«Emigrar es diferente a un viaje de vacaciones»

«Emigrar es diferente a un viaje de vacaciones»

0 3049

Marisol trabaja en una renombrada firma de arquitectura y ha participado en proyectos novedosos que le han dejado muchas satisfacciones. Sin embargo, está consciente de que, dadas las condiciones, los desarrollos innovadores son cada vez menores. Es por esto que, junto con su esposo, está considerando emigrar a un lugar donde haya más oportunidades de crecimiento personal y profesional.

Emigrar como estudiante es una de las maneras más sencillas de abandonar tu terruño. Sin la preocupación inicial de contar con un empleo, tienes tiempo para conocer el entorno y el mercado laboral así como establecer conexiones que permitan ubicar ofertas profesionales, de ser posible, antes de culminar tus estudios.

Los profesionales que desean emigrar han de evaluar varios aspectos antes de abandonar su patria, empezando por la revisión de las herramientas internas con las que cuentan. Aquí surgen las primeras preguntas: ¿Qué sabes hacer?, ¿En qué tienes experiencia?, ¿Qué formación técnica tienes? Las respuestas darán forma a tu perfil profesional.

Identifica tus características. Las pondrás a prueba cuando estés en tierras extrañas. ¿Cuál es tu capacidad de adaptación? ¿Cómo te sientes cuando las cosas no marchan de acuerdo a tu planificación?. Si no soportas el frío, piénsalo bien antes de marcharte a Finlandia. La fuerza interior es fundamental para sobrellevar la nostalgia del terruño y persistir en hacerse un espacio en la nación elegida.

Estás al tanto de tus recursos personales y profesionales y surgen más interrogantes: ¿Qué buscas? ¿Cuál es tu objetivo? Esto va de la mano con la elección del país al cual quieres partir. Antes de decidir a donde ir, investiga, únete a grupos en redes sociales donde los inmigrantes cuentan sus experiencias. Conoce el mercado laboral, el marco legal y las costumbres.

Examina tus ahorros y, en función de los precios del lugar elegido, saca la cuenta de cuántos meses aguantarás sin generar ingresos. ¿Puedes irte a buscar empleo? ¿O será mejor tenerlo antes de mudarte?. La lista de inquietudes es extensa. Hay tanto que aprender desde la distancia y, sin embargo, nunca será suficiente. Siempre habrá sorpresas, unas buenas y otras no tanto. ¿Con que cuentas para emigrar?

Articulista de Opinión isabel.idarraga@gmail.com Economista egresada de la Universidad de Carabobo, con Especialización de Economía Empresarial por la Universidad Católica Andrés Bello. Diplomada de e-learning ESAE Online Business School y de tutoría virtual por la Universidad Central de Venezuela. Es experta en finanzas personales, protección patrimonial y seguridad financiera para personas, familias y empresas. Realiza actividad docente y de facilitador en temas relacionados con finanzas personales y emprendimiento. Es columnista de varios medios y colaboradora en la revista Gerente. Forma parte del equipo de Columnistas de opinión del CORREIO da Venezuela desde el año 2012. Apasionada por la fotografía, la música y la lectura.

SIMILAR ARTICLES

0 173

0 52

No hay comentarios

Leave a Reply