Costurera redescubre Portugal 54 años después

El programa "Portugal no Coração" seleccionó a Teresa Mendes, quien viajó el pasado 9 de noviembre a su tierra natal junto a otros 14 emigrantes radicados en América

0
1482

Delia Meneses

Teresa Mendes Rocha de Alves cumplió 74 años este 25 de octubre. Sus dos hijos, su hija y su nuera le organizaron una celebración austera para que la fecha no pasara desapercibida. Se reunieron en casa, en el centro de Acarigua, estado Portuguesa, donde hacen vida hace más de cuatro décadas. Prepararon una «hamburguesada» y compraron dos brazos gitanos.

Pero el verdadero regalo de cumpleãnos de Teresa, una emigrante natural de São Vicente, en la isla de Madeira, llegó diez días después: un e-mail del Consulado de Portugal en Valencia con un pasaje aéreo que la llevará a redescubrir su tierra natal, la que dejó hace 54 años, una porción de país prácticamente desconocida para ella.

El boleto de la aerolínea TAP vino a confirmar el correo electrónico que ya había recibido Emilia, la hija de Teresa, el pasado 9 de octubre, donde le informaban que la candidatura de su madre al programa «Portugal no Coração» había sido aprobada.

«La información me llegó vía Whatsapp, gracias al consejero Leonel Moniz. Vi que mi mamá cumplía con los tres requisitos para postularse: era mayor de 65 años, tenía más de 20 años sin ir a Portugal y carece de medios económicos para costear el viaje», dijo Emilia, de profesión Administradora, quien se encargó de todas las gestiones. Llenó los formularios, presentó el pasaporte venezolano y el portugués, además del cartão de cidadão de su mamá, y entregó un informe donde un médico dejó constancia que, más allá de su problema de tiroides, Teresa goza de buena de salud y puede viajar de forma autónoma. La familia agradece los buenos oficios de la Cónsul de Portugal en Valencia.

Teresa Mendes partió el sábado 9 de noviembre desde Maiquetía rumbo a Lisboa en el vuelo de las 6:45 p.m. Su hija Emilia la acompañó al aeropuerto. Un amigo se ofreció a llevarlas en su carro desde Acarigua hasta Vargas, pues ellas no tenían cómo llegar. Un gesto que luce en extremo generoso en un momento en el que los conductores desesperan por la escasez de gasolina.

Ya en Portugal Continental, los 15 emigrantes beneficiados con el programa (todos radicados fuera de Europa) realizan un viaje de turismo que comenzó el 11 y termina el 20 de noviembre. Esta iniciativa es, en todos los casos, la única oportunidad que estas personas tienen para regresar a su tierra natal. En diez días y con todos los gastos pagos conocerán museos modernos y monumentos históricos, probarán los platos y dulces que hacen de la cocina portuguesa una de las mejores del mundo y podrán ver cuánto ha cambiado su patria.

Existe la posibilidad de extender la estadía después del programa si el emigrante tiene familiares o amigos que pueden pagar los gastos de alojamiento. Así lo hará Teresa, que después de Lisboa, viajará a la isla de Madeira para reencontrarse con su hermano, un primo y una comadre.

El gobierno portugués costeó el boleto hasta la isla y su comadre Fernanda la recibirá en el aeropuerto y la llevará a su casa. Con su hermano, quien vive en San Vicente, no se ha podido comunicar. «Él no tiene teléfono inteligente y hacer una llamada internacional para un teléfono local es prácticamente imposible desde Venezuela, además son constantes las fallas de Internet. Con la ayuda de su comadre, mi mamá va a llegar de sorpresa a la casa de su hermano», cuenta Emilia.

Mendes dejó la isla cuando tenía 19 años, en 1965. Un viaje en barco la llevó a Venezuela, la tierra de las oportunidades. Primero llegó a Los Teques, pero luego se residenció en Acarigua, donde ya vivían varios familiares de su esposo. Con más de medio siglo en Venezuela, Madeira es apenas un recuerdo, pero impregnado de mucha saudade. Después de 54 años, pisar nuevamente la isla, será todo un descubrimiento.

Desde que comenzó, en 1996, Portugal no Coração, ha llevado al país ibérico a 840 emigrantes que residen en 25 países fuera de Europa. El programa es promovido por el Ministerio de los Asuntos Exteriores, a través de la oficina del Secretario de Estado de las Comunidades Portuguesas, el Ministerio de Solidaridad, Empleo y Seguridad Social, Fundación Inatel y TAP Portugal.

Falta mayor difusión

Teresa es modista de las buenas. A lo largo de los años ha acumulado una clientela fiel, que atiende con profesionalismo y buena disposición. El día en que se enteró que fue seleccionada para el Programa Portugal no Coração dejó de recibir encargos de sus clientas. En los días siguientes empezó a lavar y acomodar su ropa, aunque con un poco de recelo. Todavía no estaba del todo convencida de que aquel viaje de sueño fuese una realidad. Su hija Emilia la animaba mientras esperaban: «tenga fe, no se desanime». Hasta que el día 5 de octubre le entregó el boleto de avión que llegó vía correo electrónico. Allí comenzó a preparar la maleta.

Su oficio de costurera, el que aprendió en su Madeira natal, fue el mejor regalo que trajo a Venezuela. Confeccionando ropa mantuvo su hogar y sacó adelante a sus cuatro hijos en el momento más duro de su vida: cuando su esposo, que trabajaba manejando gandolas, falleció en un accidente de tránsito. Ya han pasado más de 24 años desde que enviudó.

Sus dos hijas son administradoras y sus dos hijos comerciantes. No conocen Portugal, pero en estos momentos hacen gestiones para obtener la nacionalidad. Portugal no Coração es un puente que conecta a los emigrantes que carecen de recursos económicos con su patria, pero necesita mayor difusión.

«Creo que en Barquisimeto y en la jurisdicción de Valencia no hubo otras postulaciones. En Caracas no sé si llegaron candidatos», comenta Emilia, quien admite que el conocimiento del programa es escaso aunque hay muchos emigrantes en Venezuela que calificarían en el ámbito de los requisitos, pero muchas veces no lo conocen o les falta el apoyo de alguna persona que se encargue de hacer las gestiones.

Teresa regresa el 14 de diciembre a Venezuela, el país que ama y en el que le gustaría permanecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here