Consejeros preocupados por los emigrantes que sufren escasez

María de Lourdes de Almeida, consejera electa por Caracas, estuvo presente en el encuentro en representación del país

0
244

El Consejo de las Comunidades Portuguesas (CCP) se reunió en Lisboa entre el 22 y el 24 de septiembre.María de Lourdes de Almeida, consejera electa por Caracas, estuvo presente en representación del país en un encuentro que contó con la presencia de consejeros de Brasil, Estocolmo, Namibia, Francia, Venezuela, Bélgica y Estados Unidos.

En la reunión se abordaron temas como la situación de escasez que viven muchos portugueses en el exterior, así como la crisis que afecta al movimiento asociativo, pero no se dieron a conocer nuevas medidas con relación a estos temas.

La situación en la que viven muchos portugueses y descendientes de portugueses es una de las principales preocupaciones del CCP. El objetivo es hacer que estos ciudadanos necesitados «sean más visibles», y puedan ser objeto de «una mirada más cercana»,  por parte del Estado portugués, dijo el presidente del CCP, Flávio Martins.

«Muchas veces estas personas enfrentan dificultades, pero no van a la oficina consular a decir que necesitan ayuda, terminan uniéndose a las redes de apoyo de los países donde viven», dijo Martins.

Para apoyar a estas personas, las asociaciones de emigrantes juegan un papel decisivo, pero también están atravesando grandes dificultades. Sin arriesgar cifras exactas, este consejero cree que entre el 70% y el 80% de las asociaciones repartidas por el mundo llevan más de seis meses cerradas y que muchas no podrán volver a abrir por la profunda crisis que atraviesan. Una situación que hace aún más difícil ayudar a los portugueses en crisis, dijo.

El diputado José Cesário (PSD), antiguo secretario de Estado de las Comunidades Portuguesas, criticó “la falta de instrumentos de apoyo” o la limitación de los mismos para hacer frente a estas situaciones, alertando también sobre la difícil situación que atraviesan las cerca de 3.000 asociaciones de portugueses en el extranjero.

Paulo Porto (PS) defendió una «mayor proximidad» entre los consejeros y los diputados en el Parlamento, considerando que esto es «fundamental para conocer la situación de la diáspora»

Antes de ser recibido por el Presidente de la República, Martins dijo que estos tres días de encuentro y audiencias al más alto nivel sirvieron para reforzar la importancia de la representación de las comunidades.

Sin embargo, indicó que la posición del CCP sigue siendo luchar por el cambio de tutela. Actualmente el Consejo de las Comunidades Portuguesas está adscrito al Ministerio de los Negocios Extranjeros, pero este órgano consultivo defiende la idea de que su tutela debe estar a cargo de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Por su parte, la Secretaria de Estado de las Comunidades Portuguesas, Berta Nunes, respalda la continuidad del CCP en el Ministerio de los Negocios Extranjeros y garantiza que esta situación no significa que la diáspora sea vista como una cosa externa.

«El Ministerio de Relaciones Exteriores es un ministerio no sectorial, que tiene políticas transversales. Uno de los objetivos de la Secretaría de Estado para las Comunidades Portuguesas es trabajar para que, siempre que se piense en una política para Portugal, se piense en su aplicación en las comunidades”, dijo Berta Nunes.

En cuanto a la modificación de la ley que regula el funcionamiento del CCP, Flávio Martins agradeció la apertura encontrada para tener en cuenta algunas de las propuestas, como la obligación de que el consejo sea escuchado en todos los asuntos relacionados con las comunidades portuguesas.

Sobre el refuerzo del presupuesto del CCP, defendido por este organismo, Berta Nunes dijo que debería haber un “ajuste”, pero que, hasta ahora, no ha habido problemas de financiamiento, incluso hay fondos que no se utilizan en su totalidad.

Según Flávio Martins, este organismo necesita al menos 205.000 euros de presupuesto anual -este año recibió 170.000- para poder realizar las actividades que necesitan las comunidades.

Elecciones pospuestas para 2021

En el encuentro se recordó la primera reunión del CCP que tuvo lugar hace 40 años. Martins considera que éste es el momento de realizar un balance, tomando en cuenta que en 2021 se realizarán las elecciones de consejeros, que estaban previstas para octubre de 2020.

Según Berta Nunes, se están considerando nuevas fechas para las elecciones que tendrán lugar en 2021, muy probablemente después de la presidencia portuguesa de la Unión Europea, que ocurrirá en la primera mitad de 2021.

Flávio Martins insistió en la propuesta del CCP de cambiar el antiguo «bilhete de identidade vitalício» por el «cartão de cidadão», que será facilitado gratuitamente por el Gobierno portugués, ya que sus titulares no están inscritos en el registro electoral automático ni están registrados en la Seguridad Social.

«Será una forma de convertirse en votantes potenciales y tener protección del Estado si vienen a Portugal, ya que estarán registrados en la Seguridad Social», dijo.

Seis meses fuera de Venezuela

Fernando Campos, consejero de las comunidades portuguesas en Venezuela, se encuentra en Chile desde hace seis meses pues las restricciones impuestas por el Covid-19 le impiden regresar a tierras venezolanas. «Salí de Venezuela hace seis meses para asistir a la reunión del Consejo Regional de las Comunidades Portuguesas para América del Sur y Central, que tuvo lugar en São Paulo, y ya no logramos regresar. El día que nos tocaba volver, no nos dejaron, ni a mí ni a otros dos consejeros de Venezuela del área consular de Valencia (Leonel Moniz y Fátima de Pontes se encuentran desde hace medio año en Brasil)». Campos pudo llegar a Chile aprovechando que su hija se encuentra radicada en este país pues no tenía ningún familiar en São Paulo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here