Gobierno pide «confinamiento cívico» en 121 municipios

0
307

El Gobierno de Portugal pidió el confinamiento cívico al 70% de su población a partir del 4 de noviembre, luego de una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros. Las medidas propuestas por el Gobierno están dirigidas a los municipios con más de 240 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, que actualmente alcanza 121 localidades. La lista de zonas restringidas será actualizada cada 15 días.

Las autoridades recomiendan a los 7,1 millones de ciudadanos que residen en estos municipios, salir de casa sólo para actividades imprescindibles como trabajar, ir a escuelas, hacer compras, asistir a personas mayores o hacer ejercicio al aire libre. El teletrabajo será obligatorio, mientras que los establecimientos comerciales y restaurantes deberán cerrar como máximo a las 10:00p.m. y las 10:30p.m., respectivamente.

Los eventos y celebraciones quedan limitados a cinco personas, excepto reuniones de personas del mismo núcleo familiar.

«El mes de noviembre va a ser muy duro», afirmó el primer ministro António Costa, en rueda de prensa tras el Consejo, explicando que solicitará una audiencia al presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, para abordar una eventual declaración del estado de emergencia en los municipios con riesgo elevado.

Las restricciones llegan en un momento en el que la curva de contagios alcanza su pico máximo, registrándose el viernes récord de infecciones (4.656 casos), de muertes diarias (40) y de pacientes internados en unidades de cuidados intensivos (275).

«Si no hacemos nada, esta subida nos conducirá a una situación de presión insostenible en el Sistema Nacional de Salud», dijo el primer ministro, insistiendo en que el Gobierno prima el «equilibrio entre la máxima eficacia en el control de la pandemia y la mínima perturbación en la vida de los ciudadanos», motivo por el cual apeló a la responsabilidad individual de los portugueses: «Todo depende de nosotros. Sabemos que podemos confiar en los sanitarios, pero tenemos que saber también que tenemos el deber de ayudarlos».

Entre las medidas analizadas, Costa confirmó que se estudió el toque de queda y un confinamiento general a principios de diciembre -para controlar la situación antes de Navidad-, pero explicó que para poner en práctica esas restricciones sería necesario declarar el estado de emergencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here