Antonio de Freitas e Ignacio Pereira no ocultaron su felicidad

Antonio de Freitas e Ignacio Pereira no ocultaron su felicidad

0 1311

Ambos recibieron la condecoración anual de Portugal en el marco de su día Nacional

La comunidad portuguesa en Venezuela ha mostrado, a través de los años, que cubre múltiples aristas dentro de la sociedad.
DSC03500Tanto así, que muchos portugueses radicados en el país se han convertido en referencias en cada uno de sus campos de trabajo. El comercio es la mayor de todas, pero no es la única: muchos luchan en pro de un país mejor.

El pasado 21 de julio, el Secretario de Estado de las Comunidades Portuguesas, José Cesario, estuvo en Venezuela para realizar una serie de tareas importantes. Una de ellas fue la entrega de dos condecoraciones, una de Mérito Empresarial – Clase Mérito Comercial a Antonio de Freitas, y la otra, de la orden de Mérito Comendador a Ignacio Pereira.

Antonio de Freitas: “Esto me obliga a trabajar más por la comunidad portuguesa”

Antonio de Freitas es nativo de Porto Da Cruz, en la Isla de Madeira y vive en Venezuela desde 1975. Aunado a eso, es Consejero de las Comunidades Portuguesas desde el año 2008. Incluso, fue el artífice de las jornadas consulares por todo el país, entre 2003 y 2004. “Mi trabajo con la comunidad comenzó antes de ser consejero, prácticamente desde que llegué a este país”, apuntó.

En el 2014, recibió la noticia de su condecoración. El impacto de la misma le causó mucha alegría. “Fue una grata sorpresa, nunca pensé en recibirlo, nunca trabajé para eso y ni pensaba en eso. Yo fui el primer sorprendido”, señaló.

No pudo ocultar su felicidad por la condecoración y lo coloca en un punto álgido dentro de la comunidad. No obstante, su labor no puede detenerse. Al contrario, debe aumentar. “Me siento muy honrado y agradecido con la comunidad portuguesa en Venezuela y al Gobierno Portugués, encabezado por el Presidente Cavaco Silva. También a mi familia, que me ha impulsado. Esto no lo veo como un reconocimiento sino un compromiso que adquiero. Esto me obliga a trabajar más por la comunidad portuguesa”, comentó.

En 2008, comenzó a trabajar como Consejero de las Comunidades Portuguesas gracias a que ya realizaba una labor por la sociedad. “Ya hacía un trabajo social y entonces, me invitaron e incentivaron a participar como consejero. He ido a todas partes de Venezuela, a Tucupita, al Amazonas, a Puerto Ayacucho, muchos lugares lejanos. Si Dios me lo permite y la comunidad lusitana porque me postularé nuevamente como Consejero, seguiré trabajando como siempre lo hago”, explicó.

También aprovechó para congratular al otro condecorado. “Felicito al señor Ignacio Pereira por la condecoración, a todos los comendadores de Venezuela”, dijo.

Ignacio Pereira: “No me lo esperaba ni pensaba que eso podía suceder”

Ignacio Pereira es oriundo de Santa Cruz, localidad de La Isla de Madeira. En 1958, cuando tenía seis años de edad, llegó a Venezuela junto a su familia. Se crio en Caracas, en la zona de Puente Hierro y el Manicomio. Además de eso, es abogado especializado en el área laboral.

La condecoración que recibió lo agarró completamente desprevenido. Era algo que no tenía en mente. “Yo soy abogado, las condecoraciones de mérito por trabajar en beneficio de la colectividad. No me lo esperaba ni pensaba que eso podía suceder. Cuando me dieron la noticia, fue una sorpresa y hasta me pregunté si era en serio. Fui a la página web, revisé y estaba. Me llegó la comunicación oficial y por el trabajo por la comunidad y trabajar por la misma, de hacerlo porque a uno le gusta, porque tengo la vocación de servicio. La alegría es muy grande. Es el mayor orgullo patrio que un portugués puede recibir, es la patria de uno que te está distinguiendo con la condecoración”, explicó. Sumado a eso, concuerda con Antonio de Freitas en lo siguiente: “También es un compromiso y tienes que multiplicarlo. Yo lo veo también por ese punto de vista”.

Al igual que muchos de su coterráneos, le ha tocado trabajar arduamente para llegar hasta donde ha llegado. “Yo he hecho de todo en este país. Comencé como empaquetador en Central Madeirense. Tuve una cauchera, una distribuidora de cigarrillos, tuve una revista que se llamaba Sarco y ahí estudié derecho. Me especialicé en derecho laboral, tengo una maestría en Ciencias Jurídicas y terminé un doctorado en Ciencias Jurídicas. Ejerzo como abogado laboral, en la parte litigante. También soy docente universitario y estoy más que todo dedicado a las tesis. Doy clases en la Unefa en distintas cosas, etc. “La docencia en Venezuela no es para ganar mucho. Sirve para mantenerse actualizado en muchas aspectos”, explicó.

Vivió uno de los mejores momentos de su vida cuando fue condecorado por José Cesario. “Es algo parecido como cuando uno se gradúa, es una emoción enorme. Esto es algo mucho más grande. Nos llamaron a la Residencia del Embajador y expusieron los motivos de la condecoración. Apenas dices unas cortas palabras porque no expresan lo que sientes. No sabes exteriorizar eso, fue lo que me pasó. Es el mayor orgullo patrio para uno como portugués”, finalizó.

No hay comentarios

Leave a Reply