En Buenas manos

0 192

María Cecilia Teixeira tiene más de 20 años apoyando a los sacerdotes y a los feligreses de la Catedral de Caracas

Delia Meneses

Con su blusa blanca inmaculada cerrada hasta el cuello, un crucifijo colgando en el pecho y pantalón marrón oscuro, la figura menuda de María Cecilia Teixeira Ramos se mueve con paso presuroso por las naves de la Catedral de Caracas, el templo más importante de la ciudad.