Afonso Costa

0
976

La imagen de esta semana pertenece al fotógrafo Joshua Benoliel y lleva como título “Un mar de paraguas en una avenida llena de árboles”. No se veía una sola persona, solo los guarda – lluevias. La gente que se encontraba ahí esperaba la llegada de Afonso Costa a Lisboa, en el año 1912.

Afonso Costa nació en Seia, ciudad perteneciente al Distrito da Guarda, região Centro y subregión de Serra da Estrela, el 6 de marzo de 1871 y falleció cuando vivía en el exilio en París el 11 de mayo de 1937. Fue un abogado, profesor universitario y político republicano lusitano, que ocupó el cargo de primer ministro de Portugal.

Fue uno de los principales promotores de la implantación de la República en Portugal y fue igualmente una de las figuras representativas y dominantes en la escena política de la Primera República Portuguesa.

Debido a la proclamación de la Primera República en Portugal, el 5 de octubre de 1910, Costa fue llamado para formar parte del Gobierno provisional del nuevo régimen, encargándose de la cartera de Justicia y Cultos, cargo que ocupó durante más de un año, hasta la disolución de dicho Gobierno, cuando se aprobó la nueva Constitución de Portugal, el 4 de septiembre de 1911.

Los opositores al gobierno le dieron el apodo del “mata – frades”, ya que se le acusaba de querer acabar con la religión en el país lusitano con el paso de dos generaciones. Esto fue desmentido al tiempo.

Durante todo el período de la Primera República, Costa fue uno de los políticos más destacados del país. El 29 de agosto de 1911, anunció el nuevo programa político del Partido Republicano Portugués, al que se consideraba como casi el único partido de la República.

Tras haber logrado la consolidación del partido, preside por primera vez el Consejo de Ministros entre el 9 de enero de 1913 y el 9 de febrero de 1914 (acumulando además la cartera de Finanzas), formando así el primer Gobierno en Portugal partidario del sistema político republicano, Gobierno integrado por los democráticos y por los independientes agrupados, estos últimos liderados por António Maria da Silva.

A finales de 1923, nuevamente por falta de apoyos parlamentarios, debido a la oposición de los, rehusó otra vez formar Gobierno. Apoyó al Gobierno de Álvaro de Castro, entre diciembre de 1923 y julio de 1924, aunque no quiso asumir en el mismo ninguna cartera ministerial.

En 1926, estando el Partido Democrático en el poder, con un Gobierno presidido por António Maria da Silva, tuvo lugar el golpe de estado del 28 de mayo que abrió paso a la dictadura del Estado Novo. Afonso Costa se exilió en Francia, en París, oponiéndose activamente a la nueva situación, en especial a la asunción del poder por la dictadura de António de Oliveira Salazar.

Afonso Costa falleció en el exilio en París, sin haber logrado derribar la dictadura en su país, el 11 de mayo de 1937.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here