Curiosidades

0 40

Los trabajos de la Torre de Pisa iniciaron el 9 de agosto de 1173, pero cinco años más tarde y con solo dos plantas construidas, los ingenieros medievales detectaron un grave error de cálculo: los cimientos tenían muy poca profundidad y debido a la inestabilidad del terreno arcilloso, la estructura se inclinaba.