“Caixa Geral de Depósitos no abandona a los portugueses en Venezuela”

“Caixa Geral de Depósitos no abandona a los portugueses en Venezuela”

0 512

En una entrevista con el Jornal da Madeira, el representante da Caixa Geral de Depósitos em Caracas garantizó que el banco continuará apoyando a los lusitanos en el país

Agostinho Silva

«No hemos abandonado y no abandonaremos a Venezuela». Con ésta frase dada en entrevista al Jornal da Madeira, José Damas Branco, representante de Caixa Geral de Depósitos en Caracas, ratificó el compromiso de la institución financiera con la comunidad luso-venezolana, agregando que donde existan portugueses, el banco debe estar presente. “Digamos que no es en situaciones difíciles que huiremos y abandonaremos a los portugueses que están allí. El negocio también sigue siendo muy interesante porque es un país con recursos muy altos. Los portugueses que tienen sus negocios allí trabajan y ganan dinero, especialmente en los últimos tiempos en que la economía se ha liberado; es decir, el Gobierno ha dejado de regular los precios y el mercado es quien manda en los precios «explicó.

Damas Branco, quien asegura sentirse como “pez en el agua” en Venezuela, argumenta que CDG busca dar todo el apoyo posible a los emigrantes en términos bancarios. “No tenemos la parte operativa, pero tenemos la parte relacional; no queremos que a nuestros clientes les falte nada. En el aspecto social, tengo una vida mucho más intensa que en Madeira, Azores o Lisboa, donde también he estado. Los inmigrantes son muy fuertes en términos relacionales. Es para liberar el estrés y la presión de la vida cotidiana. A la gente le gusta reunirse, por ejemplo, en el Centro Portugués, que es un centro de elección, pero hay fiestas en los lugares más variados: en Los Teques, en Maracay, en Valencia… Donde haya un inmigrante, especialmente si son de Madeira, hay fiesta!” indicó.

Sobre la dolarización de la economía, el representante de Caixa Geral de Depósitos afirmó que en Venezuela circulan 4 mil millones de dólares en efectivo, fuera del circuito bancario, lo que junto a la liberación de precios ha traído abastecimiento a los supermercados.»Si pensamos que, por ejemplo, hay alrededor de 5 millones de venezolanos que han abandonado el país, y que cada venezolano envía a su familiar que está allí, un promedio de 100 o 200 dólares al mes, entonces inmediatamente concluimos que $ 4 mil millones en billetes ingresan a Venezuela, que luego circulan en el mercado. Hoy en día, vamos al supermercado y vemos que prácticamente hay de todo, como si entraras en un Pingo Doce. Cuando el gobierno regulaba los precios, era evidente que nuestros comerciantes no tenían productos en los anaqueles: estaban en casa porque corrían el peligro de vender más barato del precio pagado por comprarlos. Esto no sucede en este momento. El Estado de Venezuela no interviene en los precios y, por lo tanto, los estantes están llenos. Es evidente que todo lo que se importa es muy caro. Puedo decir que un kilogramo de cerezas cuesta 50 dólares; un kilo de manzanas o peras cuesta 10 dólares. Por supuesto, la gente consume más frutas de Venezuela, que tienen precios más razonables para casi todas las familias” argumentó

Haciendo retrospectiva, el ciudadano de origen lusitano asegura que la inseguridad ha mejorado, aun cuando acepta sigue limitando el libre desarrollo de la vida cotidiana: “Es un país inseguro, sigue siendo inseguro, pero, en el fondo, no hay países seguros hoy en todo el mundo. Está claro que la situación es más complicada, y en este contexto, se han suavizado algunos bordes en términos de seguridad. Siento que Venezuela hoy es más segura que hace un año o dos. Aunque, por supuesto, enfatizo y subrayo que la inseguridad continúa; hay que tener mucho cuidado: no crear rutinas, evitar salir solo a ciertas horas de la noche… Estas son cosas que se mantienen, como en toda América Latina”.

