António Pestana continúa creando conciencia (+VIDEO)

António Pestana continúa creando conciencia (+VIDEO)

0 2125

El ciudadano portugués conoce mejor que nadie la Selva venezolana. A través de su proyecto de eco turismo no sólo da a conocer las bondades del país, sino que pone su grano de arena en la importancia de la conservación ambiental en el país

Foto: Cortesía

Cuidar el ambiente y dar a conocer las bellezas naturales de Venezuela es el trabajo que desarrolla Antonio Pestana Drumond, un luso curazoleño que vive en el país hace más de 30 años. Este conservacionista es hijo de emigrantes portugueses oriundos de Porto Santo y Ribeira Brava.

El nombre de este ciudadano del mundo saltó a la palestra pública luego de que se diera a conocer la proyección de un documental sobre la historia del Salto Ángel o Kerepakupay-Vená, su nombre original en pemón.

Pestana es el presidente de “Eco-Alianza”, iniciativa dedicada a crear paquetes y proyectos turísticos especializados en el área natural. Esta organización es pionera en su género, debido a que representa, asesora, promueve y agrupa a las comunidades, empresas y proyectos dedicados a proyectos de ecoturismo dentro del país.

Luego de pasar por varias etapas y vivir en varios países (Canadá, Brasil, Estados Unidos, España y Portugal), este Indiana Jones portugués que habla cinco idiomas decidió aislarse durante dos años en la selva, donde aprendió “la importancia de valorar la naturaleza y no depender de la tecnología para sobrevivir”.

Antonio Pestana emigró a Venezuela desde Portugal con 15 años. Llegó a Maracay, estado Aragua, donde comenzó a trabajar con familiares como vendedor en el área de la confitería. “Recorrí toda Venezuela. Ya conocía mucho porque tenía que estar viajando constantemente por todo el territorio Nacional ofreciendo el producto a nuestros clientes”, agregó.

Este luso representó en el área de fútbol a la Casa Portuguesa del estado Aragua, puesto que es su otra pasión. “Llegado un punto que estaba atravesando una crisis personal, me mude a Ciudad Guayana y decidí hacer algo que no tuviera nada que ver con mi pasado. En ese momento estaban buscando personas que hablaran idiomas para ser guía de turistas, y encajaba en el perfil. En Venezuela están mis inicios como ecologista y aventurero. Luego me mude a Portugal en el 96, traía gente a Venezuela con Viasa desde Madeira y Lisboa como tour leader, y solo duré seis meses porque un día estaba viendo videos y películas de Canaima y mi madre me dijo “tu corazón y tu alma están allá, te me vas” explica.

“Estar montado en un avión 200 veces al año era muy rico, los multimillonarios tienen que pagar para hacer eso y a mi me pagaban para montarme tantas veces en un avión, y en aviones que hasta aterrizaban en ríos. Con esa experiencia fue que nació mi interés por el ecoturismo” agregó.

“Con el simple hecho de haber vivido en la selva sin ninguna comodida, empecé a darle importancia a la naturaleza y valorar el medioambiente. Fue un enamoramiento progresivo, pero desde el primer minuto hubo atracción por la selva. Nací en una isla, me crié en otra, estuve rodeado de mar toda mi vida, nunca tuve selva y siempre tuve la curiosidad, por eso creo que cuando vi algo distinto al mar, me marcó, además es algo fuera de lo normal. No cambio el Salto Ángel por nada del mundo” explicó Pestana, agregando que a finales de 1999, vivió en varias ciudades de Estados Unidos, donde montó una empresa de ecoturismo que ofrece viajes a Venezuela para conocer sus maravillas.

Así mismo, señaló que durante su permanencia en la ciudad de Maragarita trabajó en una aerolínea, “donde hice más de 200 vuelos al año a zonas de selva. Aterrizábamos en diferentes suelos y áreas. Después fui guía turístico”.

Como parte de su proyecto en pro de la ecología y el ecoturismo, Antonio Pestana tuvo un programa radial por 6 años, en la emirosa Jazz 95.5 FM sobre ecoturismo y luego, “me metí con un programa en televisión por internet. Hay un proyecto para televisión por cable. Eso está en conversaciones, aún pero se dará”, dijo. Igualmente, el Presidente de Eco-Alianza aseveró que quiere dejar algo con toda esta experiencia. “Como decía la Madre Teresa de Calcuta: ‘Aunque fuese una sola gota, ésta tiene una gran importancia’”.

Pestana comentó que la visión de la empresa es contribuir al posicionamiento de Venezuela como marca ecoturística en el mercado nacional e internacional incorporando áreas que impliquen: la promoción del ecoturismo sostenible; la protección del ambiente; el auspicio deportivo; el patrocinio de actividades científica; el desarrollo personal y organizacional a través de la educación; la capacitación y la formación de los recursos humanos; el rescate cultural; la participación en el proceso de grupos étnicos y comunidades locales; la comercialización del ecoturismo y la creación de mecanismos que generen seguridad y confort en los visitantes. En cuanto a su misión es asistir el desarrollo del ecoturismo sustentable en Venezuela.

Entre las metas pendientes de Pestana, destaca grabar una película de la historia de Jimmy Angel. “Pero eso es un proyecto más ambicioso. Evidentemente yo soy es un guía de selva, por lo que quiero desarrollar un producto, trabajar en un campamento que sea un piloto y que marque un antes y un después de cómo deben hacerse las cosas en el Parque Nacional Canaima” concluyó.

 

No hay comentarios

Leave a Reply