La huella portuguesa en Venezuela (I parte)

La huella portuguesa en Venezuela (I parte)

0 5767

La presencia lusa no data de este siglo como muchos piensan sino de varios atrás, incluso hay registros del siglo XV

Orígenes

Al referirse a la llegada de los portugueses a Venezuela es natural que se piense en la década de los 50. Sin embargo, de acuerdo a los datos históricos su presencia en tierras venezolanas data del siglo XV, cuando llegaron como marineros de barcos españoles y se asentaron en este lugar. Desde ese siglo Portugal era una potencia en navegación, así que era lógico incluir a marineros lusitanos en las grandes empresas ultramarinas.

De hecho, en 1498, en el tercer viaje realizado por Cristóbal Colón a las Indias Occidentales que lo llevó a la Península de Paria, hay registros que señalan la presencia de varios tripulantes lusitanos en su Armada, quizás algunos de los que conoció Colón cuando vivió en Madeira y en Lisboa o durante su formación en la Escuela Náutica de Sagres. Por otra parte, para 1502, cuando llega la expedición de Alonso de Ojeda, había un piloto portugués de nombre Joao Vizcaíno, que traía varios marineros de su país.

Image00001Los lusos se vieron motivados a emprender una nueva vida en tierras tan lejanas por tres razones “Primero, por una necesidad de poblar nuevas tierras  instigada por los mismos reyes; segundo, por el deseo de aventurarse en las colonias ibéricas con la finalidad de allí hacer fortuna; y tercero, para vivir lejos de las terribles persecuciones que la Inquisición movía en contra de todos aquellos que tuviesen sangre hebrea”, explica Rainer Sousa, Coordinador de la enseñanza del portugués en Venezuela, quien investigó varias fuentes como la obra de Ismael de Montañez llamada “Hombres y mujeres del siglo XVI venezolano”, “Primeras Familias Coloniales de Mérida” de Picón-Parra y “Caracas, origen y trayectoria de una ciudad” de J. A De Armas Chitty donde sale publicada la “Relación de los extranjeros portugueses que residen en la ciudad de Santiago de León y otras de esta provincia de Venezuela”.

America_noviter_delineata500 años pasaron para que se anulara, en un acto de la Asamblea Nacional de la República Portuguesa, un Edicto que había sido promulgado por el Rey D. Manuel I de Portugal (5 de diciembre de 1496)  ordenando expulsar a los judíos que no querían convertirse al Cristianismo.

Judíos portugueses

Datos muy interesantes se obtuvieron durante las visitas realizadas por el CORREIO al Centro de Estudios Sefardíes de Caracas, guiada por su presidente Amram Cohén, junto al profesor e investigador Néstor Garrido; así como al  Museo Sefardí de Caracas ‘Morris E. Curiel’, cuyo presidente era para ese entonces Abraham Botbol Hachuel.

ALVES - 3 Foto de grupoEl 5 de diciembre de 1496 el Rey D. Manuel I de Portugal publicó un Edicto que ordenaba expulsar de Portugal a los judíos que no querían convertirse al Cristianismo y por esa razón un gran número se refugió en Holanda, del cual, muchos años después, también emigraron rumbo a las Antillas Holandesas, y fue en Curazao donde se fundó la primera comunidad de judíos portugueses, hecho atribuido a Joao Ilhao. “500 años más tarde ese Edicto fue anulado en un acto simbólico de la Asamblea Nacional de la República Portuguesa y se le llamó un «error histórico» a aquella lamentable decisión” explica Garrido. “Muchos judíos portugueses que se radicaron en Curazao, luego emigraron a Venezuela, específicamente por la región de Coro, donde los sefarditas dejaron un gran legado cultural, histórico y social”.

Además, de Coro, la presencia lusa se palpaba en otras ciudades como Valencia, Trujillo, El Tocuyo, Barquisimeto y Maracaibo, aunque fue Caracas la que albergó a la mayoría, según el primer censo de extranjeros realizado en 1607.

1502, llega la expedición de Alonso de Ojeda, donde el piloto era un portugués de nombre Joao Vizcaíno, quien trajo varios marineros de su país.

Siglo XX

Tomás Straka, profesor, escritor y coordinador de las Maestrías en Historia de la Universidad Católica Andrés Bello, explicó el camino recorrido por las colonias portuguesas. En los años 20 hubo una significativa emigración hacia Curazao, atraídos por las oportunidades de trabajo que prometían las refinerías de petróleo y luego, de allí muchos se trasladaron hacia Venezuela.

05 ALBUM FAMILIA 1Más tarde, ejerció gran influencia la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), cuando muchos europeos se vieron obligados a abandonar sus países para buscar mejores condiciones de vida y los gobiernos de esa época en Venezuela tenían una política a favor de los inmigrantes, que se inició con Eleazar López Contreras y continuó con la Junta Revolucionaria de Gobierno (1945-1948) y la Junta Militar de Gobierno (1948-1950).