Damas Branco asegura que el Gobierno Venezolano siente un profundo respeto por los portugueses en el país. “Estoy hablando al más alto nivel: Maduro, Delcy Rodríguez, todos dicen que el portugués es muy bienvenido en Venezuela porque es una persona que trabaja. Y, además, tiene otra peculiaridad: los portugueses, los madeirenses, estiman a sus empleados. El salario mínimo es, por ejemplo, 500 mil bolívares, pero los portugueses pueden pagar por encima; es un mínimo, una referencia. Tengo algunas personas que trabajan con portugueses que me dicen que no quieren otros jefes que no sean Madeirenses. He estado en varios países del mundo y cuando decía que era portugués, a veces me despreciaban. Esto incluso ha sucedido en España. En Venezuela, cuando dije que era portugués, casi me pusieron una alfombra roja. Somos muy bien aceptados allí” afirmó el representante de CGD.

Al referirse sobre la comunidad portuguesa en el país, Dama Branco resalta su capacidad trabajadora. “Los portugueses que están allí tienen el buen sentido de dedicarse a sus negocios, dedicarse a ganar dinero y, el dinero que puedan, lo van poniendo en Madeira. De hecho, en Madeira, la gente no se imagina, pero hay mucha inversión de Venezuela, también de Sudáfrica, por supuesto, pero de Venezuela hay mucho dinero que ingresó. Madeira ha crecido mucho, de hecho, debido a las inversiones venezolanas y, por lo tanto, está claro que nuestros comerciantes deben tener cuidado. No es aconsejable ser visto y debe pasar desapercibido. Entonces, está claro que quien tiene su negocio en Venezuela, quien tiene su hogar en Venezuela, su automóvil, hijos y, a veces, nietos, no puede abandonar el país: no tienen otra alternativa, se quedan allí y tienen que quedarse allí porque lo tienen todo ahí. Esta ola de salidas de Venezuela son jóvenes que, en todo el mundo, buscan una vida mejor. Estoy convencido de que muchos de los jóvenes que se fueron, dentro de 15 años, regresarán para ocupar el puesto de sus padres porque tienen negocios allí que son interesantes, venden y ganan. Por otro lado, cuando salen del país, están seguros y siguen ganando dinero. Si no estuvieran seguros, no ganarían tanto. Venezuela tiene otras particularidades, como el tema fiscal. Hay 6% de seguridad social, 24.5% aquí. Es un país que no necesita ingresos fiscales como nosotros. Puedo decir que con 1 centavo, llenas los tanques de gasolina de 2 autos. Esto también es importante para los precios, son mucho más competitivos y las personas gastan mucho menos en gasolina. La televisión, internet y teléfono cuestan alrededor de 3 o 4 euros” es explayó el representante del banco.

En cuanto a la comunidad venezolana en Madeira, José Damas Branco defendió que el portugués que regresa de Venezuela no es un retornado sino un ciudadano con derechos. “Los madeirenses, algunos, están un poco incómodos. Miran al madeirenses que viene de Venezuela como un competidor para crear empleos y, de hecho, hay competencia. Pero todo eso se ajustará. Ya pasé por un fenómeno similar en 1975, estaba en Angola y regresé. ‘Mira, este es un retornado’ me decían. Pero entonces, todo se ajustó. Aquí en Madeira, creo que este ajuste se está haciendo muy rápidamente, porque el Madeirense que estaba en Venezuela es una persona trabajadora, agradable y amigable. Caminamos por la calle y lo notamos. Son trabajadores y creo que en este punto el madeirense ya lo ha reconocido. Él es un competidor, sí, pero es una persona que trabaja y merece lo que tiene» aseveró en nombre de la CGD.

Para finalizar, Damas Branco defendió que Venezuela mejorará: “No será fácil darle la vuelta, pero todo en el mundo va mejorando, por lo tanto, Venezuela tendrá que mejorar. De hecho, ha habido una gran mejora en el último año, por lo que admito que el propio presidente Maduro y los demás pueden tener cierta tendencia a evolucionar, aunque ahora existe este problema de la intervención de los Estados Unidos en Irak que, tal vez, obligará a repensar el ‘modus operandi’ de muchos gobiernos, incluido Nicolás Maduro. Aprovecho la oportunidad para dejar un mensaje de esperanza de que todo mejorará, las cosas no son tan malas como se puede pensar. Cuando estamos allí, la gente tiene algo de alegría; caminan, por supuesto, con su cuidado, pero admito que el país, con los recursos que tiene, puede dar un salto”.

No hay comentarios

Leave a Reply