Algunos portugueses no pudieron escapar de la milicia, y tiempos duros les tocó vivir en los cuarteles que erguían la bandera portuguesa en diferentes latitudes. Antonio Alves, oriundo de Santa María da Feira, distrito de Aveiro, es uno de esos hombres que sirvió a su patria tanto en Angola como en Mozambique.

No hay comentarios

Leave a Reply