Espinho

Espinho

0 1667

La imagen de esta semana fue tomada en Espinho, en el año 1911, por el fotógrafo Emilio Biel. En la misma se observa lo que pareciera ser una estación de trenes. En el centro, están dos trenes estacionados; del lado derecho al fondo, unos galpones; del lado izquierdo, un tren aproximándose al lugar y unos galpones.

Espinho es una ciudad perteneciente al Distrito de Aveiro y al Área Metropolitana de Aveiro. Para el 2011, la población de la localidad superaba los 9.500 habitantes y la del Concejo superaba los 30.000. Para la época cuando se sacó la foto, en el municipio vivían 12.000. También es sede de un pequeño distrito urbano, con 21 kilómetros cuadrados de área y limita al norte con Vila Nova de Gaia, al este con Santa María da Feira, al sur con Ovar y al oeste con el Océano Atlántico.

Durante el dominio del Imperio Romano, existía una estructura en una colina que tenía forma circular rodeada por un foso al norte y una naciente y ribera de agua al sur. Esa zona actualmente en la parroquia de Páramos. Eso data para el año 1013.

Doscientos años después, Espinho comenzó a ser utilizada para la pesca debido a que se encuentra muy cerca de la costa. Pero, no ocurría durante todo el año. Gracias a la violencia del mar, los pescadores no se asentaron ni construyeron casas sino que estaban únicamente en los tiempos de la pesca y en el invierno, regresaban a sus casas.

El establecimiento poblacional inició para 1776. Las primeras casas eran hechas de madera con revestidos de tierra, lo que se conoce como palheiros. La transición para las piedras fue muy lenta. Más adelante, muchas de estas casas fueron compradas y a su vez transformadas por familias adineradas, dando origen a la colonia costera de Espinho. En menos de cincuenta años, se convirtió en una de las zonas más atractivas para vivir de Portugal.

La devoción religiosa de los habitantes de la región llevó a construir diversos monumentos regados por la ciudad y sus alrededores, a lo largo de más de doscientos años. Un ejemplo de esto es la Iglesia Matriz dedicada a Nossa Senhora da Ajuda, que fue construida en 1930 y fue un proyecto del arquitecto Adaes Bermudes.

Aunado a eso, se realizan diferentes eventos relevantes: la feria semanal, que es la mayor de Portugal y posiblemente de la Península Ibérica; la Feria Internacional de Animación, el Festival de Música de Espinho, se disputan etapas de los circuitos mundiales de Surf y Voleibol de Playa, entre muchos otros.

Actualmente, es una ciudad moderna, con una importante actividad turística y acoge a millares de visitantes, tanto portugueses como extranjeros. Vale recordar que, es atractiva tanto en invierno como en verano porque las temperaturas no son extremos (la sensación térmica en el primero es de 23 grados centígrados y en el segundo, de 12 grados centígrados). Aunado a eso, es de fácil acceso, ya sea por tren o vehículo y su cercanía al Aeropuerto Francisco Sa Carneiro de Porto.

Egresado como Bachiller del Colegio Fray Luis de León y TSU en Administración del Instituto Universitario de Tecnología Venezuela. Actualmente cursa el décimo trimestre de Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa, siendo coordinador de fútbol del portal informativo “Pantalla Deportiva”. Fue conductor del programa “La Grada” en TNO Radio y formó parte del staff de la web “Huella Deportiva”. Forma parte del equipo de periodistas del CORREIO da Venezuela desde agosto de 2014. Se declara un apasionado por los deportes; gusto que alterna con el cine, el teatro, la música y la lectura, entre otras cosas.

NO COMMENTS

Leave a Reply