Isbelis da Silva: “Seguimos aquí porque sabemos que Mérida tiene un potencial...

Isbelis da Silva: “Seguimos aquí porque sabemos que Mérida tiene un potencial enorme”

0 227

Tras el fallecimiento de su fundador, el portugués Manuel Da Silva, el establecimiento fue renovado

Ommyra Moreno Suárez

A través de una publicación en su cuenta en Instagram, la emblemática heladería de Los Mil Sabores, en Mérida, anunció su regreso luego de permanecer cerrada por un año debido a la falta de insumos y de reorganización. “La Heladería Coromoto de “los mil sabores” en Mérida reabrió sus puertas después de un año! “En nuestra #Mérida del alma; abrió sus puertas nuevamente la Heladería Coromoto, la del Récord Guiness y más de mil sabores!”, se lee en la publicación.

La Heladería de Los Mil Sabores, con casi 40 años de trayectoria, es una parada obligatoria para los turistas que visitan el estado Mérida. A través de los años, han sido incontables las personas que se han acercado a este local para tomarse una foto en sus emblemáticos muros, donde se pueden encontrar fotografías, billetes de las diferentes nacionalidades de sus visitantes y una pared con todos los nombres de los sabores de helado que hicieron a la heladería vencedora del récord Guiness en dos oportunidades, la primera en 1991, con 593 sabores, y la segunda en 1996, con 865 sabores.Tras el fallecimiento de su fundador, el portugués Manuel Da Silva, el 31 de julio de 2018, la heladería fue renovada tanto en su aspecto físico como en su disposición legal, cambiando de nombre de Heladería Coromoto a Heladería Los Mil Sabores.

En esta nueva etapa, es su hija Isbelis Da Silva quien está a cargo del local. “Las personas están muy contentas de que ya estemos de vuelta. Ahora tenemos la responsabilidad y el orgullo de continuar con el legado de mi padre y seguir con su heladería. Durante este tiempo, nos dedicamos a modernizar las instalaciones, colocamos punto de venta y estamos trabajando en hacernos visibles en las redes sociales”, dijo Da Silva en declaraciones al CORREIO.

Actualmente, Isbelis se encuentra trabajando en crear nuevos sabores de helado y hacer modificaciones a los que ya están disponibles. “Uno de los favoritos de mi papá era el “Rey Manolo”, que lleva pasas y vino. Yo cambié algunos ingredientes por otros que le gustaban a mi padre e hice una mezcla de chocolates y licores dulces que tiene muy buen sabor”, comentó.

El regreso de la heladería no solo sorprendió a los merideños, sino también a venezolanos de todas partes, quienes vinculaban el hecho de la heladería abrir de nuevo sus puertas con el sentimiento de trabajar y apostar por Venezuela. “Mi padre se sentía como un venezolano más y por eso yo le sigo apostando a Venezuela y a Mérida. Esto lo hago por el amor que le tengo a mi padre y porque quiero ver que Mérida siga creciendo. Los que seguimos aquí sabemos que Mérida un potencial enorme y, por eso, les digo a los empresarios que, aunque la situación en este momento es complicada, con el esfuerzo de todos podemos hacer crecer a esta región”, afirmó.

Entre sus proyectos con la heladería, Da Silva manifestó su intención de abrir franquicias próximamente en Madrid, España y en otras ciudades de Portugal. “Mi padre me enseñó el valor del respeto, trabajar para lograr los objetivos y hacer las cosas con amor, como él decía “Sin amor nada funciona”. Quiero llevar el concepto de la heladería por varios países para proyectar su obra y su legado que con tanto esfuerzo construyó”, destacó.

No hay comentarios

Leave a Reply