Biella Da Costa: “El éxito llega cuando disfrutas lo que haces”

Biella Da Costa: “El éxito llega cuando disfrutas lo que haces”

0 155

Especializándose en el jazz, rock, blues y música latina, esta cantante se ha hecho un nombre de sí misma por su flexibilidad musical. A lo largo de su carrera ha tenido la dicha de tocar en diversas partes de Europa, Estados Unidos y Venezuela

Oscar Sayago

Nace en 1960 en Willemstad, Curazao. Sus padres emigraron a Venezuela cuando ella era solo una infante. Su primera incursión en el mundo musical fue en primer año de bachillerato, cuando tuvo su primer contacto con la flauta dulce y, de ahí siguió adentrándose en la movida musical hasta participar en el coro del liceo Gustavo Herrera. Siguiendo su formación realizó estudios en la Escuela de Música José Ángel Lamas y en la Escuela de Ópera de Caracas; aquí se formó con grandes profesores como Francisco Kraus, Yoshiko Miki, Hilda Breer y  Irene Ebersteins.

Da Costa ha perfeccionado su voz para cantar en casi cualquier género musical, pero con los que más se siente identificados son el jazz, rock, blues y la música latina. Entre sus producciones discográficas que realizó en solitario están: “Solo Jazz”, “Jazz & Blues” y “Biella En Navidad”.

A lo largo de su carrera ha podido colaborar con grandes artistas nacionales e internacionales, entre algunos de ellos destacan Franco De Vita, Eric Clapton, Ilan Chester, David Sanborn, Frank Quintero, Ray Charles, entre otros.

Su fructífera carrera le ha dado el privilegio de realizar diversas giras por Europa, presentándose en Suiza, Alemania, España y Holanda. Además, la artista se ha podido presentar en Estados Unidos en el Clearwater Jazz Festival, en Tampa, Florida y, también ha tocado en e Jacksonville Jazz Festival.

Actualmente la cantante se presenta en pequeños locales como “El Café Noisette”, “Boston Bakery” y “El Farolito de los Uruguayos” para brindar nostalgia a aquellos amantes de la buena música. La cantante se presenta junto con el “Álvaro Falcón Trío”, conformado por su esposo, Álvaro Falcón (guitarra), Juan Carlos De la Cruz (bajo) y Miguel De Vincenzo (batería).

Para conocer más sobre la vida de la artista, el CORREIO tuvo la oportunidad de conversar con la misma en uno de sus toques.

¿Además de la música, cuáles serían otras de tus pasiones?

El deporte me encanta y tambien todo lo que tiene que ver con la respiración. Una de las prácticas que más me encantan están relacionadas con el holismo.

¿Cuál es el mayor aprendizaje que te ha dejado la música?

Hay una variedad, pero el hecho de trabajar en grupo con las mismas personas y llevarse bien durante tantos años me ha dejado mucho. La tolerancia es algo que he tenido que aprender, principalmente porque me gustan las cosas para ya, pero con el tiempo lo he podido sobrellevar.

¿Qué es lo que más te gusta de su trabajo?

Cada toque o concierto puede variar, desde pequeños locales como Café Noisette y Boston Bakery hasta teatros grandes con sonidos importantes. El repertorio varía porque en los clubes tratamos de hacer música que sea liviana y llevadera que la gente conozca y, en los teatro buscamos explorar un poco más con otros sonidos.

¿Qué desafíos has tenido que enfrentar a lo largo de tu carrera?

El haber cantado obras como “La Pasión según San Marcos”, “Oceana”, “Tenebrae” que son piezas del compositor argentino, Osvaldo Golijov, diría que ha sido una de las cosas más complicadas en mi carrera. Estas son piezas de música clásica pero que necesitaban un toque de naturalidad y él quería que sonara como yo sueno.

Me ha costado porque es una disciplina distinta, hay que estudiar la música con más detenimiento.

Desde tu perspectiva, ¿qué cosas han cambiado en la industria musical en el país?

Los músicos están mejor preparados, la nueva generación tiene una mejor formación musical que en mis tiempos, ahora hay personas que tocan instrumentos clásicos y se han prestado a tocar música popular y gracias a esto se ha ido escalando.

Por dar un ejemplo, Gaêlica es un grupo de músicos virtuosos que tienen una mezcla de música clásica y tocan instrumentos populares como la gaita. Es interesante como utilizan un instrumento popular de música folklórica y ver como lo adaptaron para crear temas originales.

¿Cuéntanos cómo ha sido la experiencia de trabajar con grandes artistas nacionales como Franco De Vita, Frank Quintero e Ilan Chester?

Yo empecé a trabajar en la empresa Fonotalento en los años 80, para ese entonces ellos estaban buscando talentos. En esa compañía llegamos Franco, Ilan y otros artistas. Yo en ese entonces era parte de ese grupo de artista que se busco. Tome la decisión de retirarme y, Álvaro Falcón, que era uno de los productores lo asignaron para producir a Franco De Vita.

Suena raro que lo cuente, pero Franco De Vita fue contratado inicialmente para hacer canciones para mi persona, pero como me retire del proyecto sugerí que aprovecharán a Franco que es un gran compositor y artista. Más adelante Álvaro lo produjo y me ofreció el puesto para ser coro en sus canciones.

Me acuerdo que Franco me decía “Pero tú estás loca, si a ti te quieren lanzar como solista como tú vas a ser mi coro” (risas). Para ese entonces era lo que yo necesitaba, además que no me gustaba estar en el centro de atención, yo era una persona más tímida.

 ¿Qué cree que pudo haber pasado si hubiese empezado una carrera como solista?

Siento que todavía estaba buscando ese artista interior. Me daba miedo la exposición a pesar de que ahora canto con miles de personas y no me da nervios. No tengo miedo cuando me estudio las piezas pero… no se que pasó, creo que lo que pudo haber cambiado es que mi carrera como artista pudo haber sido más fructífera a nivel económico, pero quien sabe.

Pero no me arrepiento del camino que tome, si no fuera así nunca hubiese podido tocar en el Sydney Opera House y en el Carnegie Hall; he cantado en lugares que todo el mundo sueña, a ser sincera es una sensación extraña. Si me hubiese lanzado como solista aquí en Venezuela no tendría la oportunidad de estudiar la música más a fondo y seguir aprendiendo.

Ahora en octubre voy hacer una obra clásica que se llama “Falling Out of Time”, de la autoría de Osvaldo Golijov con el Ensamble de Silkroad de Yo-Yo Ma; este violonchelista creó un grupo con músicos de todas las partes del mundo y, voy a tener la oportunidad de cantar con artistas de gran renombre.

¿Cuéntanos como es el proceso creativo para realizar un tributo (Janis Joplin, Aldemaro Romero). Es decir, se puede experimentar con la música o se va estrictamente con el género del artista?

En el caso de Janis Joplin, que es una voz muy conocida no se trata imitarla, es cantar las canciones que ella cantaba pero usando mis sonidos. Se trata de mantener el espíritu que ellos hacían pero usando mis propias melodías, buscando que las personas sientan ese contacto con la música que ella hizo.

No es imitar ni copiar, es traer a la escena ese espíritu del artista.

A su juicio, ¿cuál es la clave del éxito?

Uno tiene que vivir y aceptar los retos, no existe una fórmula, la vida tiene diferentes caminos. El éxito es ir caminando y disfrutar del momento cuando se crea la música, ya que la misma viene de momentos importantes. La realidad es que no hay un camino exacto que garantice el éxito.

SIMILAR ARTICLES

No hay comentarios

Leave a Reply