viagra when healthy viagra sibiu viagra medical necessity tembikai pengganti viagra
Opinión

0 1006

1.- Muchos emigrantes portugueses en Venezuela tienen decenas de años de esfuerzo y trabajo, hipotecados y sin garantía en el extinto BES, en aplicaciones que hoy, dicen fuentes bancarias, están perdidas y/o sin garantías de retorno a sus legítimos propietarios. A ejemplo de lo que ha ocurrido en otras áreas geográficas de emigración portuguesa, los lusos que residen en Venezuela y que se sienten perjudicados en este proceso hicieron una carta que entregaron en la Embajada de Portugal en Caracas y que siguió los debidos trámites para llegar a las entidades superiores de la República Portuguesa, donde debe ser encontrada una solución que garantice el retorno de ahorros que son resultado de muchos años de trabajo; dinero que fue enviado a Portugal cuando todavía el sistema cambiario venezolano permitía ese tipo de operaciones. Eso ahora no es posible, frente a las restricciones cambiarias en vigor.

Pero ese dinero fue ganado en otro tiempo, en que se juntaron herencias en Portugal, por muerte de antepasados, o las ganancias de algunos negocios que se hicieron con inversiones, resultantes de ahorros que permanecieron en bancos portugueses.

La carta que este mes llegó al Gobierno Portugués es un pedido encarecido de quien siente que todo lo perdió y de otros que se sienten engañados por un sistema bancario que no consiguió en tiempo útil entender lo que pasaba con el ex-BES.

Como la esperanza es la última que muere, a estos portugueses les queda esperar algún tiempo más, con la certeza de que el Gobierno de la República Portuguesa no deberá tratar esta cuestión de forma ligera, ni tan poco menospreciar la importancia que estos Ciudadanos tienen en el tejido económico portugués, con repercusión social en algunas tierras del interior del País y las regiones periféricas. Portugal está obligado a encontrar una solución que devuelva lo que para muchos era un depósito con características especiales de inversión y de riesgo controlado.

En las últimas semanas han sido organizadas diversas acciones de protesta en Portugal, por parte de los clientes del ex-BES, quienes ven su dinero evaporarse ante el desmoronamiento del imperio de la familia Espírito Santo. Sus reivindicaciones han tenido una gran cobertura mediática y su causa comienza a ganar apoyo popular, por lo que el asunto ya está siendo visto con otra visión por parte de los reguladores bancarios y del propio Gobierno Portugués. Esperemos que encuentren muy pronto una solución que permita la recuperación de una parte o de todos los capitales invertidos en deuda comercial del ex-BES.

.

2.- El tema de la TAP y su relación con la Comunidad Portuguesa es un eterno debate que, de vez en cuando, vuelve a los periódicos. Todos dan sus razones, justificando opiniones y valorando argumentos. El punto es la disponibilidad de transporte aéreo entre Portugal y Venezuela (y viceversa) en condiciones de confort, seguridad y precio razonable.

Hoy hay razones diferentes ante la enorme deuda del Gobierno Venezolano a las compañías aéreas, que en el caso de TAP influenció negativamente en su ejercicio, como fue revelado esta semana en Lisboa, en una altura en que la compañía necesita ‘pintarse’ bien ante los eventuales interesados en su compra.

Esas razones antes nombradas y la situación económica-financiera de Venezuela, que traban los viajes vacacionales, hace que la TAP haya optado por frecuencias mínimas y reducir las ventas en el mercado de Venezuela, dada la incertidumbre de retorno de divisas.

Por otro lado, hay otra cuestión que ya está solucionada. Se trata del hecho de que la compañía aérea reconoció y corrigió el error de la disparidad de precios que hasta hace poco tiempo se registraban en los vuelos de Venezuela hacia Portugal, en las reservas hechas a través de internet en el sitio web de la compañía.

Aunque la TAP emendó ese error, lo cierto es que hay otro tema poco explicado en lo referente a las tarifas. Las diferencias de precios continúan existiendo cuando un ciudadano en Venezuela pretende comprar un billete en la compañía aérea bandera portuguesa: de Portugal hacia Venezuela, los viajes son siempre más baratos y fáciles de comprar. No es de extrañar que se fugue el tráfico a otras compañías europeas que hacen escalas en Caracas y que, a pesar de muchos problemas que enfrentan, como por ejemplo el tema del mercado cambiario, presentan una mejor estabilidad de precios y no se aprovechan de las anormalidades del mercado para cobrar más a aquellos que, muchas veces, tienen que viajar a Portugal por necesidad.

3.- Dos editoriales portuguesas – la Porto Editora y Editorial Lidel – tuvieron una participación exitosa en la FILVEN, que transcurrió recientemente en Caracas.

Fueron muy visibles las colas de personas en los stands de ambas empresas, quienes pretendían adquirir libros escolares dedicados a la enseñanza de Lengua Portuguesa y Diccionarios del idioma de Camões. Al final de tres días de feria, faltando todavía otros siete días de feria, los materiales estaban agotados. Entre las dos editoriales trajeron a Venezuela 1.300 kilogramos de libros, siendo 1.000 kg de Porto Editora y 300 kg de Editorial Lidel.

Es natural que muchas personas critiquen el hecho de que se agotaran los libros. Sin embargo, hay algunas cosas que debemos considerar y aclarar: primero, debemos agradecer a esas dos editoriales por haber viajado hasta Caracas e invertido en dicho viaje; segundo, debemos tener en cuenta que viajaron con un mínimo conocimiento del mercado, por la falta de iniciativas del género, decidiendo casi con los ojos cerrados las cantidades de libros que traerían. Otra duda existente es que las editoriales no saben cuándo y cómo les pagará el Gobierno de Venezuela, como prometieron, por las ventas en dicha feria.

Por eso, antes de pensar en críticas contundentes, siguiendo el viejo hábito de criticar por criticar, o porque no hay otro tema de conversación… queremos felicitar a la Embajada de Portugal en Caracas y al Instituto Camões, así como a todas aquellas personas que valoraron la representación lusa en la feria venezolana. Incluso, el director del evento reconoció que fue un gran éxito y que las estrellas de este año fueron las editoriales portuguesas.

0 1308

Hablar del “Tercer mundo” es indudablemente referirnos a la incapacidad que han tenido algunos países de lograr el desarrollo básicamente económico.