La Selección de la Comunidad nunca conoció la derrota

La Selección de la Comunidad nunca conoció la derrota

0 294

El equipo nació con la idea de foguearse para participar en algún torneo aficionado de los muchos que se diputan durante el año en Portugal

Antonio Da Silva

El fútbol aficionado venezolano ha visto desarrollar la actividad de una enorme lista de equipos de raíz lusitana. Algunos han podido mantenerse en actividad, otro ya son apenas recuerdos. Pero de entre ellas se destaca una, que con el sugestivo nombre de “Selección de La Comunidad”, estableció un hasta hoy imbatible récord de 40 partidos invictos en un largo transitar durante cuatro años por las canchas de la zona central del país.

Iniciativa del promotor deportivo Armando de Oliveira, este equipo nació con la idea de foguearse para participar en algún torneo aficionado de los muchos que se diputan durante el año en Portugal. La premisa era convocar a jugadores de la categoría Master de Veteranos (para jugadores mayores a 35 años) e integrar jugadores exclusivamente nacidos en Portugal.

Contó con el apoyo financiero de dos importantes empresas de bebidas (Coca-Cola y Cerveza Regional), que patrocinaron sus camisetas y le permitieron a su organizador un buen presupuesto para la logística. Así como una iniciativa fundamentalmente lúdica y con pocas más pretensiones, echó a andar este proyecto, lejos de imaginar en lo que finalmente se convertiría.

Naturalmente sus primeros rivales fueron los combinados de los diversos clubes sociales lusos. Partido a partido se fue creando su leyenda, así  que comenzaron a llegar invitaciones de otras asociaciones de las comunidades extranjeras, como Hermandad Gallega o Centro Ítalo. Y mientras más se resistía en caer esa primera derrota, más crecía la fama y el morbo de otros equipos aficionados de medirse y derrotar a esta implacable selección. Varios de sus integrantes tuvieron pasos por el fútbol profesional lusitano.

Lógicamente el nivel de los rivales crecía con el trascurrir del tiempo y los derrotados pedían revancha con el cuchillo en los dientes, así que Oliveira decidió reforzarse puntualmente con algunos futbolistas no portugueses. También iba incorporando jugadores que destacaban en otros equipos de la comunidad. Durante cuatro años entre 1995 y 1999 esta selección no supo lo que era perder. Pero más allá de lo deportivo, este equipo fue especial porque fue la excusa para el compartir y abonar amistades que duran hasta hoy. El deseo de ganar era una motivación, pero no había espacio para luchas o envidias.

El último partido que disputó esta Selección le enfrentó al equipo de veteranos del club profesional Italchacao, encabezado por el vinotinto Rafa Santana y otras figuras. Fue una masacre y solo una actuación impecable del golero Duarte Neves, evitó la merecida caída. Nada que sorprenda, pues Duarte defendió los colores del Académica de Coimbra. Oliveira lo vio claro: había llegado el momento de disolver el equipo y quedar invicto hasta el final de los tiempos.

Equipos derrotados en la cadena de invictos

Monte Claro

Hermandad Gallega

Galicia F.C

Centro Ítalo Venezolano

Casa Italia de Aragua

Casa Portuguesa de Maracay

Paracotos
Izcaragua Country Club

Centro Asturiano

Puerta Azul

Lagunita Country Club

El Dorado

Caracas Sport Club

Los Cortijos

Caracas F.C.

Hebraica
Cámara de Lobos de Venezuela

Deportivo Italchacao

Plantel

Abílio Nunes

Alberto Ferreira

Aleixo Vieira

Antonio Guimaraes

Armando Travanca

Arturo Ferreira

Benjamín Oliveira

Domingos Candal

Duarte Neves

Eduardo Ferreira

Fernando Rodrigues

Imerio Maia

Ivo Ferreira

Januario Alves

Jorge Tavares

José Brito

José Martins

Manuel Santos

Mário Oliveira

Mário Pereira

Pedro Acosta

Renato Oliveira

Sebastian Oliveira

Sergio André

Stalin Fonseca

Ulisses Pereira

Vital Dias

Cuerpo Ténico

Director Técnico: Oscar Oliveira

Asistente Técnico: Manuel Pinto

Coordinador : Joao Carlos Fernandes

Gerente Deportivo: Armando Oliveira

No hay comentarios

Leave a Reply