Estarreja: “Contamos con los mecanismos necesarios para recibir a los estudiantes venezolanos”

Estarreja: “Contamos con los mecanismos necesarios para recibir a los estudiantes venezolanos”

0 192

Con la llegada de las familias venezolanas a esta región, los centros educativos han tenido que prepararse y activar los protocolos correspondientes

Ommyra Moreno Suárez

El municipio de Estarreja, en el distrito de Aveiro, se ha convertido en una comunidad donde el acento y la gastronomía criolla no pasan desapercibidos. Con la llegada de las familias venezolanas a esta región, los centros educativos han tenido que prepararse y activar los protocolos correspondientes para recibir a los estudiantes luso venezolanos. “El Agrupamento de Escolas de Estarreja cuenta con los mecanismos necesarios para recibir a los estudiantes provenientes de Venezuela. Hemos sido instruidos con respecto a los protocolos que debemos seguir en estos casos. Una familia que regresa de Venezuela se dirige a la escuela e inscribe al alumno con los documentos que trae de Venezuela, debidamente autenticados, y, a partir de ahí, se hace la equivalencia del alumno en el año que va a cursar”, dijo Edgar Dias, subdirector de la escuela de Estarreja en declaraciones al CORREIO.

Entre las dificultades para inscribir a los alumnos, la directiva afirma que el tiempo de espera para obtener los documentos ha sido un obstáculo que retrasa, en muchos de los casos, el proceso administrativo para la colocación de los estudiantes en su respectivo ciclo de escolaridad. “Hemos notado una demora exagerada en la obtención de documentos en Venezuela. Son documentos que nosotros exigimos acá y cuya demora repercute en la entrada efectiva del alumno en la escuela. En principio, confiamos en la buena fe de los padres y los aceptamos con los documentos que traen en español, luego de ser verificados por nosotros. Aunque en ningún caso rechazamos al alumno, lo único que podemos hacer es aceptarlo bajo la modalidad de matrícula condicional hasta que lleguen los documentos solicitados”, comentó Dias.

A partir del periodo académico 2017-2018, la institución observó un aumento significativo en el número de luso venezolanos y comenzó a desarrollar diversos mecanismos para acompañar a estos estudiantes en su proceso de adaptación al sistema educativo portugués. “Los recibimos en la dirección y luego viene una etapa donde intentamos integrar al alumno lo más posible. En una primera fase, mostrándole las instalaciones y el funcionamiento de la escuela. También, les explicamos que deben realizar un examen de competencia lingüística para diagnosticar cuáles son las dificultades en el dominio de la lengua portuguesa.  Normalmente, los alumnos provenientes de Venezuela llegan con un nivel básico –intermedio, correspondiente al A1, A2 o B1. En estos casos, se ofrecen apoyos para que los alumnos consigan prepararse con aulas extras para poder nivelarse con sus compañeros nativos. Hemos notado poco dominio de la lengua portuguesa. Aunque provienen de familias de origen portugués, nos damos cuenta que la lengua no es practicada en casa y eso les ocasiona dificultades cuando vienen para acá”, destacó.

Actualmente, el Agrupamento de Escolas de Estarreja, constituido por un total de siete escuelas que cubren los diferentes niveles de educación, desde preescolar hasta secundaria, matriculó para el actual periodo académico 2019-2020 un total de 25 alumnos luso venezolanos en el primer ciclo de educación primaria; 13 alumnos en el segundo ciclo de educación primaria, 12 en el tercer ciclo de educación básica y 10 en la escuela secundaria. “Este año implementamos un plan de recepción e integración para este tipo de alumnos, conformado por un profesor, que domine el español, dos o tres alumnos que hayan venido de Venezuela y dos o tres alumnos nativos portugueses. Este grupo se encarga de recibir a este alumno e integrarlo en la escuela. Almuerzan con él en la cantina, le explican las reglas de la escuela y cuáles son sus derechos y deberes como estudiante. De esta forma, esperamos que estas iniciativas favorezcan una mejor integración de los alumnos. No son excluidos, pero ellos de forma espontánea tienen la tendencia a juntarse con sus coterráneos. Por eso, aconsejamos que hagan un esfuerzo para integrarse a los otros colegas que no son venezolanos porque así son obligados a practicar la lengua portuguesa”, aseguró.

En algunos casos, el proceso de integración es más fácil y efectivo, pero en otros resulta en complicaciones para los estudiantes que no logran adaptarse a las exigencias del nuevo sistema. “Hemos visto alumnos que se logran integrar perfectamente. La escuela es dinámica y realiza espectáculos y actividades extracurriculares en las que hemos visto la participación de estudiantes de origen venezolano. Por otro lado, el nivel de educación es más exigente en Portugal y resulta difícil para ellos, sobre todo en materias como matemática, física y química. Se desaniman porque no consiguen obtener las mismas notas que conseguían en Venezuela y eso, en algunos de los casos, representa para los alumnos una situación frustrante y quieren regresar porque obviamente están fuera de su zona de comodidad y, aunque nosotros como escuela intentamos disminuir eso, siempre va a ser un factor presente. Queremos que estos alumnos se formen a nivel profesional y que se puedan integrar en nuestra sociedad con éxito, que es lo que queremos para todos nuestros estudiantes. Todos los años tenemos profesores destinados a la cátedra de portugués lengua no materna porque ya estamos contando con que cada año se van a matricular nuevos alumnos con estas características”, explicó.

No hay comentarios

Leave a Reply