Moda

0 1601

El color negro es un tono neutro que puede llevarse con cualquier cosa y en cualquier circunstancia, todo depende del estilo personal y los accesorios o complementos para combinarla

Ommyra Moreno Suárez

Así como la usual camisa blanca es considerada un básico, su opuesto, la camisa negra, es también una pieza que posee características que inevitablemente la convierten en un elemento imprescindible en cualquier guardarropa.

0 2997

En materia fashionista, las próximas temporadas vienen cargadas de colores y tejidos delicados, acompañados con formas y cortes, hasta ahora, poco convencionales

Ommyra Moreno Suárez

Los colores que acompañarán este 2016, según Pantone, serán Rosa Cuarzo y Azul Serenidad.

0 890

Ommyra Moreno Suárez

La leyenda de la moda ya lo dijo una vez “La moda pasa de moda, el estilo jamás”. Los principios de esta diseñadora se mantienen vigentes hasta ahora como verdaderos mandamientos del fashionismo.

“El lujo debe ser cómodo, de lo contrario no es un lujo”
Chanel recordaba que, tanto de día como de noche, hay que estar cómoda. Tacones bajos, blusas sin mangas con chaquetas, bolsos de correas largas, etc. Todas estas prendas y accesorios fueron adaptadas con el fin de proporcionar comodidad, de manera que los movimientos no se vean afectados.

Mujeres con pantalones
La diseñadora elimina los corsés y los forros, apostando por materiales textiles cómodos y sencillos, lo que permitía que la mujer se sintiera cómoda y pudiera moverse mejor. Los pantalones dejaron de ser algo exclusivo para los hombres y se empezaron a diseñar propuestas para que las mujeres no perdieran su feminidad cuando decidieran dejar en el armario las faldas.

La falda perfecta debe cubrir las rodillas
Mademoiselle Coco consideraba que las rodillas de las mujeres son una parte del cuerpo poco estética, por lo decía que era necesario ocultarlas. Chanel diseñó unas faldas básicas para las mujeres. Estas se caracterizan por ser rectas, firmes e increíblemente elegantes.

Culto al vestido negro
Coco Chanel introdujo el vestido negro en 1926, con la idea de crear un vestido que fuera ideal tanto para el día como para la noche. Elegante y versátil es la definición perfecta. Antes de Chanel el negro era considerado como el color de luto, después de que ella lo utilizara, el color pasó a ser un elegante clásico en el armario de las mujeres.

La moda es como la arquitectura: se trata de una cuestión de proporciones.
Conocer tus proporciones te ayudará a reconocer las prendas que te favorecen de acuerdo a la forma de tu cuerpo.

0 858

Que tus prendas luzcan como el primer día es posible si cuidas la forma en que lavas, planchas y guardas toda tu ropa

Ommyra Moreno Suárez

  1. Lee las etiquetas. No uses la lavadora sin antes tener claro qué puede hacerse y qué no. Si no quieres dañar tu ropa, presta atención a todos los símbolos y consejos que aparecen en el lateral de cada prenda.
  2. Separa al lavar. En la medida de lo posible, trata de lavar en diferentes cargas la ropa negra, la blanca y la de color. Se conservará mucho mejor cada uno de los tonos y evitarás que algo se destiña.
  3. Protege tus prendas. Abrocha los botones, sube los cierres, estira las mangas y vacía los bolsillos antes de dejar las prendas en el armario para impedir que se arruguen o deformen.
  4. Mantén limpio todo tu closet. Si no puedes hacerlo a menudo, aprovecha los cambios de estación para vaciar todo, aspirar y frotar bien cada uno de los estantes.
  5. Si no es estrictamente necesario, no lo laves. Si no has sudado, no te has manchado o es la primera vez que te la pones, simplemente déjala aireándose unas horas. Si no lo haces por ayudar al medio ambiente, al menos hazlo para conservar tus prendas.
  6. Da la vuelta a las prendas. No es necesario, pero sí recomendable para prendas sublimadas o estampadas a la hora de lavarlas. El desgaste puede provocar que se pierda parte del dibujo. ​
  7. Elimina las manchas al momento. Si tratas la mancha al momento, el detergente actuará con mayor facilidad cuando laves la prenda.
  8. Guarda las prendas delicadas en fundas y bolsas herméticas. Las cosas que no utilices a menudo (como los vestidos de fiesta) y las que son de mayor calidad (por ejemplo, prendas de piel) están mejor conservadas en envoltorios plástico que las protejan del roce y el polvo.

