Como muchos portugueses, Alfredo Pires emprendió una gran travesía en busca de una mejor calidad de vida para sus familias. Fue así, como con un grupo de amigos inició un viaje que lo llevaría a desempeñarse en distintos oficios en Brasil y Venezuela, donde finalmente fijó residencia en Punto Fijo, estado Falcón.

NO COMMENTS

Leave a Reply