Por otra parte, una vez acabado el régimen de Salazar regresaron a Portugal, por el proceso de descolonización, miles de personas que se encontraban en Angola y Mozambique, hecho que acrecentaba las carencias en el país. La débil economía y las escasas ofertas laborales contrastaban con este país tropical que ofrecía oportunidades de prosperar, aunque con mucho tesón. Al llegar, numerosos inmigrantes lusitanos se dedicaron a la agricultura, al comercio y la distribución de productos, abrieron restaurantes, así como expendios de alimentos y bebidas.

potuma 103La política de obras públicas impulsada por Marcos Pérez Jiménez motivó la llegada de trabajadores especializados para la construcción civil, como maestros de obra, carpinteros y albañiles.

Miguel Acosta Saignes, fundador de los estudios antropológicos en Venezuela y de la Escuela de Periodismo de la Universidad Central de Venezuela, dejó extensos trabajos sobre el tema abordado en este reportaje. En ellos, se apuntaban datos como la política de obras públicas que Marcos Pérez Jiménez impulsó, lo cual motivó la llegada de trabajadores especializados para la construcción civil, como maestros de obra, carpinteros, albañiles, entre otros.BARBOZA OLIVEIRA 3

Otro dato interesante es que desde el comienzo el número de madeirenses que llegó a Venezuela era mayor que el de los continentales (principalmente de Aveiro y Coimbra), tanto que constituían el 70% de los lusitanos en este país. Para 1950 habitaban 10 mil 954 portugueses que representaban un 8,49% de la población extranjera. Entre 1955 y 1974 llegaron 75 mil 211 registrados, de los cuales 58,5% eran de Isla de Madeira.

¿Colonia, comunidad o diáspora portuguesa?

Barco Santa MariaEn Venezuela solía llamarse “colonia portuguesa” a los inmigrantes que se establecían aquí, algunos escritores se refieren a ellos como la “diáspora” y actualmente la mayoría los agrupan como una “comunidad”.

12 Joaquim Santiago condecoradoPara conocer el término adecuado, se recurrió al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española donde se expresa que el término “colonia” se relaciona con el “conjunto de personas procedentes de un territorio que van a otro para establecerse en él”, “territorio de la nación que lo hizo suyo, y ordinariamente regido por leyes especiales”, “territorio dominado y administrado por una potencia extranjera”, “conjunto de los naturales de un país, región o provincia que habitan en otro territorio”.

carmonaPor su parte, la palabra “comunidad” hace referencia al “Conjunto de las personas de un pueblo, región o nación”, así como a las “naciones unidas por acuerdos políticos y económicos. Comunidad Europea” y a las “personas vinculadas por características o intereses comunes”.

foto 1. Sucursal23deEnero (2)Mientras que “diáspora” se refiere a la “Dispersión de grupos humanos que abandonan su lugar de origen” y aunque generalmente se atribuye a los judíos, de acuerdo al diccionario puede ser aplicado a todos en general.

CAIXA

Volando alto

Felipe II de España permitió que los portugueses ocuparan ciertos cargos en la administración pública y fue Portrait_of_Philip_II_of_Spain_by_Sofonisba_Anguissola_-_002basí como dos lusitanos fueron gobernadores de Mérida y Cumaná. Además, tal como el CORREIO ha publicado, la ciudad de Guanare fue fundada por un portugués y esto consta en el acta archivada en Sevilla en el Archivo General de las Indias, donde Joao Fernandes Leao Pacheco ocupa un lugar fundamental.

Leao Pacheco nació en 1543, Algarve (Portugal) y murió en 1593 en Mesa de Cavaca, Portuguesa (Venezuela). Fundó Guanare el 3 de noviembre de 1591 y nombró dos alcaldes, Domingos de Medeiros y Brás Rodrigues Casco (ambos portugueses).

En la próxima parte continuará la historia sobre la diáspora portuguesa y las investigaciones del aragüeño Miguel Acosta Saignes, fundador de los Estudios Antropológicos en Venezuela y de la Escuela de Periodismo de la Universidad Central de Venezuela.

ITALIA - EXPOSICIONEn 1498, en el tercer viaje de Cristóbal Colón a las Indias Occidentales que lo llevó a la Península de Paria, se registraron varios tripulantes lusitanos.

 

 

 

Periodista de Planta vurdaneta@correiodevenezuela.com Egresada como Comunicadora Social de la Universidad Católica Andrés Bello y con un postgrado en Gerencia Educativa en la Universidad Santa María. Ha trabajado en medios como Meridiano, La Voz y Radio Capital. Fue miembro del Instituto Portugués de Cultura y se ha desempeñando como docente universitaria, además de impartir talleres literarios a niños y adolescentes. Forma parte del equipo de periodistas del CORREIO da Venezuela desde 2004. Se declara una admiradora de la cultura portuguesa, sobre todo de su literatura y su fado. “Gracias al periódico he conocido una gran comunidad, ejemplo de trabajo y perseverancia”.

No hay comentarios

Leave a Reply