Lo que debe saber sobre los subsidios por nacimientos en Portugal

Lo que debe saber sobre los subsidios por nacimientos en Portugal

0 379

Según la guía de Protección Social Maternidad, Paternidad y Adopción, publicada el primer trimestre de 2019, todos los trabajadores, incluso quienes desarrollan actividades por cuenta propia, y los beneficiarios que reciban subsidios del desempleo, tienen derecho a los apoyos económicos previstos por el Estado portugués

Julio Materano

Con una tasa de natalidad que se ubica en 8,5% por cada mil habitantes, Portugal se divisa, al igual que algunos de sus vecinos, como un país longevo, cuya población parece empeñar su futuro con el languidecimiento de su bono demográfico, un tejido, viejo, enjuto que pierde musculatura conforme disminuye el índice de fecundidad. Quizás la mayor preocupación estribe en el hecho de que ahora las mujeres tienen 1,38 hijos de media, frente a los 3,16 de 1960. Tal vez este último sea un dato anacrónico. Pero las estadísticas no dejan de ser igual de inquietantes si se comparan con la década pasada.

En 2008, según cifras oficiales, se produjeron 104.594 nacimientos, 17.574 más con respecto a 2018, cuando se registaron 87.020 niños nacidos. En la nación ibérica las generaciones de mujeres en edad de procrear se reducen y las familias son cada vez más estrechas. En la calle abundan los matrimonios jóvenes que manifiestan, precozmente, su decisión de no tener niños. El descenso de los nacimientos y la diáspora inextinguible que flanquean su historia, hace que Portugal, un país de 10,2 millones de habitantes, pierda su población.

La minúscula tasa de fertilidad, los bajos sueldos y la poca oferta laboral frustran cualquier pretensión de familia. Las parejas jóvenes postergan sus planes y, no en pocos casos, emigran a otros países de Europa. Las escuelas despobladas, con baja asistencia de niños le toman el pulso al problema en cuestión.

A todo ese panorama, el Estado responde con programas sociales que si bien es cierto no son la panacea, el remedio definitivo al déficit poblacional, pretenden sacar a la tierra de Camões del atolladero demográfico. Son los incentivos de protección social para los padres, atribuidos en las situaciones de riesgos clínicos durante el embarazo, el nacimiento de los hijos, la adopción y la asistencia a hijos y nietos.

Los programas suponen, al menos para matrimonios de escasos recursos, el salvavidas de un proyecto de familia. En la práctica son más de diez tipos de subsidios y la condición para solicitarlos es que los ingresos familiares sean igual o inferior a 348 euros mensuales por miembro. Para lo cual se tomarán en cuenta los ingresos del núcleo divididos entre el número de integrantes.

No es descabellado pensar que para los venezolanos que abandonan su tierra en busca de nuevos horizontes, Portugal se perfila como un puerto de buen tiempo para formar una familia.

No en vano, en marzo de este año el Instituto de Seguridad Social publicó en su página web (seg-social.pt) una guía práctica que resume los tipos de subsidios y de ayudas sociales otorgadas a familias de escasos recursos. Según la guía de Protección Social Maternidad, Paternidad y Adopción, publicada el primer trimestre de 2019, todos los trabajadores, incluso quienes desarrollan actividades por cuenta propia, y los beneficiarios que reciban subsidios del desempleo tienen derecho a los apoyos económicos previstos por el Estado portugués.

En la Región Autónoma de Madeira, donde el Instituto Nacional de Estadística rinde cuentas sobre 1.936 partos atendidos en 2017 —el último año sobre el que se tienen cifras disponibles— hubo un respiro para la demografía local. Ese año nacieron 110 niños más con respecto a 2016, lo que supuso un aumento de 6%. De esos, hubo 25 partos de gemelos, según la Memoria regional de salud.

Ese año, 77,4% de los partos fueron de madres con edades entre los 25 y los 39 anos (1.498 partos). De ese total, 32,6% respectan a mujeres entre 30 y 34 anos; 24,4% entre 35 y 39 y 20,4% entre 25 y 29. Un dato que descuella es el número de partos que pertenecen a madres con edades superior a 40 años (0,5% de parturientas con más 45).

 Aún cuando no existen estadísticas públicas, muchas de los matrimonios locales que se inauguran en la paternidad terminan por solicitar ayuda al Estado. Quienes llegan de la tierra de Bolívar no son la excepción. Aquí una guía de cómo solicitar algún tipo de apoyo que el Estado portugués tiene previsto para las personas que no contribuyen a la seguridad social o que, descontando, aún no tienen el período de contribución necesario para acceder a las subvenciones y están en necesidad económica.

Los subsidios, que son cancelados mensualmente, conforme al período establecido, se reciben por transferencia bancaria o por cheque. El derecho a los beneficios vence en un plazo de 5 años, a partir de la fecha en la que se asignó el apoyo.

Tipos de subsidios

Por riesgo clínico durante el embarazo: Atribuido a la madre en caso de que enfrente algún riesgo clínico que ponga en peligro su vida o la del feto. Será otorgado durante el tiempo que sea necesario para prevenir el riesgo.

Por interrupción del embarazo: Será asignado en situaciones de interrupción involuntaria del embarazo.

Por riesgos específicos: Asignado a la trabajadora embarazada y lactante que desempeñe una labor nocturna o que esté expuesta a riesgos que perjudiquen su seguridad. El beneficio es otorgado durante el tiempo necesario hasta prevenir el peligro «específico».

Parental: Atribuido a padre y madre por nacimiento de un niño.

A uno de los padres en caso de imposibilidad del otro: Destinados al padre o la madre en caso de discapacidad física, mental o la muerte de uno de ellos durante la paternidad inicial.

De cuidado infantil: Asignado al padre o la madre para proporcionar asistencia indispensable a un hijo, debido a enfermedad o accidente.

Subsidio por cuidado de niños o enfermedades crónicas: Asignado a un padre para cuidar a un niño con una discapacidad o enfermedad crónica. Si el otro padre trabaja, no solicite la asignación. Se otorga por un período de hasta 6 meses, prorrogables hasta 4 años.

Cómo hacer la solicitud

Los subsidios son requeridos a través de la consignación de los siguientes formularios, publicacos en la página del seguro social www.seg-social.pt:

  • Mod. RP5049-DGSS – Requerimento dos Subsídios Parental
  • Mod. RP5051-DGSS – Requerimento dos Subsídios por Risco Clínico Durante a Gravidez, por

Interrupção da Gravidez e por Riscos Específicos

  • Mod. RP5052-DGSS – Requerimento do Subsídio para Assistência a Filho
  • Mod. RP5053-DGSS – Requerimento do Subsídio para Assistência a Filho com Deficiência ou

Doença Crónica

Dónde son entregados los requisitos: Después de rellenar las planillas, pueden ser entregadas en los servicios del Intituto de Seguridad Social y en las instituciones competentes de las regiones autónomas de Madeira y de Açores.

Cuánto tiempo debe esperar por el apoyo: El subsidio debe ser entregado en un plazo de seis meses a partir de la confirmación del caso. La petición debe ser acompañada de pruebas, informes médicos y medios de confirmación.

Condiciones para la asignación

En caso de ser ciudadano portugués

  • Tener 6 meses calendario, con registro de remuneración.
  • Disfrutar de las respectivas licencias, ausencias y despidos, previstos en el Código de Trabajo, en caso de ser empleado.

En caso de no tener cartão de cidadão

  • Ser residente en Portugal o equivalente a residente
  • Tener un ingreso familiar mensual por persona igual o inferior a 348,61 €.

No hay comentarios

Leave a Reply