0 1172

Ya tienes un estilo personal, pero incluso al mejor estilo debe renovarse. Aquí te damos 5 trucos simples para que tu estilo se mantenga vigente.

Ommyra Moreno Suárez

Descubre qué tan bien te queda tu ropa
Si te alcanzas a ver los calcetines mientras das algunos pasos, tus pantalones están muy cortos. Los pantalones deben tocar la parte de arriba de tus zapatos con un pequeño quiebre en los tobillos. Si hay más de una arruga completa, están demasiado largos.

Sácale provecho al clima
La ropa oscura oculta mucho mejor las gotas de agua y salpicones. Así que si el cielo se nubla, elige unos pantalones azul marino… y no olvides el paraguas.

Juega con tus proporciones
Mezcla artículos para vestir ajustados y sueltos para evitar abultamientos. Intenta ponerte una chaqueta ligera con pantalones ajustados o una franela ajustada con pantalones más sueltos. El contraste de ajustes dará como resultado un estilo sofisticado que no lucirá demasiado descuidado.

Blanquea tus dientes
No tiene que ser costoso. Puedes hacerlo tú mismo: haz una pasta con bicarbonato de sodio (una cucharadita) y agua oxigenada (5 gotas). Aplícalo en tus dientes frontales, espera 15 minutos y cepíllalos.

Resalta tu color natural
Vístete con tonos que acentúen tus colores naturales. Si tus ojos son claros, utiliza camisas que combinen con ellos. ¿Ojos cafés? Elige un color que complemente tu tono de piel. Los tipos de piel más oscura se ven insuperables en blanco y tonos crema. Las pieles bronceadas se ven mejor en azul oscuro, verde oscuro, negro y amarillo.La piel clara se ve bien en cafés, café claro y tonos azules.

0 904

La buena noticia es que lo cómodo está de moda, el paraíso soñado por cualquier chica. Sácale provecho a este momento mágicamente confortable.

Ommyra Moreno Suárez

1. Saca del armario toda la ropa incómoda
No la estás tirando a la basura, solo la quitas de la vista para centrarte en la ropa cómoda que de verdad deseas llevar. El resto no hace más que ocupar espacio en el armario.

2. Déjate seducir por la paleta de colores neutros
De esta manera toda tu ropa combinará entre sí y construirás tus looks formales e informales rápidamente.

3. Haz de la practicidad tu estilo
Si puedes ponerte y quitarte una prenda en tres segundos no dejarás de usarla. Si tardas más, no te la pondrás nunca. Con pantalones de cordones, vestidos sueltos y telas elásticas, no tendrás que preocuparte más por el tiempo de quita y pon.

4. Asegúrate de que puedes lavar a máquina toda tu ropa
En serio, si te compras algo que luego tendrás que llevar a la tintorería, lo usarás hasta que se ensucie y luego estará seis meses en la ropa sucia o acabará accidentalmente en la lavadora y se estropeará. Acabas de pagar una fortuna por algo que no estás usando.

5. Lava tu ropa con agua fría y sécala a baja potencia
Tu ropa durará más y no tendrás que molestarte tan a menudo en comprar prendas nuevas.

6. No pienses en tacones altos
Los zapatos planos, las zapatillas, los tacones bajos y anchos son muy chic, día y noche, trabajo o fin de semana. No necesitas calzarte unos zapatos tacón de aguja para lucir bien, ni tampoco para dejarlos muertos en el armario.

7. Búscate un buen mono
Son cómodos y combinan con casi todo. Tienen la facilidad de un vestido sin el riesgo de enseñarle al mundo tu ropa interior cuando sople una ráfaga de viento.

8. Evita parecer desaliñada con la ropa amplia
Enseñar un poco de piel con prendas amplias es mucho más sexy y confortable que embutirte en un vestido ceñido. Si tienes una blusa enorme, ponte algo corto debajo. Y si llevas algo amplio abajo, combínalo con algo que muestre tus brazos, escote, hombros o espalda.