José Cesário y Paulo Porto representarán a la emigración

José Cesário y Paulo Porto representarán a la emigración

0 252

La tasa de participación de los portugueses radicados en el extranjero se situó en 10,79%

Delia Meneses

Los votos de los portugueses residentes en el extranjero eligieron a dos diputados del Partido Socialista y dos del Partido Social Demócrata para la Asamblea de la República. Los emigrantes radicados en Europa estarán representados por: Paulo Pisco (PS) y Carlos Gonçalves (PSD) y lo que viven en América y África por: José Cesário (PSD) y Paulo Porto (PS). Éste útimo en sustitución de Augusto Santos Silva, que volverá a ser ministro.

Después de que se enviaron 1.464.709 papeletas a un total de 186 países, regresaron 158.252 sobres de votación, lo que sitúa la tasa de participación en 10.79%. Después del conteo, el PS obtuvo el 26.24% de los votos y el PSD el 23.42% en los círculos de emigración.

Mientras que en Europa el PS fue el ganador, con 29.06% (PSD tuvo 18.77%), fuera de Europa la tendencia de los últimos años se mantuvo: el PSD ganó con un 33,39% y el PS quedó con un 20,19%.

El diputado socialdemócrata de 61 años fue reelecto por el círculo Fuera de Europa, para el que se postula desde 2005. Licenciado en Educación, José Cesário ha sido diputado en el Parlamento portugués desde 1983, siempre en el círculo de Viseu. Entre 2011 y 2015,  se desempeñó como Secretario de Estado de las Comunidades Portuguesas.

Entre sus propuestas destacan mejorar las gestiones consulares, reducir los tiempos de espera en lo que respecta a la renovación de documentos y aumentar el número de funcionarios en los consulados de la diáspora.

Cesario plantea trabajar para lograr que el pasaporte portugués tenga una fecha de vencimiento más larga que la que tiene hoy. Actualmente cuenta con una validez de cinco años y podría durar diez años o un plazo más largo. Además, propone hacer que la legislación sobre nacionalidad continúe evolucionando para que los procesos sean más expeditos y menos burocráticos.

Otro de sus planteamientos es desarrollar más la red de escuelas portuguesas en el extranjero y lograr que la legislación electoral se ajuste más a la realidad actual. Cesario considera que el voto electrónico debe ser encarado de forma muy clara.

El abogado brasilero, de padres madeirenses, Paulo Porto Fernandes, es el otro representante en el Parlamento de las comunidades lusas radicadas en América y África. El lusodescendiente dijo que su prioridad después de ser elegido será «mejorar el proceso de nacionalidad para los nietos», que necesita «agilizar y simplificar los procedimientos».

Entre sus propuestas se encuentra la de facilitar a los emigrantes el regreso a Portugal creando una plataforma general que centralice todas las informaciones y apoyos que se encuentran dispersos en varias entidades y sites. Tener un paso a paso sobre lo que es necesario hacer tanto para abrir una empresa en el país como para gestionar la nacionalidad, por ejemplo. Existe mucha búsqueda y las informaciones están dispersas.

A juicio de Porto, es necesario reformar la ley que atribuye la Nacionalidad a los nietos de portugueses pues ésta no vino a facilitar la gestión sino a entorpercerla. El candidato considera que se torna muy subjetivo el proceso de verificar la existencia de lazos de efectiva conexión con la comunidad portuguesa. «En la práctica hemos visto cómo los registros han negado varios pedidos de nacionalidad por considerar que las personas no pudieron demostrar sus vínculos con Portugal, pues no existe un criterio objetivo».

Considera necesario aumentar los apoyos sociales del Gobierno portugués destinados a ancianos y a personas necesitadas que vivan en el extranjero.

Trabas para votar

Un comunicado emitido por el movimiento «También somos portugueses» denuncia que: «por cada emigrante portugués que votó en las elecciones a la Asamblea de la República, hubo otro que no lo hizo», según una encuesta que se realizó a través de las redes sociales en decenas de países, y que no especifica cuántas personas fueron contactadas.

“En la muestra, solo un tercio de los emigrantes portugueses pudo votar sin mayores problemas. Otro tercio no recibió la papeleta y el otro tercio recibió la papeleta devuelta por correo. En algunos de estos casos, los votantes reenviaron la votación con éxito y en otros se devolvió nuevamente”, se lee en la nota.

La abstención suele ser elevada en los círculos de la emigración. Hay factores que agravan el panorama como el mal funcionamiento de los sistemas de correo, lo que se evidenció en países como Brasil, Venezuela y África do Sul.  Esto, junto a la falta de motivación, influyeron fuertemente en los niveles de abstención.

Entre las razones por las cuales muchas papeletas no llegaron a los votantes destacan: dirección desactualizada, dirección en Portugal, cambio de dirección realizado dentro de los 60 días cuando ya no se podía hacer ningún cambio de dirección, retrasos postales en muchos países, y un gran número de votantes que nunca recibieron papeletas a pesar de tener la dirección correcta en la tarjeta de ciudadano.

Para el movimiento, muchos de estos problemas no existirían si los consulados hubieran enviado aclaratorias sobre las elecciones por correo electrónico y si las papeletas se hubieran enviado con mayor anticipación.

El movimiento “También somos portugueses” propone que se realice una experiencia piloto de voto a través de Internet, lo que a su juicio facilitaría el acto electoral.

No hay comentarios

Leave a Reply