Salud

0 22

Esta es la conclusión de un reciente estudio realizado por la Northwestern University en Evanston, Illinois, cuyo trabajo expone que las personas que fuman son más propensas a desarrollar dolor de espalda crónico, ya que este hábito reduce la capacidad de resistencia al dolor.