Estudiantes y profesionales de la UCV alzaron su voz el 25 de...

Estudiantes y profesionales de la UCV alzaron su voz el 25 de abril

0 262

Bioanalistas y alumnos se congregaron en las instalaciones de la casa de estudio para expresar sus quejas en el marco de la conmemoración de la Revolución de los Claveles

Oscar Sayago/con Efecto Cocuyo

El pasado miércoles 25 de abril, día que se celebró la “Revolución de los Claveles”, estudiantes y bioanalistas de la Universidad Central de Venezuela se reunieron junto a la estatua de Rafael Rangel, padre del bioanálisis en el país, para expresar su descontento ante la situación actual, y al mismo tiempo a exigir a los entes calificados la dotación de insumos y sueldos.

Con consignas y pancartas, el gremio reunido se dio la tarea de hacerse escuchar ante la comunidad. La estudiante Ariana Hernández afirma que su carrera por vocación es ser bioanalista, paro se “desanima cada vez que entra al laboratorio y ve que no hay reactivos”.

Además del cuerpo docente de la universidad, estudiantes expresaron su indignación ante la situación, ya que muchos de sus compañeros se han tenido que retirar de la carrera por la situación país que se vive. “A mí me encanta mi carrera. Yo quiero servir como bioanalista a mí país y no tener que ejercer afuera”, aseguró el joven estudiante del tercer semestre de Bioanálisis.

Por otra parte, Débora Oliveira lamenta la situación actual en la que vive Venezuela, afirmando que el entorno se encuentra en una posición grave, ya que no solamente son los estudiantes que están abandonando el país sino también los profesores. “Yo estoy en el noveno semestre de Bioanálisis. En el semestre anterior éramos unos 500 estudiantes y ahora somos 250. Hubo una deserción de 40% en mi clase”.

Por los momentos se encuentra siete escuelas de Bioanálisis en todo el territorio nacional, pero tres se encuentran en cierre técnico por la falta de reactivos: la de la Universidad de los Andes, la de la Universidad del Zulia y la de la Universidad de Carabobo. La UCV no se ha paralizado porque cuenta con la solidaridad de muchos en la comunidad universitaria.

La profesora y directora de la Escuela de Bioanálisis de la UCV, Fátima Garcés, explicó un poco del porque la universidad no se encuentra en la misma situación que otros entes educativos. “Nosotros tenemos egresados de la escuela que nos han apoyado con la dotación de insumos. También hay laboratorios pequeños que han cerrado por la situación y que nos donaron sus reactivos para poder hacer las prácticas con los estudiantes”.

La profesora Garcés ve con preocupación las vacantes y los pupitres vacíos que va dejando la crisis. Sin embargo, asegura que la escuela no se detiene a pesar de la adversidad. “La deserción en la escuela es de aproximadamente 20%. Muchos de estos estudiantes viven en las ciudades dormitorios y les cuesta movilizarse. La universidad da una beca de Bs. 40 mil y un pasaje para venir hasta acá les sale entre Bs. 20 mil y Bs. 30 mil”, dijo. Agregó que también hay deserción de profesores y que ésta se sitúa en alrededor de 15%.

NO COMMENTS

Leave a Reply