Dos realidades paralelas se viven en las calles de Venezuela

Dos realidades paralelas se viven en las calles de Venezuela

0 173

Delia Meneses

Una Venezuela partida y con dos presidentes, pero donde todo continúa igual, al menos para el ciudadano común que el pasado jueves 24 de enero, después de la intensa jornada del miércoles, retomó la rutina en un ambiente enrarecido y marcado por la incertidumbre.

José Teixeira da Silva, natural da Ponta de Sol, abrió su negocio de venta de empanadas en Quinta Crespo antes de las 7:00 a.m. como de costumbre. “Aquí ya nada me sorprende, esto solo pasa en Venezuela. Tenemos dos presidentes pero todo está igualito. Colas en los bancos para buscar efectivo, el comercio informal instalado en las aceras, personas gestionando su  pasaporte, y un salario mínimo que apenas alcanza para un cartón de huevos”.

Desde la plaza Bolívar, en el Centro de Caracas, los seguidores de Nicolás Maduro, se referían este jueves con ironía y burla a Juan Guaidó, cabeza del Parlamento, quien se juramentó el pasado 23 de enero como Presidente Encargado de Venezuela ante una multitudinaria concentración de partidarios de la oposición. “Parece un chiste, un señor autoproclamándose presidente”, decía Evaristo Contreras.

Hoy se viven dos realidades paralelas en Venezuela. “Podrá haber dos presidentes, se podrá discutir sobre la legitimidad o ilegitimidad de uno u otro y será cuestión de ideología tomar posición”, plantea el politólogo Ángel Liendo.

Los medios estatales ignoraron a Guaidó y a sus simpatizantes que participaron en las manifestaciones callejeras. Las marchas opositoras fueron reprimidas por cuerpos de seguridad en varios lugares del país, dejando un saldo provisorio de 17 asesinados y 152 arrestados. Este 23 de enero se realizaron concentraciones en 53 ciudades de Venezuela y 200 ciudades del mundo.

La oposición venezolana, que ha estado fuertemente dividida en los últimos años, se ha unido de nuevo en torno a la figura de Guaidó. “Maduro tiene que irse, es así de sencillo. La gente se muere a diario en Venezuela. Nosotros habíamos perdido la fe”, dijo María Amelia da Silva, de 54 años, quien acompañó la marcha opositora. “Este líder joven surgió y se convirtió en nuestra mayor esperanza”, dice esta portuguesa que ya vio partir a sus tres hijos a España, Portugal y Argentina en los últimos tres años.

Mientras algunos sienten la esperanza en el aire y la sensación de que por primera vez hay una solución a la vista, para otros domina la incertidumbre. Varias facultades de la Universidad Central de Venezuela anunciaron la suspensión de sus actividades durante eljueves y viernes y muchos colegios se quedaron con los salones vacíos.

Noche larga en los barrios

Para los que viven en barriadas, como Angelo Rangel, vecino de El Cementerio, la noche fue larga y marcada por el horror. “Bajó gente violenta a la avenida principal. Saquearon licorerías y peluquerías, eso no es hambre sino vandalismo. Hoy se espera que esas personas vuelvan por lo que el ambiente está bastante tenso. Ayer se escucharon muchos disparos y El Cementerio se presta mucho para el saqueo por la cantidad de comercios que tiene”.

Pasadas las 11:30 de la noche del 23 de enero, las calles adyacentes al Palacio de Miraflores estaban casi totalmente vacías, pese a que horas antes el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, convocó una “vigilia” frente a la casa presidencial para apoyar a Nicolás Maduro frente a un presunto “intento de golpe de Estado” gestado por la oposición.

Las calles desoladas en los alrededores de Miraflores contrastaban con los disturbios que tuvieron lugar en zonas populares como San Agustín, La Vega, Antímano, Petare, Catia, El Valle, 23 de Enero, La Morán, San Martín, Avenida Panteón, El Junquito, entre otros. Ya suman cuatro días de protestas en las calles de Caracas y la madrugada de este 24 de enero se produjo la detonación de dos granadas por parte de grupos irregulares, además de carros incendiados, destrozos a instalaciones del Metro de Caracas. “Sentimos mucho miedo. En Los Jardines de El Valle se escucharon disparos porque intentaron saquear la carnicería de la calle 7 y otros negocios”, cuenta Carolina de Nóbrega, vecina del sector.

En la Vega, una manifestación que comenzó en la tarde derivó en un saqueo, específicamente en el Centro Comercial Colonial, en donde se vieron afectados varios negocios, principalmente el supermercado Día Día, el cual fue saqueado por los habitantes de la zona.

El alto mando militar, encabezado por Padrino López, dijo el jueves que garantizarán la paz ciudadana y la operatividad de las instituciones del Estado, reconociendo a Nicolás Maduro como su comandante en jefe. “Se pretende instaurar un gobierno paralelo en Venezuela y esto es muy peligroso. Nosotros estamos aquí para evitar todo trance y enfrentamiento entre venezolanos, una guerra civil, no apostamos a la guerra», aseguró el Ministro de la Defensa.

El politólogo Ángel Liendo resalta que la oposición debe estar enfocada en acumular fuerzas por la vía democrática.

NO COMMENTS

Leave a Reply