El presidente del Instituto Portugués de Cultura comparte sus vivencias

A través de los años, muchos portugueses han dejado huella en Venezuela, en las distintas áreas donde se desempeñan. La gran mayoría se dedicaron al comercio y una porción menor, no menos importante, trabajan en otras áreas. Uno de esos casos es Joao Da Costa, quien es el presidente del Instituto Portugués de Cultura, es profesor de portugués en el CP y trabaja en una empresa de marketing.

Joao Da Costa Lopes nació en Lisboa, en diciembre de 1942 y llegó a Venezuela en 1958. “Mis papás vinieron adelante, en 1956. Fueron primero a República Dominicana. Después vinieron para Venezuela. Llegamos a Caracas, a la Avenida Andrés Bello. Luego, fui a Cumaná, después a Barinas y por último, terminé en Caracas”, comentó.

Tiene una hermana que es formada en la Universidad Central de Venezuela en lenguas. Su papá falleció y su mamá vive actualmente en la capital lusitana. Su papá es de Setúbal pero vivió toda su vida en Lisboa. “Uno nace pero nuestros padres escogen donde nacemos. Aunque siempre digo que yo escogí ser portugués porque vivo en Venezuela. No obstante, sigo manteniendo mi nacionalidad, eso es una escogencia. Nunca opté por tener la nacionalidad venezolana. Atención, eso no quiere decir que no me guste Venezuela pero me gusta más mi país, nací allá. Incluso, siempre viajo todos los años, después del 25 de abril lo hago”, dijo.

Tiene tres hijas. Actualmente, todas viven en el extranjero, quienes buscaron un mejor porvenir. “Una está en España, la otra en Inglaterra y la menor en Francia. La mayor estudió artes dramáticas y periodismo; la segunda, hotelería en Suiza y la última, ingeniería agronómica en Francia. Todas están afuera y de cierta forma, tengo casa en todos esos países, en Portugal y en Venezuela. Pareciera que soy un magnate pero no, son circunstancias de la vida”, contó.

Hizo parte de su educación en Portugal y la otra en Venezuela. Cuando llegó al país, tenía 16 años y finalizó su bachillerato aquí, en el Gustavo Herrera. “Realicé mis estudios superiores en la Universidad Católica Andrés Bello, cuando estaba ubicada en la esquina de Jesuitas, fue su último año ahí, en el año 1968. Pero, nunca trabajé como periodista, lo hice en el área de publicidad y marketing. Incluso, di clases de marketing en la Universidad Metropolitana y en el Instituto Universitario Nuevas Profesiones”, explicó.

No ejerció el periodismo por diferentes motivos. “Me gustaba escribir. Pero, me di cuenta a mitad de carrera que para ser periodista tenía que ser venezolano y tenía una sola nacionalidad para ese momento. Entonces, abandoné la idea de ser periodista”, apuntó.

No se especializó en publicidad y marketing. Sin embargo, con el paso de los años se volvió un especialista. “Estudié de noche y trabaja en el área publicitaria de día, desde el año 1961. Pasé por muchas empresas. Ahora estoy en el área de marketing turística. Cuando se estaba estudiando periodismo, se daban clases de publicidad. Sin embargo, aunque recibí una parte académica, fue algo completamente empírico. Lo que me ayudó mucho fue asistir a congresos internacionales de marketing”, relató.

También da clases de portugués en el CP los sábados, desde hace 20 años, cuando comenzaron. “Tengo como 20 alumnos por salón, como 40 en total. En general, son más adultos. Adoro dar clases, cuando daba clases de marketing también lo adoraba. Adoro dar clases de portugués y hablar de cultura portuguesa. Pienso que cuando se dan clases de cualquier idioma, se debe dar a conocer la cultura de ese país. Ya formaba parte del Instituto Portugués de Cultura, en 1985. Pero, como soy atrevido, me ofrecí a dar clases y fue completamente empírico. Mis alumnos, gracias a Dios, no se quejan de mis clases”, señaló.

La enseñanza de la lengua portuguesa va en franco ascenso. “Se está haciendo un gran esfuerzo para divulgar la lengua portuguesa y a través de ella, se puede divulgar la cultura. En los últimos 15 años, se ha despertado un interés en aprender la lengua portuguesa. Eso me contenta. Hace años, muchos hijos de portugueses no querían asumir que eran hijos de portugueses, sentían cierta vergüenza. Hoy felizmente, por razones varias, ese panorama cambió. Eso es producto porque muchos portugueses no se preocuparon por hablar portugués en casa”

Egresado como Bachiller del Colegio Fray Luis de León y TSU en Administración del Instituto Universitario de Tecnología Venezuela. Actualmente cursa el décimo trimestre de Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa, siendo coordinador de fútbol del portal informativo “Pantalla Deportiva”. Fue conductor del programa “La Grada” en TNO Radio y formó parte del staff de la web “Huella Deportiva”. Forma parte del equipo de periodistas del CORREIO da Venezuela desde agosto de 2014. Se declara un apasionado por los deportes; gusto que alterna con el cine, el teatro, la música y la lectura, entre otras cosas.

NO COMMENTS

Leave a Reply