Andrea Imaginario ofreció un concierto entre fados y dibujos de Lisboa

Una vez más, la fadista luso venezolana interpretó con profundo sentimiento cada uno de las emblemáticas tonadas, recreando o un nostálgico recorrido por los barrios lisboetas

0
1724

Ommyra Moreno Suárez

El pasado sábado 5 y el domingo 6 de marzo, en el Espacio Plural del Trasnocho Cultural, los amantes del fado tuvieron la oportunidad de disfrutar un concierto con la melodiosa voz de Andrea Imaginario en un espectáculo inspirado en el cuento ”Los dibujos de Lisboa” de la escritora polaca Krina Ber.

En compañía de grandes músicos, Roberto Jirón (guitarra), Jorge Torres (Mandolina) y Miguel Chacón (bajo), Imaginario comienza su presentación con el popular fado “Lisboa menina e moca” y los asistentes le dan la bienvenida con aplausos. En escena, este sentimiento de pasión que envuelve el fado, corre por las venas de Andrea Imaginario, quien con profundo sentimiento interpretó cada uno  de las emblemáticas tonadas, recreando un nostálgico paseo por los antiguos  barrios lisboetas. Entre canción y canción, Andrea  hace una pausa y lee un fragmento del libro de cuentos de Krina Ber, cuya narración está basada en un personaje llamado Adinha,  una mujer que describe a través de sus vivencias, su amor por la capital portuguesa y sus costumbres. En el libro, cada relato está asociado a un fado.

Durante la presentación, Andrea también citó varios poemas de Fernando Pessoa y anécdotas referentes a la cultura portuguesa. “Siempre trato de organizar los conciertos de acuerdo a recorridos temáticos y también de acuerdo al ánimo que uno va sintiendo, porque si uno pone mucho de una sola cosa, la gente tiende a rutinizar el concierto. Siempre  pienso en un hilo conductor, normalmente temático y de esa manera los voy organizando”, cuenta la cantante luso venezolana.

Este recital fue ideado  como un viaje por los rincones de la imaginación. De esta forma, el público circuló por las calles de la saudade y la alegría, por las noches de vinos y sardinas asadas, por la poesía de los escritores lisboetas, por los paseos a la orilla del río Tejo y por la fe de una nación que creció más allá de las fronteras de modos inesperados, gracias a tradicionales temas como “Lágrima”, “Casa das mariquinhas”, “Lisboa não sejas francesa” y “Cheira bem, cheira a Lisboa”, así como “Uma casa portuguesa” que, a petición popular, fue escogida para cerrar la tarde de fados

A juicio de la intérprete, hoy que tantos venezolanos han decidido emigrar, este recital sobre Lisboa desde la saudade “muestra la importancia de la construcción de la memoria y del afecto por lo vivido que es, siempre y a pesar de toda circunstancia, la materia prima del futuro”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here