Hacer tortas criollas en el seno de Madeira

Una luso descendiente y un venezolano apuestan a la repostería en la localidad de Funchal para ganarse la vida

0
4422

Ivetti De Abreu y Zaquiel Trujillo son todo un suceso en la isla de Madeira. Desde que emigraron en mayo de 2002, trabajaron arduamente para consolidar un sueño que poco a poco se convirtió en un gran proyecto con vida propia. Y es que la creatividad que demuestran en cada una de las tortas que elaboran, captan la atención de propios y extraños.

Ivetti, de padres madeirenses provenientes de Ribeira Brava y nacida el 17 de febrero de 1972; y Zaquiel, venezolano nacido el 08 de abril de 1974, emigraron luego de contraer matrimonio con la esperanza de emprender una nueva vida. “La emigración es difícil porque dejamos atrás nuestra familia y amigos. Todavía sigue siendo difícil, pues estamos solos aquí y nos duele estar lejos de nuestra amada Venezuela” sentenció.

El proyecto de las tortas inició en 2010. “Ese año, con el desastre natural ocurrido el 20 de Febrero en la isla, nuestro restaurante «Oasis Café» dentro del Anadia Shopping, quedó cerrado por obras. Lo perdimos casi todo. Yo estaba desempleada, justamente porque el offshore en Madeira estaba teniendo una reformulación de nuevas reglas y la gran mayoría de las empresas decidió salir de esta plaza y trasladarse a otras en diferentes países de Europa. Como venía el cumpleaños de mis hijos, mi esposo y yo nos aventuramos a hacer las tortas y las decoraciones” explicó De Abreu, quien previamente había realizado sus equivalencias y trabajó como contador en varias empresas de la Zona Franca da Madeira.

La semilla estaba echada. “Vimos, en la fabricación de tortas, una manera de relajarnos y dar alegría a nuestros amigos. Poco a poco vimos que podíamos abrir campo en un mercado que hasta el momento era inédito en Madeira. Así que apostamos a la formación con reconocidos cake designers internacionales, entre los cuales estaban Debbie Brown, Carlos Linchetti, Zoe Clark y Natalia da Silva, entre otros” narró la analista financiera.

El 2013 significó el año del lanzamiento oficial de “4cakes”. Con un nuevo logo y apostando a publicidad y parcerias com grandes empresas, poco a poco la marca se hizo presente en varias ferias madeirenses como Funchal Noivos, ExpoMadeira, ExpoCake y Expo Baby. La isla entera pudo conocer el proyecto en varias entrevistas de televisión y radio, como por ejemplo en el Aniversario de RTP Madeira; el Aniversario del Diario de Noticias; el Programa Atlantida; y el Programa Madeira Viva.

Este oficio, que ya se consolidó como una empresa familiar bajo el nombre de “4cakes”, se dedica exclusivamente a la parte comestible de una fiesta: tortas, tortas estructuradas, towercake, cupcakes, popcakes y bombonería, entre tantas otras opciones. “Principalmente apostamos a las tortas estructuradas, donde la imaginación es el límite. El éxito del proyecto se debe, además de tener el mejor sabor del mercado, porque los clientes obtendrán la mejor torta adecuada al estilo y necesidades de cada evento” explicó esta luso venezolana que ha hecho de este oficio, su gran pasión.

“Llevamos a Venezuela en nuestro corazón y conservamos nuestras raíces: Nuestros hijos hablan los dos idiomas, hacemos los típicos dulces tradicionales y el 24 de diciembre lo que figura en nuestra mesa es el típico plato venezolano. Sin embargo, nos hace falta nuestra gente y el carisma de nuestra tierra. No perdemos la esperanza de algún día regresar” finalizó Ivetti, invitando a los criollos radicados en Madeira a que visiten su restaurante “Oasis Café”, en el Centro Comercial Anadia Shopping de Funchal, en donde cuentan con una exposición de su trabajo.

Artículo anteriorLa Academia del Bacalao de Valencia hizo tertulia en el CSM
Artículo siguienteMonasterio de San Bento de Ave María
Editor - Jefe de Redacción / Periodista sferreira@correiodevenezuela.com Egresado de la Universidad Católica Andrés Bello como Licenciado en Comunicación Social, mención periodismo, con mención honorífica Cum Laude. Inició su formación profesional como redactor de las publicaciones digitales “Factum” y “Business & Management”, además de ser colaborador para la revista “Bowling al día” y el diario El Nacional. Forma parte del equipo del CORREIO da Venezuela desde el año 2009, desempeñándose como periodista, editor, jefe de redacción y coordinador general. El trabajo en nuestro medio lo ha alternado con cursos en Community Management, lo que le ha permitido llevar las cuentas de diferentes empresas. En el año 2012 debutó como diseñador de joyas con su marca Pistacho's Accesorios y un año más tarde creó la Fundación Manos de Esperanza, en pro de la lucha contra el cáncer infantil en Venezuela. En 2013 fungió como director de Comunicaciones del Premio Torbellino Flamenco. Actualmente, además de ser el Editor de nuestro medio y corresponsal del Diário de Notícias da Madeira, también funge como el encargado de las Comunicaciones Culturales de la Asociación Civil Centro Portugués.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here