Incendios en Madeira cobran la vida de al menos tres personas

Incendios en Madeira cobran la vida de al menos tres personas

0 1692

Las víctimas fallecieron en sus inmuebles, cerca del casco histórico de Funchal

Foto: Cortesia

El pasado martes, una nube de humo cubrió el cielo de la isla portuguesade Madeira. Las altas temperaturas del verano y un intenso viento fue la combinación fatal para que comenzara el mayor de los incendios registrado en los últimos años. Funchal, la capital de la isla, fue la zona más afectada, donde más de mil bomberos trabajan para combatirlos. Luego de tres días de un fuego incesante, las autoridades tomaron la decisión de evacuar pueblos enteros, en los que se ha registrado decenas de casas, dos hospitales y un hotel que fueron consumidos en su totalidad por las llamas.

Hasta el momento se contabilizan tres personas fallecidas, decenas de hospitalizados, en su mayoría personas de la tercera edad que se encuentran en estado crítico por quemaduras e inhalación de humo.  Las tres víctimas mortales perecieron en sus inmuebles, cerca del casco histórico de Funchal.   Situado a unos 500 kilómetros de la costa de Marruecos, el archipiélago portugués de Madeira atrae cada año, con sus paisajes volcánicos y su clima templado, a miles de turistas extranjeros. “Unas mil personas tuvieron que ser evacuadas de casas y hoteles, lugareños y turistas”, indicó el alcalde de Funchal, Paulo Cafofo.

“Todos los turistas evacuados fueron realojados”, afirmó el miércoles la presidenta de la Asociación de Comercio e Industria de Funchal, Cristina Pedra, citada por Lusa.  “La situación es difícil”, pero los turistas “se mostraron comprensivos y no hemos registrado anulaciones de reservas”, añadió.

Los bomberos trabajaron toda la noche para proteger el casco antiguo de Funchal. “Yo creía que ya había vivido lo peor en esta ciudad”, se lamentaba una funchalense, recordando las inundaciones y los deslizamientos de tierra que dejaron más de 50 muertos en Madeira en 2010.

Por su parte, el gobierno central envió un refuerzo de 110 efectivos compuesto por bomberos, médicos y gendarmes; mientras que el archipiélago portugués de las Azores, en el Atlántico, hizo lo propio con treinta. El primer ministro, Antonio Costa, y el presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, anunciaron que acudirían a las próximas horas al lugar.

 

NO COMMENTS

Leave a Reply