La llegada de un hijo a un matrimonio siempre es una bendición. Y así fue como lo tomó la pareja Pereira Gomes con la llegada de su primogénita Sandra, mientras se encontraban en Espinho, Portugal, sin imaginarse que meses más tarde comenzaría uno de los viajes más aventureros de sus vidas.

NO COMMENTS

Leave a Reply