Jhonder Cadiz: “Mi objetivo es superarme cada día”

Jhonder Cadiz: “Mi objetivo es superarme cada día”

0 165

Actualmente, el caraqueño de 23 años disputa la Primeira Liga Portuguesa como delantero del Vitória de Setúbal

Ommyra Moreno Suárez

Jhonder Cádiz se encuentra entre los nombres que sobresalen dentro del balompié luso. El joven venezolano llegó a Portugal en el año 2015, cedido por el Caracas FC al União Madeira, y, desde entonces, su destreza en el campo no ha pasado desapercibida. “En Portugal se juega un fútbol muy físico y táctico, lo cual se adapta muy bien con mis capacidades y mi estilo de juego, un factor que ha sido muy importante”, comentó el caraqueño en declaraciones al CORREIO.

Actualmente, Cádiz disputa la Primeira Liga Portuguesa como delantero del Vitória de Setúbal. El fútbol llegó a su vida a la corta edad de cuatro años cuando comenzó a entrenar en el equipo del Colegio San José de Calasanz, en Caracas, Venezuela. Posteriormente, inició las prácticas a modo profesional con el Deportivo Petare, donde se desempeñó en las categorías sub17 y sub20. En el año 2013, Jhonder Cádiz se suma a la filial de segunda división del Caracas Fútbol Club. Allí permaneció por una sola temporada hasta ser promovido a la máxima categoría del club. En el año 2015, con 20 años, llega la oportunidad de internacionalizar su carrera tras llamar la atención del União da Madeira, para el cual fue cedido por una temporada con opción a compra. “Yo estaba en el Caracas FC en aquel entonces cuando llegó la propuesta para venir a Portugal. El presidente del Caracas, mi empresario y yo analizamos la propuesta y decidimos aceptarla para experimentar el fútbol europeo. Gracias a Dios ha estado todo bien y ya voy por mi cuarto año en Europa”, explicó.

A pesar de su buena racha en territorio insular, el ex demonio rojo afirmó que el idioma y estar lejos de su familia fueron algunos de los obstáculos que tuvo que sortear en sus primeros años en Portugal. “Mi proceso de adaptación no fue tan difícil porque en mi primer año tuve la suerte de jugar con cinco venezolanos, entonces fue un proceso que llevamos los cinco juntos. Lo que fue un poco más difícil fue el idioma, pero poco a poco se fue aprendiendo y ya hoy en día puedo decir que hablo un portugués fluido. En cuanto a retos, el mayor reto fue vivir solo, estar lejos de la familia y estar en un país donde no se habla el mismo idioma. Sin embargo, conté siempre con el apoyo de mi familia, aun en la distancia, y el de mis compañeros que me hicieron sentir como en casa. Eso sin duda fue muy importante para mi adaptación”, recuerda.

A sus 23 años, Cádiz ha logrado posicionarse como un jugador promesa del fútbol europeo. En su trayectoria fuera de Venezuela ha jugado como titular del União da Madeira, CD Nacional, Moreirense y, desde mediados de 2018, con el Vitória de Setúbal. “Como atleta se aprenden muchas cosas a nivel táctico y a nivel físico, pero lo que más queda son las experiencias vividas y las amistades en cada club. Saber que siempre que llegas a algún lugar tienes a una persona con quien conversar. Eso es muy bueno. Son cuatro equipos en tres ciudades diferentes y cada vez que voy a alguna de esas ciudades tengo personas amigas que siempre están para mí en cualquier situación. Al final, las amistades y los bonitos momentos que pasaste en cada uno de esos clubes es lo que va quedando de tu paso por el fútbol”, confiesa.

“A veces hace falta ese corre corre”

“De Venezuela extraño a mi familia, a mis amigos y a mi hija que está en Venezuela. Extraño el día día nuestro venezolano que es diferente. Aunque estamos en Europa y es todo mucho más organizado y más tranquilo, uno está acostumbrado a Venezuela y a veces hace falta ese corre corre, como nosotros decimos. Cada vez que tengo la oportunidad voy e intento exprimir al máximo mis vacaciones para luego volver a Europa”, expresó el criollo.

Como ex jugador del Deportivo Petare, Caracas Fútbol Club y Monagas Sport Club, el delantero conoce de primera mano la situación del fútbol venezolano y no duda en destacar las mejoras dentro del balompié tricolor y su consejo para los clubes criollos. “El fútbol venezolano ha mejorado mucho en los últimos años. Tuve la oportunidad de jugar seis meses en el Monagas y me sentí muy bien porque es un equipo muy organizado. Es la organización la clave, que todos los equipos consigan estar bien organizados como lo son algunos. Los equipos grandes ya lo venían haciendo, ahora los otros también lo están incorporando y eso hace que el fútbol venezolano sea más competitivo porque los jugadores ya no se limitan a uno o dos equipos sino que ahora también quieren optan por jugar en otros clubes”, aseguró.

En lo que se refiere a sus proyectos, Jhonder se muestra optimista y reafirma su deseo de volver a representar a Venezuela como vinotinto. “Mi objetivo es superarme cada día, seguir trabajando duro para alcanzar mis metas y consolidarme con la selección. Es algo que cualquier jugador de cualquier nacionalidad quiere, jugar con su selección. Ya tuve la oportunidad de hacerlo y es de los sentimientos más bonitos del mundo. Espero repetirlo por muchos años más”, destaca.

NO COMMENTS

Leave a Reply