“Maneras de hacer psicología en el fútbol hay muchas”

“Maneras de hacer psicología en el fútbol hay muchas”

0 2210

Antonio Martins, el luso descendiente psicólogo de Estudiantes de Caracas

Poco a poco, los luso–descendientes han llegado al fútbol venezolano a ocupar puestos importantes, ya sean entrenadores, gerentes o jugadores. Sin embargo, no son los únicos. El área de la psicología tiene a uno: Antonio Martins, quien trabaja en Estudiantes de Caracas.

Antonio Martins, nació en Chacao, Caracas, el 4 de mayo de 1990, producto de un matrimonio entre un madeirense de Ponta Delgada, y una venezolana. Su infancia la vivió entre Vista Alegre y Montalbán, siendo el Colegio de María el lugar donde hizo sus estudios de primaria y bachillerato. Ingresó en la Universidad Católica Andrés Bello para estudiar psicología, donde se graduó y posteriormente, sacó un postgrado en psicología clínica comunitaria. “Tuve la oportunidad de tener buenas calificaciones en pregrado, fui el quinto de mi promoción. Siempre me ha gustado la docencia. Inclusive, fui preparador de varias materias, y sigo ahí, se podría decir que ese fue mi primer trabajo”, comentó.

Entró en el mundo del fútbol a través de Manuel Llorens, quien fuese el psicólogo de la selección nacional en el ciclo de César Farías. “Él me presentó a Charles López, a quien le tengo mucho que agradecer. Comencé a trabajar con él en su último semestre con el Real Esppor. Cuando salió del equipo, yo me fui por un tema de lealtad. Volví al mundo del fútbol cuando Charles fue asistente técnico de Miguel Echenausi en la selección nacional sub–20, en el último sudamericano. Al terminar el proceso con la selección, se dio esta oportunidad con Estudiantes de Caracas, que es un equipo que tiene muchas cosas a futuro”, explicó.

Manuel Llorens ha sido una pieza importante en su formación profesional y personal desde que se conocieron en la universidad. “Fue mi profesor de psicología de la personalidad. Yo era muy fastidioso porque preguntaba muchas cosas. Luego me dio clases en el postgrado. Cuando me gradué, se dio la oportunidad de hacer un diplomado en psicología del deporte en la misma escuela, lo cursé y lo aprobé. Me comentó la oportunidad de trabajo con Charles y bueno, aquí estamos”, dijo.

Entre 2013 y 2015 estuvo alejado del balompié dedicándose a prepararse mejor profesionalmente, a par que daba clases en la universidad. Luego llegó el Sudamericano Sub–20 de Uruguay 2015, donde le tocó asumir un nuevo rol y enfrentarse a unos resultados muy criticados.

“Fuimos el cuerpo técnico que más tarde recibió a su selección junto a Bolivia. Cuando llegas a las competencias internacionales y hablas con otros cuerpos técnicos, te percatas de que tienen un ciclo completo y todas las herramientas necesarias para trabajar bien. Nosotros no lo tuvimos y así lo asumimos, era un reto para nosotros. No se dieron los resultados, pero el aprendizaje fue significativo. Cuando nos encontramos con jugadores que formaron parte de ese sudamericano y los vemos a los ojos, nos sentimos bien porque dimos todo por clasificar a ese mundial”, relató.

Una nueva oportunidad
En Estudiantes de Caracas, ven la psicología como un área muy importante, y este equipo se ha convertido en un nuevo reto profesional para él. “Cuando me llamaron, la idea no era traer un psicólogo para el primer equipo sino para la organización, que tuviese un equipo de trabajo para toda la estructura. Esa es nuestra intención y propuesta. Queremos ayudar desde la psicología al crecimiento del fútbol venezolano”, señaló.

La psicología en el balompié venezolano tiene poco tiempo. Incluso, no son muchos los equipos que tienen profesionales de dicha área. “Maneras de hacer psicología en el fútbol hay muchas. En Venezuela es diferente porque hay carencias y una situación complicada. La psicología del deporte en Venezuela es distinta a otros lugares en el mundo. Hay que integrar en nuestro trabajo unas variables de socioculturales que son particulares del país. Todo depende del entrenador porque él es el encargado de esos lineamientos. En el equipo, los jugadores asisten a la nutricionista y al psicólogo y eso forma parte del entrenamiento, es fundamental. Yo me sitúo como terapista familiar, que está inserto dentro de una familia y sucede que hay diferentes formas de ver las cosas. Yo trato de encaminar eso hacia un objetivo en común”, dijo.

Sus raíces portuguesas han influenciado positivamente en su vida. “Soy parte de una familia lusovenezolana, y me ha dejado varias cosas importantes en mi vida como el orgullo, la herencia de personas trabajadoras y las saudades que a veces implica no estar cerca de parte de tu familia”, concluyó aunque asegura que un equipo de fútbol es como una familia.

Egresado como Bachiller del Colegio Fray Luis de León y TSU en Administración del Instituto Universitario de Tecnología Venezuela. Actualmente cursa el décimo trimestre de Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa, siendo coordinador de fútbol del portal informativo “Pantalla Deportiva”. Fue conductor del programa “La Grada” en TNO Radio y formó parte del staff de la web “Huella Deportiva”. Forma parte del equipo de periodistas del CORREIO da Venezuela desde agosto de 2014. Se declara un apasionado por los deportes; gusto que alterna con el cine, el teatro, la música y la lectura, entre otras cosas.

No hay comentarios

Leave a Reply