La imagen de esta semana muestra al Rey Manuel II, quien nació en el Palacio de Belén el 15 de noviembre de 1889, casualmente el último año de reinado de su abuelo Luis I. Su padrino fue su abuelo, el Conde de Parías. Falleció el 2 de julio de 1932, en Fulwell, Londres, en Inglaterra.

Hijo del monarca Carlos I de Portugal, tuvo una afición desde muy temprana edad por la literatura, especialmente la portuguesa, mostrando así un fuerte apego a los libros. Su educación le liberó de muchas responsabilidades políticas, debido a que su hermano mayor Luis Felipe de Braganza era el heredero al trono y Manuel no estaba destinado a ser el rey. Además de eso, fue instruido en Latín, Alemán, Historia portuguesa, literaturas francesa e inglesa, Matemáticas y Religión.

A inicios del Siglo XX, en 1903, Manuel, junto a su madre y hermano, visitó Egipto a bordo del Amelia con el objetivo de conocer más sobre la civilización antigua.

En 1907, comenzó su preparación para entrar a la Academia Naval portuguesa para continuar su carrera naval. Sin embargo, su reinado inició abruptamente en 1908, año en el que los radicales republicados mataron a su madre, el rey Don Carlos y a su hermano mayor, Don Luis Felipe, durante un desfile en Lisboa.

Mientras iban al palacio real, el carro de la familia recibió disparos de al menos dos hombres, uno de ellos era un ex – francotirador del ejército. El Rey murió al instante, el príncipe Luis acaeció veinte minutos más tardes y Manuel recibió un tiro en el brazo. El novel Rey, quien tenía poca preparación política, forzó la dimisión del primer ministro Joao Franco y todo el gabinete en 1908. Inmediatamente se convocaron elecciones libres.

El 14 de mayo de 1908, recibió la condecoración de caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro por el rey Alfonso XIII de España.

La revolución republicada arrancó el 4 de octubre de 1910, con un pequeño movimiento militar en Lisboa, unidades de la marina de guerra que bombardearon al palacio real desde el estuario del tajo. Manuel se refugió en el Palacio de Mafra y huyó al Gibraltar con toda la familia real al día siguiente. Estando allá, supo que las guarniciones de Porto y al norte de Portugal, tradicionalmente monárquicas, habían aceptado la recién proclamada república. Le tocó irse a Gran Bretaña y fue recibido por el rey Jorge V.

El 4 de septiembre de 1913, se casó con la princesa alemana Augusta Victoria de Hohenzollern-Sigmaringen en el Castillo de Sigmaringen. Desde allá, rechazaba la inestabilidad de la novel república, temiendo que eso pondría bajo amenaza la independencia del país o la conservación de las colonias.

Falleció el 2 de julio de 1932 y no dejó descendencia, los derechos al trono de Portugal pasaron a la línea de don Miguel I, en la persona de Don Eduardo Nuño de Braganza, que pasó a ostentar el título de Duque de Braganza. Al morir, el gobierno del Estado Novo permitió que fuera sepultado en el Panteón de los Braganza en Lisboa.

No hay comentarios

Leave a Reply