Lo que necesita saber acerca de las mesas de cambio

Lo que necesita saber acerca de las mesas de cambio

0 325

Por primera vez, desde la instalación del control cambiario, el intercambio de divisas por mecanismos oficiales es administrado por el sector privado. La resolución 19-05-01 del Banco Central de Venezuela (BCV) autorizó un nuevo sistema de mesas de cambio regido por la banca nacional para la libre compraventa de monedas extranjeras.

Durante los primeros días de operatividad de este nuevo esquema cambiario predominó el menudeo entre personas naturales (compra de dólares en efectivo), al menos en la banca privada. Todo lo que se compre o venda debe venir de parte del sector privado. El lunes se registraron algunas transacciones corporativas por pequeñas cantidades, lo que los expertos observan como una señal de cautela de parte de los agentes económicos.

 Según lo informado por el Banco Central de Venezuela, el tipo de cambio interbancario fue de 5.545,75 bolívares por dólar, mientras que el paralelo superó los 6.000 bolívares por cada divisa estadounidense.El tipo de cambio varía dependiendo del operador. Mientras el dólar se cotizó en Bs. 5.189 en el Banco de Venezuela, lo hizo en 5.860 bolívares en Bancaribe.

Las mesas de cambio funcionan como mecanismos administrados por los operadores cambiarios autorizados. Entre ellos destacan la banca nacional y las distintas casas de cambio, como Italcambio, Zoom e Insular.

Las instituciones bancarias que se encuentran operando con mesas de cambio son: Banco de Venezuela, del Tesoro, Bicentenario, Mercantil, Provincial, Banesco, Bancamiga, Bancaribe, Exterior, Nacional de Crédito, Fondo Común.

Al final de cada jornada dichas entidades publicarán el tipo de cambio resultante de las operaciones. Y, finalmente, el BCV informará en su página web la tasa promedio ponderada de todos los pactos del día.

En las mesas de cambio pueden participar personas naturales y jurídicas interesadas en la compraventa de divisas. Los requisitos a cumplir son, principalmente, ser cliente de la institución bancaria a la cual se acude y cumplir con los datos de información bancaria.

Para los funcionarios de algunos bancos privados el correcto funcionamiento del sistema dependerá de la oferta que reciba cada entidad de sus clientes, pues el BCV dejó de dar divisas a la banca. Por ahora,  al menos en el Mercantil, el monto mínimo de venta es de 200 dólares y el de compra se ubica en 50 dólares.

Diariamente, el monto mínimo de operación es 50 dólares o euros y el máximo es 500 dólares o euros. Pero esto varía dependiendo de cada banco o de cómo se muevan las transacciones con los clientes.

Los operadores cambiarios solo podrán conservar el 20% de las divisas que reciban. Mientras que el 80% deberá destinarse a la venta con los clientes. Asimismo, serán los únicos responsables de la liquidación de las divisas.

Aunque los requisitos varían ligeramente en cada institución bancaria, en la mayoría de los casos la persona debe presentar la cédula de identidad y llevar una fotocopia de la misma así como llenar una planilla. Algunas instituciones piden la fotocopia del RIF y la fotocopia de los billetes en caso de que pretenda vender moneda extranjera.

Las divisas que podrán transarse son las mantenidas en el sistema financiero nacional o internacional. Eso engloba a las operaciones al menudeo, y las transacciones en moneda extranjera desde cuentas en bancos nacionales o internacionales.

Debido a las sanciones aplicadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos al BCV, los bancos corresponsales de la banca nacional aún evalúan si participar en el mecanismo de las mesas de cambio. Ello como una medida para disminuir los riesgos operacionales y evitar ser sancionados. Sin actividad de corresponsalía, a los bancos se les complica la operatividad: o buscan nuevos proveedores o no podrán facilitar transacciones desde cuentas en bancos extranjeros.

Aún se desconoce cómo va a funcionar el mercado de grandes montos.

No hay comentarios

Leave a Reply