Consulado de Venezuela entrega un promedio de 26 pasaportes por mes

Consulado de Venezuela entrega un promedio de 26 pasaportes por mes

0 347

De 160 solicitudes admitidas por el Saime en 2019, 141 documentos han sido impresos en Caracas y recibidos por el Consulado de Venezuela en Madeira. 95 están en manos de los usuarios, según autoridades

Julio Materano

A la demora consabida en la emisión de pasaportes, un remo roto que arrastra al Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería al acantilado del colapso, el Consulado de Venezuela en Madeira incorpora un nuevo obstáculo, pero esta vez a escala internacional. Se trata de un postulado que no deja de tener un abultado calibre político y que se orquesta desde Miraflores como un dictamen de infamia contra el país: el bloqueo de fondos del Estado en Novo Banco, una pieza de tranca en el tablero económico,  que, según el embajador Félix Méndez Correa, cónsul general en Madeira, deja secuelas en el terreno diplomático y empeña los derechos de algunos ciudadanos.

Los episodios de retrasos protagonizados por el Saime, que levantaron una espesa polvareda entre el último trimestre de 2017 y todo 2018 en Funchal, tienen un nuevo colofón: la incapacidad de Venezuela para hacer uso de las empresas de encomiendas para distribuir los pasaportes impresos en Caracas, denuncia Félix Méndez. El panorama ralentiza aún más un trámite del que depende la permanencia de algunos en Europa.

De las 160 solicitudes de prórrogas y pasaportes admitidas por el Saime durante los primeros seis meses de 2019, 141 documentos fueron impresos en Caracas y recibidos por el consulado en Funchal. Las libretas de viajes, admite el representante de la misión diplomática en la isla, fueron trasladadas en dos valijas diplomáticas por fuerza de lo que califica de asedio. En un primer viaje uno de los funcionarios del Consulado viajó hasta la avenida Baralt, en el centro de Caracas, para retirar 88 pasaportes. Y en una segunda ocasión llegaron 53 a Lisboa.

Los trámites para la autorización de viajes y permiso que ahora se deben planificar desde Caracas, abre el compás en torno a los períodos de entrega, pues el Estado ahora debe aprobar recursos para acreditar y designar a un funcionario para trasladar los documentos hasta Portugal. «Ninguna empresa se atreve a prestarnos servicio de envío», se excusa el embajador, quien se desempeña como cónsul en Madeira y remata con un mensaje institucional. «Estamos comprometidos con los venezolanos para garantizarles sus derechos. Desde nuetra institución trabajamos responsablemente para responder a las peticiones».

De acuerdo con la data aportada por el consulado, enero fue el mes de mayor entrega. Durante ese período se asignaron 38 pasaportes. En febrero el consulado despachó 28 credenciales, mientras los meses de marzo y abril se emitieron 19 y 17 de estos documentos, respectivamente. El segundo mes con mayor rendimiento fue mayo, con 31 libretas y prórrogas impresas. Y en junio, el último mes de la primera mitad de año, se entregaron 27. En promedio, el Consulado en Madeira despachó 26,6 pasaportes por mes, lo cual esboza una relación de casi siete por semana. Ello en una región donde crece el vértigo por los documentos vencidos y la mayoría de los arribos se produce con prórroga, el mecanismo implementado por el Gobierno, por un período inicial de dos años, para alargar la vida útil de los pasaportes vencidos.

Algunos emigrantes, cuyas citas de renovación de residencia en Portugal son un reloj de arena en curso, se dicen atrapados. La falta de material en Caracas y los insondables tiempos de espera, sumados a los costos que implica la obtención de un nuevo pasaporte, se ha convertido, para algunos venezolanos, en otro obstáculo para hacer vida en el extranjero. Algunos incluso han exigido a las autoridades migratorias de Portugal que flexibilicen sus políticas y acepten el documento de identidad vencido para trámites de migración.

La respuesta del Saime está por debajo de la demanda y ello explica por qué algunos pagan hasta 2.000 dólares por un pasaporte. La opacidad del Estado, critican algunos usuarios, multiplica la angustia. «Anteriormente estábamos facultados para imprimir pasaportes de plantilla. Solo nos tomaba media hora. Pero desde el 11 de septiembre de 2001, cuando ocurrió el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York, la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) ordenó sustituir los pasaportes de plantillas por pasaportes biométricos o de lectura mecánica», explica el cónsul. La medida que fue adoptada en 2009 por el Saime se implementó de manera irreversible en 2015, lo cual dejó a los pasaportes de plantilla sin efecto.

El tiempo oficial de espera por una libreta pasó de unas tres semanas a 90 días, en el mejor de los casos. Pero en la práctica la demora es mayor. Hay quienes dicen tener más de cuatro meses de maniobras para lograr una cita en la página web del ente rector en extranjería. La página del Saime funciona con dificultades y los turnos no se asignan de inmediato.

A propósito de ello, el cónsul pide a los usuarios que tramitaron pasaportes esperar por la llamada del consulado. Pues explica que algunos usuarios dan por terminado el proceso cuando reciben una notificación del Saime con un mensaje que asegura que el documento está en la oficina cuando en realidad continúa en Caracas. «Deben esperar por la llamada del consulado. Porque el aviso del Saime es un mensaje encriptado», comenta.

Con mayor demanda

Un trámite que incentiva enérgicamente a portugueses con doble ciudadanía a hacer uso de la nacionalidad venezolana es la homologación de la licencia de conducir. 30% de quienes hacen uso de ese servicio, aseguran las autoridades consulares, residen fuera de Madeira, en países como España e Inglaterra donde la carta de conducción tiene validez. El documento además es un requisito de gran peso a la hora de procurar un empleo. Durante la primera mitad de 2019 fueron emitidas 1.453 homologaciones de licencias, 8% más con respecto al primer semestre de 2018, cuando fueron evacuadas 1.347 cartas de conducir. Durante todo el año pasado fueron tramitados 2.245 documentos de este tipo.

En la actualidad las operaciones del consulado son cobradas en efectivo. Pues, con el bloqueo de cuentas en Novo Banco, les fueron congelados por lo menos 8.000 euros. No hay forma de que se formule una transferencia al banco corresponsal y, en la práctica, ello compromete el pago de los trabajadores de la institución.

NO COMMENTS

Leave a Reply