Escasez de repuestos y altos costos asfixia al transporte público

Escasez de repuestos y altos costos asfixia al transporte público

0 36

Transportistas lusodescendientes se sienten en el limbo por la imposibilidad de reparar los autobuses de pasajeros

Delia Meneses 

Esta semana, cuando Caracas cumplió 451 años, un panel de expertos abordó la problemática de los servicios públicos en la ciudad.La falta de transporte es quizás el tema más sensible para las personas que muchas veces completan rutas de 10, 15 y 20 kilómetros para llegar a sus trabajos, acudir a una cita médica o resolver alguna urgencia.

Solo en la región capital, de 45 mil unidades que había en 2012, menos de 4.500 están operativas. Y de las 3.500 unidades de rutas largas que conectaban las capitales de Venezuela hace una década, solo permanecen activas unas 700. En el gremio del transporte hay una importante presencia de portugueses y lusodescendientes que sufren las consecuencias de la escasez y los altos costos de cauchos, autopartes y lubricantes.

Miguel Camacho, natural de Funchal, es dueño de cuatro autobuses que cubren la ruta San Antonio-Caracas pero dos están inoperativos por falta de repuestos. “Se hace prácticamente imposible repararlos por los costos y venderlos tampoco es una opción pues nadie quiere comprar un dolor de cabeza. Esto dejó de ser un negocio rentable y muchos transportistas se encuentran en el limbo sin saber qué hacer”.

Fernando Mora, director de la Cámara Venezolana de Empresas de Transporte Interurbano, propone que Pdvsa le venda a los transportistas de forma directa los lubricantes para evitar los vicios que se generan en la cadena de comercialización pues una paila de aceite tiene un costo de 500 millones de bolívares en el mercado negro.  Planteó además la necesidad de que se otorguen dólares Dicom a las empresas de sector para que éstas puedan traer cauchos y repuestos pues los que ha entregado el Gobierno son insuficientes. Las 48 proveedurías instaladas por el Ejecutivo para entregar piezas subsidiadas solo cubren 4% de la demanda nacional.

Rodovías Venezuela, una empresa con tres décadas de servicio que cubría todo el país, está prácticamente en cierre técnico. De cinco terminales que tenía en el país, solo conserva uno en Caracas. Fernando da Silva, gerente de este terminal privado, dice que 90% de las unidades inoperativas están paradas por aceite, baterías o neumáticos. De 30 rutas que tenían ahora solo pueden ofrecer cinco destinos.

En 2007 Venezuela tenía la flota más moderna de Latinoamérica en lo que respecta a unidades para rutas largas. “Se traían de Brasil, el centro de producción más cercano, pero en 2008 suspendieron las licencias de importación y desde entonces la imposibilidad de reponer las flotas de vehículos fue deteriorando cada vez más el sector”, explica Mora. Agregó que en 2012 se prometió incorporar 8 mil vehículos por año al sistema de nacional de transporte para un total de 80 mil en diez años, pero esto nunca se concretó.

Los esfuerzos que hizo el Gobierno al introducir 5.600 unidades Yutong para los sistemas públicos de transporte no han rendido frutos pues de este número, en la actualidad, menos de 1000 están operativas, según cálculos de la Cámara Interurbana.

Otro ejemplo de la crisis se evidencia en una de las líneas más antiguas de Caracas, la que cubre la ruta Propatria- Chacaíto, que opera con solo 55 de sus 180 carros.

NO COMMENTS

Leave a Reply