Daniela contagia su amor por la vida sana

Daniela contagia su amor por la vida sana

0 149

Delia Meneses 

Si le piden que fría un pescado o unas empanadas asegura que fracasará en el intento. Dice que no sabe usar el aceite pero es experta combinando los vegetales con las proteínas. Sus preparaciones de alimentos al horno, al vapor o salteados, ya le valieron la publicación de un libro digital de recetas. Es Daniela Zambito Nunes, una venezolana con raíces ítalo-lusitanas, que a sus 20 años, es motivo de asombro entre sus amigas y conocidos por su estilo de vida saludable. En el equilibro está la clave, asegura quien se ha convertido en fuente de inspiración, no solo para los miembros de su familia, que gracias a ella comenzaron a comer mejor, sino para muchos de sus seguidores de Instagram que ya son más de 21 mil.

Es una comunidad que disfruta viendo sus rutinas de ejercicio, sus recetas o sus tips para llevar una vida saludable. La mayoría de los contenidos están basados en sus experiencias personales y, aunque aclara que no es nutricionista ni entrenadora, se asesora con dos venezolanos vinculados al mundo del fitness, que aclaran sus dudas y respaldan sus recomendaciones. Lo que más le entusiasma es proponer nuevas opciones de postres y comidas sanas y creativas. Su iBook, que vende online a 8 dólares, ofrece recetas fáciles de preparar y llenas de colorido.

Daniela nació en Maracay, ciudad donde vivió hasta los 16 años cuando su familia tomó la decisión de emigrar a Miami en 2016 para alejarse de la inseguridad y de la crisis socio- económica de Venezuela. A los 18, la lusodescendiente comenzó este camino que la llevó a mejorar su forma física, aumentó su energía y hasta mejoró la calidad de su sueño.

«En mi caso fue un cambio radical, comenzó con la necesidad de hacer algo por mi cuerpo, de moverme más. Hacer ejercicio debe ser una obligación para cualquier persona, al menos 30 minutos al día. Descubrí que lo que comes determina todo, hasta tu humor y tus ganas de trabajar. Desde pequeños comemos muy mal y me asombro porque las madres no saben el veneno que le dan a sus hijos cuando les proveen una dieta alta en frituras y azúcares», comenta Daniela, quien recientemente visitó Madeira, la tierra de su abuela materna, y aprovechó para compartir con sus seguidores los paisajes y la gastronomía de la isla.

Fueron unas vacaciones en las que se permitió algunos excesos para luego retomar su estilo de vida: una hora de ejercicio diario (cardio y pesas, aunque antes también coqueteó con el boxeo) y una alimentación casera, basada en vegetales, proteínas y frutas. «Lo que me anima a seguir es saber que he inspirado a otros a cambiar su rutina. Sobre todo me interesa que las personas de mi edad sientan ese gusto por hacer ejercicio y alimentarse bien. En Miami los índices de obesidad son altos pues las personas consumen muchos productos procesados. En el gimnasio prácticamente no comparto con nadie de mi edad, muy pocos jóvenes se ejercitan. Este estilo de vida exige disciplina pero, a cambio, te da vitalidad, energía y salud.

Daniela trabaja en una tienda de carteras en Miami y dedica sus días libres a producir el contenido que comparte en sus diversas plataformas: un blog, el canal de youtube y su Instagram @danielazambito, donde suele hacer una publicación diaria. En marzo cumple dos años usando las redes sociales no solo para divertirse sino para influenciar a otros y en definitiva como un modo de vida. Su meta es estudiar Nutrición para perfeccionar lo que ha venido aprendiendo empíricamente.

«Me escriben de muchas partes, pero la mayoría de mis seguidores están en Venezuela, algunos países de Latinoamérica, Miami y España».

No hay comentarios

Leave a Reply