Clubes portugueses celebran a la Virgen do Monte

Clubes portugueses celebran a la Virgen do Monte

0 33

Oscar Sayago

Durante el mes de agosto, las comunidades portuguesas se reúnen para festejar a Nuestra Señora do Monte, todos unidos en familia para brindarle desde cantos hasta distintas peticiones por la familia. El pasado 15 de agosto las comunidades se reunieron en Valencia y Mérida para rendirle tributo a la santa madre.

En primera estancia, la Casa Portuguesa de Mérida festejo a todo folclore las festividades de Nossa Senhora do Monte. Pero, debido a que el club no tiene una sede para realizar las fiestas, se reunieron en una iglesia para presenciar una misa en nombre de la virgen, para más adelante seguir con una procesión.

 Por otra parte, el Centro Social Madeirense realizó una misa el pasado domingo 19 de agosto a las 5:00pm, para rendir tributo a la patrona de Madeira, todo el acto fue auspiciado por el Pbro. Pedro de Freitas, y al para terminar se realizó una procesión.

Debido a la fuerte situación país, el Centro Social Madeirense no pudo realizar la tradicional fiesta que se realiza al finalizar la misa. “No habrá la acostumbrada fiesta con venta de comidas y bebidas debido a la incertidumbre generada por la implementación del proceso de reconversión monetaria en el que las plataformas electrónicas deberán ser reconfiguradas”, comunicado oficial del club.

Nuestra Señora del Monte es la patrona de la ciudad de Funchal, esta fiesta es el arraial de mayor impacto religioso en la Isla de Madeira. Atrae romeros, devotos y público en general. Cuenta con un componente religioso de mucha importancia, y conjuga con una oferta muy grande en materia de cultura popular y de ocio. Usualmente las festividades se realizan el 14 y 15 de julio, pero debido a las circunstancias en el país cada club se adapta para poder realizar las fiestas.

La fiesta comienza el 14 de agosto. En la noche, de ese día, reina la animación, es la gran noche de folia. Miles de personas se separan por el centro de la parroquia, donde nada falta, desde las tradicionales “espetadas” de carne de vaca, a las bebidas regionales de la isla apropiadas a un campamento como éste. A lo largo de toda la noche cantan y bailan, tanto los ritmos más modernos como los más tradicionales. Al día siguiente, 15 de agosto, es el día Santo de Guarda. Después de la misa, gran número de fieles acompañan la procesión, que recorre parte de la parroquia.

NO COMMENTS

Leave a Reply