Los Tributos en nuestra vida diaria

0
971

Normalmente los temas tributarios son percibidos como temas complicados, grises y de manejo de un cierto grupo de personas; expertos en la materia, altos ejecutivos de la empresa privada o de entes gubernamentales relacionados con las finanzas públicas del país. Quedando esto muy lejos de la realidad. Por el contrario, la materia tributaria se encuentra intrínsecamente relacionada con la vida cotidiana de los individuos y el colectivo.

El impuesto dicho simplemente, es una erogación dineraría que exige el estado al contribuyente para con ello, sufragar los gastos públicos. De allí, podemos decir que resulta lógico, que mientras más impuestos son recaudados, mayor debería ser el bienestar de los habitantes que sufragan estos impuestos.

En el caso Venezolano, Por cada bolívar que cualquier empresa logra vender, salvo excepciones, al público se le obliga a pagar un IVA de 12%; pero además de ese IVA que se le cobra directamente al consumidor, las empresas pagan varios otros impuestos por cada bolívar producido: sobre los Ingresos Brutos de estas, los municipios exigen un porcentaje que en promedio se puede estimar en 1,3%, la ley de Ciencia y Tecnología e Innovación exige en la mayoría de los casos 0,50% pero puede llegar al 2%, y si se trata de una empresa que contrata con el gobierno, la ley de Contrataciones Públicas obliga aportes “voluntarios para la comunidad” de entre 1% y 5%.

Las empresas pagan muchos otros impuestos, además de los mencionados sobre ingresos brutos, Si después de gastos y varios otros, como los de las nóminas de personal, los timbres fiscales, los aranceles aduaneros y los municipales sobre las propiedades, La contribución por la Ley del Deporte, La contribución por la Ley de Drogas, queda un beneficio, las empresas tendrán que entregarle al gobierno central más de un las 3/5 partes de esos beneficios, la segunda tasa más elevada del mundo, sin sumar a esto el caso de los contribuyentes especiales que no tienen derecho a computar la inflación dentro de la Declaración del ILSR, siendo la inflación misma, casi un tributo no formal, lo cual incide en un aumento de la Renta Neta Gravable, y por lo tanto en un impuesto Sobre la Renta mayor.

Visto todo esto, sabiendo ya que tenemos una carga tributaria de las más altas del mundo que es pagada por los sectores productivos y soportado por las personas naturales, debemos preguntarnos, ¿Cual es el nivel de bienestar que nos ha causado esta alta carga tributaria?… y así debe decirse…

enjimenez@jravenezuela.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here