser otra persona sino de Adelino Oliveira, a quien no tuve la oportunidad de conocer en vida, pero sí de hacerlo a través del increíble archivo histórico de su trabajo, parte del mismo colgado aún en el Internet.

Adelino Oliveira, nació en Sao Mamede, un pueblito cercano a Oporto, y cuando tenía apenas nueve años, se vino a Venezuela. Transcurría el año 1953, uno de esos en los que se registró la mayor migración portuguesa a esta tierra, y tal vez por eso para él no hubo límites en sueños y metas.

Una vez finalizado los estudios escolares, en la década del 60, inició el acercamiento a los deportes, sin imaginarse que lo que comenzó como un hobby se convertiría en su principal estilo de vida. Fue así, yendo a los estadios a ver los partidos de béisbol y fútbol, que encontró su lugar para morar, a pesar de que como su propio hermano, Carlos Oliveira, confiesa, no fue un hombre de tener un equipo favorito en el fútbol que tanto amó, a diferencia del béisbol en el que lo atrapó el equipo del Magallanes.

Del hobby al trabajo

img639“Fernando Santos tenía un programa los domingos a las 7:30 de la mañana, que era una especie de servicio a nuestra comunidad, y Adelino se acercó a él con el propósito de hablar de fútbol durante ese programa, y así fue su primer contacto con la radio. En el año 64, había otras personas con un programa en la Radio Crono Radar, que hoy es 1300 AM, y para la época quedaba en Petare, allí a las 7 de la noche transmitían “Serenata Portuguesa” con Daniel Morais, quien tuvo que retirarse e invitaron a Adelino a que lo sustituyera. La sintonía fue muy buena en ese programa, y tiempo después en la misma emisora, paso a transmitir “Romarias de Portugal”, que era un programa musical pero empezó a agregarle la parte deportiva”, narra su hermano y compañero de trabajo Carlos Oliveira.

Ya para esas alturas, Oliveira y todos lo que lo conocían sabían que su hobby se había convertido en su trabajo y en una pasión indetenible, lo que se fortaleció aún más el 29 de Octubre de 1970, cuando se convirtió en el primer portugués en obtener en este país el Certificado de Locución, bajo el número 5431.

casa 21-abr-11 018

Sin darse cuenta paso a formar parte de los equipos de trabajo en las transmisiones del fútbol venezolano, donde se inició como locutor comercial, luego comentarista y finalmente narrador deportivo. “En aquella época era un trabajo bastante difícil porque no existían las comodidades que nos brinda hoy la tecnología. Era un trabajo que demandaba un desgaste fuerte por esa falta de recursos, pero lograban hacerlo para que la gente desde sus casas siguiera el fútbol. Una de sus primeras transmisiones fue desde el estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela, con el Deportivo Portugués, y tiempo más tarde empezó a viajar al interior del país para transmitir otros encuentros”, revela Carlos, quien lo acompañó en varios de esos viajes.

Pero eso no sería suficiente para Adelino, que pese haber llegado muy pequeño a Caracas, sentía ese mismo amor por el fútbol portugués y no escatimó en esfuerzos para que, al igual que él, sus paisanos tuvieran la oportunidad de saber en directo lo que ocurría con los mejores equipos de Portugal. “En aquella época ya era como lo que hoy se conoce como productor independiente, el buscaba sus patrocinantes y los recursos para viajar y transmitir los partidos de Portugal o sus equipos en el mundo. Era como un enlace entre la comunidad y el fútbol portugués”, relata.

img308

El coqueteo con la televisión

img033“Afortunadamente lo acompañé muchas veces, hicimos muchas cosas juntos. Adelino me enseñó lo poquito que sé de radio. Éramos uno y dos, tanto en la radio como en otras actividades comerciales. Ahora me viene a la cabeza el 25 de abril de 1974, el día de la Revolución de los Claveles. Estábamos en la emisora, en Petare, en el estudio de grabación que quedaba a unos 30 metros de la cabina donde se transmitía en caliente, y allí teníamos un equipo de onda corta, como un radiecito donde empezamos a escuchar las noticias de Portugal. En ese momento lo único que se nos ocurrió es que teníamos que transmitir en vivo eso, y la manera fue grabar lo que ocurría en el estudio de grabación y correr la cinta por el pasillo, los 30 metros, hasta el otro estudio para que por lo menos se escuchara con un poco de retraso pero en vivo. Ese fue un día que recuerdo mucho, porque así fue que pudimos hacer la transmisión, corriendo el riesgo de que se nos dañara la cinta en el camino”, narra emotivo Carlos.

Y aunque la radio era su gran amor, no le sería suficiente. Era necesario ese contacto con la televisión, y vaya que fue bueno. El primer juego de fútbol portugués que se transmitió en vivo en Venezuela, estuvo a su cargo. “Eso fue el 28 de mayo 1978, un encuentro Porto-Benfica, que coincidió con una visita oficial a Venezuela del entonces Presidente de Portugal, Mário Soares. Eso se transmitió por Venezolana de Televisión, y el presidente Carlos Andrés Pérez, le hizo saber que ambos mandatarios estaban en La Casona viendo el juego”, recuerda como uno de los momentos memorables Oliveira.

Así fue que durante varios años logró transmitir un juego del Torneo Portugués a la semana, a través de la señal del canal del Estado, y más adelante, un resumen de goles, en el programa de German “Chiquitín” Etedgui, en el canal 5.

Entre el fútbol y el asociativismo

img628aFue un gran luchador por el bien del fútbol nacional, desde aquella época de los años 70 cuando apoyaba a su amado Deportivo Portugués, así como a la Vinotinto. Sin temor a equivocarme puedo decir que posiblemente la mayor alegría que vivió este grupo, fue ese triunfo de la Vinotinto en 1981 ante Bolivia, cuando se ganó por primera vez un encuentro eliminatorio ante Bolivia. Lo recuerdo en este momento en el estadio de la UCV, los narradores que eran Adelino y Freddy Rosas se quedaron sin garganta, fue algo para no olvidar”, escribió en su carta de despedida a su amigo Adelino, el comentarista deportivo Víctor Estrella.

En su carrera profesional Adelino logró muchos de sus objetivos, probablemente quienes lo conocieron dirán que lo que le faltó hacer fue ver a la Vinotinto en un Mundial, pero gracias  su trabajo estuvo cerca de personalidades a quien admiro mucho, como Eusebio y Figo, entre otros tantos.

Y así como tenía tiempo para el fútbol, también lo tenía para su familia y el asociativismo, no en vano estuvo relacionado con el Deportivo Portugués como directivo, y también de la Unión Ciclista Portugal cuando tenían como sede Sebucán, sino que a la vez fue miembro fundador y socio número 1 del hoy conocido Centro Luso Venezolano de Vargas, y promotor del Centro Portugués y del Centro Marítimo de Turumo, así como otros clubes.

Egresada como Licenciada en Comunicación Social mención Periodismo de la Universidad Católica Andrés Bello (2010). Especializada en Periodismo Deportivo por la Universidad Simón Bolívar y en Dirección de Medios y empresas de Comunicación por la ESAE Business School de España. Inició su carrera laboral como pasante en el departamento de medios y comunicaciones corporativas de Editorial Alfa en 2007 y posteriormente como productora asociada en un programa radial en Radio Caracas Radio 750 AM, junto a los periodistas Javier Conde y Sebastián de la Nuez. Forma parte del equipo de periodistas de planta del CORREIO da Venezuela desde diciembre de 2009. Además se ha desempeñado como correctora y editora de textos de la Revista Ripeando, y asesor de comunicaciones.

NO COMMENTS

Leave a Reply