La Ciénaga

La Ciénaga

0 1777

A pesar del sentimiento nacional de inseguridad, actualmente Venezuela sigue siendo un país con atractivos turísticos muy destacables y sigue teniendo visitas de turistas de todo el mundo para conocer los bellos paisajes que ofrece nuestro territorio. Sin embargo, ante la búsqueda de los grandes destinos comerciales, muy pocas personas conocen la existencia pequeños rincones que cautivan a cualquiera.

Uno de esos rincones es La Ciénaga de Ocumare: una hermosa ensenada de aguas tranquilas ubicada a medio camino entre la bahía de Turiamo y las playas de Ocumare de La Costa, rodeada por las altas montañas del Parque Nacional Henri Pittier. A pesar de no poseer grandes extensiones de arena, pues casi toda la línea costera que bordea la ensenada está cubierta por una delgada línea de mangles, es un lugar perfecto para relajarse, tomar sol, tirar bellas fotografías y practicar diversos deportes acuáticos.

El mayor encanto de La Ciénaga son sus cálidas y cristalinas aguas, cuyos matices se van degradando desde el índigo de las más profundas hasta los relucientes tonos turquesa de las someras. Igualmente espectaculares son los espejos de agua que se forman hacia el fondo de la ensenada, a lo largo de un pequeño canal de aguas poco profundas y rodeadas de manglar, conocido como “El Túnel del Amor”.

Un lugar paradisíaco ideal para navegar a bordo de un kayak, contemplando el paisaje circundante o viendo las estrellas de mar que reposan en el fondo. Igualmente, para quienes gustan de hacer snorkeling, la barrera de coral de La Ciénaga es perfecta para ello. Hay sencillos locales para comer, sanitarios en la playa, alquiler de sillas y de kayaks.

Y recuerde, cuando visite algún rincón de nuestro país, no deje basura tirada en el lugar: busque algún recolector o pipote de basura y colabore activamente con la limpieza de nuestros paisajes.

Editor - Jefe de Redacción / Periodista sferreira@correiodevenezuela.com Egresado de la Universidad Católica Andrés Bello como Licenciado en Comunicación Social, mención periodismo, con mención honorífica Cum Laude. Inició su formación profesional como redactor de las publicaciones digitales “Factum” y “Business & Management”, además de ser colaborador para la revista “Bowling al día” y el diario El Nacional. Forma parte del equipo del CORREIO da Venezuela desde el año 2009, desempeñándose como periodista, editor, jefe de redacción y coordinador general. El trabajo en nuestro medio lo ha alternado con cursos en Community Management, lo que le ha permitido llevar las cuentas de diferentes empresas. En el año 2012 debutó como diseñador de joyas con su marca Pistacho's Accesorios y un año más tarde creó la Fundación Manos de Esperanza, en pro de la lucha contra el cáncer infantil en Venezuela. En 2013 fungió como director de Comunicaciones del Premio Torbellino Flamenco. Actualmente, además de ser el Editor de nuestro medio y corresponsal del Diário de Notícias da Madeira, también funge como el encargado de las Comunicaciones Culturales de la Asociación Civil Centro Portugués.

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply