«Estar afiliados nos hace más fuertes»

«Estar afiliados nos hace más fuertes»

0 190

En su asamblea, Cavenport hizo un llamado a los nuevos emprendedores a formar parte de esta institución

Delia Meneses

Con la Asamblea Café en la Casa Portuguesa de Valencia, la Cámara de Comercio Venezolana Portuguesa de Industria y Turismo (Cavenport) inauguró su cronograma de actividades del año 2020. Fue una oportunidad para reunir a directivos, empresarios, emprendedores y exponer las alianzas que esta institución logró rescatar dentro de la comunidad en 2019.

Tiago da Silva, presidente de Cavenport, precisó que se trata de convenios en el ramo hotelero, de hospedajes, salones para eventos, reuniones y banquetes y también en el área de seguros. «Durante la asamblea tuvimos a un nuevo afiliado que ese día sorteó entre los asistentes una póliza de viaje por un valor de 30 mil dólares o euros, dependiendo del destino. El ganador fue uno de los antiguos afiliados. Esta acción fue bien recibida por todos los presentes porque son las cosas que los miembros de la Cámara quieren volver a sentir, que hay empresas que forman parte de Cavenport que están pendientes de los afiliados, dándoles su apoyo, su soporte y ofreciéndoles las mejores oportunidades para mejorar y saber sobrellevar la situación del país dentro de sus empresas o emprendimientos».

A la asamblea asistieron Rosa Lemos Tavares, Cónsul de Portugal en Valencia y Francisco Costa, Agregado de Negocios de la Embajada de Portugal, quienes ratificaron el compromiso de la Embajada de Portugal para con la Cámara de Comercio y por ende con todos sus afiliados y en general con los empresarios lusovenezolanos.

Ambos representantes del gobierno portugués insistieron en la necesidad de que la comunidad portuguesa radicada en Venezuela, en especial los del área comercial y empresarial, permanezcan unidos en torno a las cámaras de comercio y asociaciones pues es la única manera de lograr mejoras y cambios. Llamaron a usar los canales regulares para lograr acuerdos con el gobierno venezolano y con el portugués y recordaron que estar afiliados les da mayor respaldo frente a una situación puntual de desastre o en caso de agravarse la situación del país.

Los consejeros de la comunidad portuguesa en Venezuela, en reiteradas oportunidades, han expresado su preocupación por el comportamiento de los empresarios que muchas veces se muestran desleales y apáticos para con sus instituciones. «No son aliados de las cámaras de comercio, se mantienen alejados de estas organizaciones y solo se acercan cuando tienen un problema. No solo es el caso de la Cámara Venezolana Portuguesa, sino también de las asociaciones de la industria panificadora cuyos panaderos le dan la espalda a su organización y eso es muy grave. Las personas tienen que entender que es muy importante que estas instituciones existan y que puedan mediar ante el Gobierno Nacional en todo lo que tenga que ver con las cuestiones económicas que nos afectan: alimentos, transporte, construcción, medicamentos o servicios», asegura el consejero Leonel Moniz.

Fátima De Ponte, vicepresidente de Cavenport, Nelson Vasconcelos, secretario general de Cavenport, Isabel Martins, segunda vicepresidenta de Cavenport, también estuvieron presentes en la Asamblea del Café y reiteraron el compromiso de seguir trabajando por y para sus afiliados.

«El año pasado tuvimos avances modestos pero al mismo tiempo grandes, debido a las vicisitudes que vivimos en el país. Para finales de marzo estaba previsto realizar otra asamblea, esta vez para informar y formar a nuestros afiliados sobre temas de actualidad en el área fiscal, jurídica, de exportacion y de aranceles. Pero en estos momento este evento depende de cómo se desarrollen los acontecimientos por la situación mundial del coronavirus. Ya tenemos los ponentes apenas faltaba definir si la sede sería el Hotel Hesperia o la Asociación de Ejecutivos».

Que estar afiliados los hace más fuertes es la certeza que anima a Tiago de Da Silva a seguir apostando por Cavenport a pesar de la situación económica y social del país. «La crisis eléctrica y la falta de combustible se han agravado. La capital del país, que hasta ahora no se había visto perjudicada por la falta de gasolina, está empezando a tener colas de dos horas para abastecer los tanques de los vehículos. Los caraqueños están empezando a sentir lo que siente cualquier ciudadano que vive en otra región del país».

Con un patrimonio de 230 aliados, Cavenport aspira rescatar la confianza entre sus miembros para mantener a los portugueses, en su mayoría hijos de emigrantes, de puertas abiertas en Caracas, Altos Mirandinos, Maracay y Barquisimeto, las ciudades donde hacen vida buena parte de sus afiliados. «Si algo tiene el portugués es que se quiere levantar contra las adversidades».

No hay comentarios

Leave a Reply