Dos luso-venezolanas llevan el fado en las venas

Dos luso-venezolanas llevan el fado en las venas

0 248

Iliana Goncalves y Andrea Imaginario son, actualmente, las máximas representantes de éste género musical en tierras venezolanas

Diana De Freitas

El fado es una expresión musical portuguesa que surgió aproximadamente en el año 1838. Está compuesto por rimas melancólicas producidas por el fadista que son acompañadas por las melodías de la viola. A través del fado se narran las vivencias de las personas que habitaron en los barrios humildes de aquella época. El fado es sin duda el canto que conecta a los que están lejos con su pasado inmediatamente, o al menos así lo catalogan aquellos inmigrantes que hoy se encuentran en otro país y recuerdan su pasado con mucha nostalgia.

La máxima representante de esta expresión es Amália Rodrigues, quien popularizó el fado por el resto del mundo representando a Portugal. Dentro de su carrera llegó a ganar un reconocimiento internacional por su espléndida voz, la cual al escucharla genera un estallido sentimental. En vista de que el fado traspasó las fronteras hoy en día  hay muchos propagadores de esta expresión musical por el mundo, adoptando incluso otros géneros e idiomas a estas maravillosas melodías.

Después de casi 200 años, en la actualidad aún existen artistas que se encargan de seguir el legado de Amalia, cantando sus letras con el fin de incentivar a personas a que a través de sus canciones conozcan la cultura portuguesa y asimismo, puedan motivarse a crear nuevos temas para lograr que perdure dentro de las próximas generaciones. En el caso de Venezuela, existen muchos fadistas que, en grandes o pequeños palcos, derrochan talento y transmiten aquello que convirtió al fado en patrimonio mundial inmaterial de la humanidad.

Iliana Goncalves: El fado es conectarte con recuerdos

Dentro de la lista de los artistas actuales vale la pena mencionar a Iliana Goncalves, quien es una luso-descendiente proveniente de la Ilha Da Madeira. Iliana realizó sus estudios de música en la ciudad de Caracas, en los talleres de la fundación Bigott y el en conservatorio de música José Ángel Lamas. Actualmente tiene un trío de música portuguesa que lleva su nombre, en el cual cantan fados y folklore.

 “El fado es un género que relata de una  forma muy artística la manera de ser del portugués, esa nostalgia que te pone triste pero te gusta sentirse así. Es conectarte con recuerdos, instantes, momentos fugaces que puede ser que vuelvan o que lo evoques cuando escuches el fado”

En los inicios de su carrera solo cantaba folklore, tiempo después por influencia de unos amigos se incursionó en el mundo del fado, pues los mismos le regalaron unas grabaciones de Amalia. Tiempo después, por medio de un anuncio que salió en nuestras páginas donde buscaban guitarristas y cantantes decidió aplicar y fue así como logró pertenecer al grupo de fado Carabelhas Das Saudades. Sucesivamente se presentó en un evento que se realizó en el Centro Portugués el cual tenía como objetivo celebrar el aniversario del periódico y desde entonces, el fado forma parte del repertorio de sus presentaciones.

A pesar de que Iliana interpreta otros géneros musicales, alega que con el fado se conecta con sus raíces, haciéndola sentir vinculada al alma lusitana, las poesías, las letras y las músicas que se interpretan en el fado. Además comenta que el fado es un género muy completo, emocional y profundo, del cual se enamoró gracias a sus líneas melódicas.

Como fuente de inspiración escucha temas de los grandes exponentes como Amalia y Maria Teresa de Noronha y también de los más recientes: Mariza, Carminho e inclusive, Monica Deslandes, Ricardo Martins, Antonio Zambujo, entre otros intérpretes que conforman el repertorio de aportes.

Iliana dentro de sus presentaciones le canta al público no solo los fados tradicionales, sino también su perspectiva del género, cantándoles temas que quizás no son tan reconocidos pero que tienen gran significado. Así como también, busca demostrar como Portugal entiende el fado como un género que está en evolución.

Durante sus 18 años de carrera Iliana comenta que se siente orgullosa de ser una agente de divulgación de la cultura portuguesa y lo seguirá haciendo con el fin de cultivarlo en otras generaciones con el fin de que no desaparezca ni dentro, ni fuera de sus fronteras. Es por ello que utilizará próximamente los medios digitales para mostrar su trabajo cultural y así poder llegar a personas que no tengan contacto directo con la cultura.

Andrea Imaginario: El fado aún tiene muchos hijos que dar

Otra divulgadora del fado en Venezuela es la luso-descendiente Andrea Imaginario quien es reconocida por su dulce y versátil voz. Se formó en la Escuela de Música Lino Gallardo bajo la tutela de Mariela Valladares donde obtuvo el título de cantante lírico. Sin embargo, el primer maestro del cual aprendió las primeras notas fue de su padre; Joao Imaginario, quien tocaba fados en eventos y por supuesto, en su hogar.

Andrea asegura que no existe mejor manera de describir el fado que utilizando las palabras de uno de los fados más famosos: “El fado es todo lo que digo y lo que yo no sé decir” (Tudo isto é fado).

Aun siendo hija de portugueses y considerando el género como parte fundamental de su historia e inclusive, de su identidad; Andrea interpreta también otros géneros populares como el bolero y la bossa nova. Es por ello que su manera de interpretar el fado está intervenido por elementos estilísticos de otros géneros.

“Veo al fado como un organismo vivo y fecundo. Aún tiene muchos hijos que dar”

En su repertorio no puede faltar“Homem na cidade”, dicho tema le causa sensibilidad ya que hace mención a la libertad conquistada a fuerza de inteligencia, trabajo y paz ,tal como lo representa la Revolución de los Claveles. Así como tampoco un tema de Dulce Pontes, Carlos do Carmo, Canamé, Carminho, Mariza, Ricardo Ribeiro y Paulo de Carvalho en el género del fado, y en la música hecha en Venezuela, la voz de María Rivas.

Dentro de su producción musical, Andrea alega que su primer disco llamado “Entre dos orillas” es el más significativo para ella, ya que fue el impulso fundamental y el eje que define su alma y trabajo: Venezuela y Portugal en un solo corazón.

Durante sus 12 años de carrera artística, se ha encargado de involucrar el fado en Venezuela y a Venezuela en el fado, pues el  diálogo entre Portugal y Venezuela son la razón de ser de su trabajo. Andrea está muy agradecida con ambas comunidades por el apoyo que le han brindado.

“Todos han sido muy generosos, y solo espero que mi trabajo alcance a ser expresión de comunión viva entre los dos países”

Andrea ha sido una artista comprometida con la difusión del género del fado en el país, pero también con su diálogo con la música venezolana, razón por la cual fue merecedora de un reconocimiento en el año 2014 otorgado por ASOLUDEVEN.

Actualmente se encuentra trabajando en sus propias composiciones musicales en castellano y portugués, así como en un disco para la iglesia católica. Con el fin de continuar con la promoción de su trabajo en Portugal y en la comunidad internacional, Andrea ha firmado con una editora de música en Lisboa, con la cual logró publicar su catálogo en iTunes y Spotify.

NO COMMENTS

Leave a Reply