Comisión Europea y FMI preocupados con perspectivas lusas

0
787
Foto: Cortesía

Los representantes del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea estuvieron esta semana en Lisboa revisando las cuentas públicas. 

El FMI calcula el déficit de Portugal para 2016 en un 3,2%, ocho décimas más que el Gobierno. Hay un agravamiento del saldo estructural primario de 0,8% puntos y la economía va a crecer menos que el año pasado, solo un 1,4%, pero una décima más que en 2017.

El FMI califica de optimista el cálculo del impacto que van a tener las medidas del Gobierno socialista para estimular el consumo privado. Aunque señala que se hicieron muchas cosas en el pasado para salir de la crisis, anuncia que hay que seguir en ese camino pues se mantienen tres grandes lastres en la economía portuguesa: la deuda del sector privado; un sector bancario aún con balances muy débiles y no exento de sorpresas; y unas estructuras rígidas en varios sectores, que dificultan la competencia.

En el caso de Portugal, a falta de presupuesto definitivo, que no estará hasta marzo, la Comisión Europea dice que el déficit público se disparará al 3,4% (4,2% en 2015; el Gobierno prevé el 2,4% para este año), dos décimas por encima de lo que dice el FMI. “Portugal se encuentra en una recuperación económica gradual pero en medio de elevados desequilibrios presupuestarios”, resumen los expertos de la Comisión. Bruselas prevé que la economía portuguesa crezca un 1,6% (el Gobierno decía primero el 2,1%, ahora el 1,9%), dos décimas más que el pronóstico del FMI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here