La imagen de esta semana data del año 1900 y muestra la Catedral de Funchal, o como se le llama en la capital de la Isla de Madeira, el Se do Funchal o Sé Catedral de Nossa Senhora da Assunção. Cabe recordar que, es uno de los pocos edificios que pudo sobrevivir a la colonización portuguesa. Incluso, está prácticamente igual desde el tiempo de su fundación y posee una fachada sencilla.

Alrededor de 1590, el Rey Manuel I de Portugal mandó al arquitecto Pêro Anes a Madeira para que trabajara en el diseño de la Catedral de Funchal, cuya edificación finalizó en 1514. Aunado a eso, el remate de la torre y algunos detalles más fueron culminados entre los años 1517 y 1518. No obstante en 1508, ya se celebraban misas ahí, cuando Funchal fue elevado a la categoría de ciudad.

Cabe destacar que, el Rey la mandó a construirla para sustituir la Iglesia de Nuestra Señora Do Calhau (primera parroquia de la isla), que resultó pequeña para albergar a tantos fieles, la Iglesia Grande, como fue entonces denominada, ocupó un área del centro histórico entonces conocida como Largo do Duque.

En la catedral destacan los asientos del ábside que exhiben santos, profetas y apóstoles en trajes del siglo XVI. En los detalles decorativos de los asientos y apoyos para los brazos pueden verse aspectos de la vida de Madeira, como por ejemplo un querubín transportando un manojo de plátanos y otro cargando un odre lleno de vino. La iglesia posee una excepcional cruz procesional, ofrecida por el rey Manuel I. La misma es de plata y es considerada una de las obras maestras de la orfebrería manuelina portuguesa.

La catedral está diseñada en un estilo gótico y tiene tres naves. El techo de la catedral cuenta con un diseño de inspiración mudéjar y es de madera de cedro. Los muros exteriores son de piedra de Cabo Girão. Asimismo, contiene una cruz procesional de plata, donado por el rey Manuel I de Portugal, considerada una de las obras maestras de la orfebrería de Manuelino Portugal.

Un punto curioso es que hay una estatua del Papa Juan Pablo II se encuentra fuera de la catedral, que se mueve a su posición actual después de que antes de ser instalado en el casco urbano de Funchal junto a la línea de costa. Sumado a eso, su arquidiócesis es el Patriarcado de Lisboa; su diócesis, es el de Funchal; su Arzobispo es Manuel Clemente y su Obispo, Antonio José Cavaco Carrilho.

Se recomienda llevar prismáticos para poder apreciar los detalles del techo y del retablo. El interior habitualmente permanece oscuro, si se quiere ver iluminado hay que asistir a una misa. La vida social se desarrolla en los cafés situados alrededor de la catedral. Siendo punto de encuentro para los que trabajan en la zona del centro.

NO COMMENTS

Leave a Reply