María José, la lusa que colabora con el Nazareno de San Pablo...

María José, la lusa que colabora con el Nazareno de San Pablo en la Basílica Santa Teresa

0 258

Jean Carlos De Abreu

Los portugueses están en todos lados, siempre dispuestos a ayudar en cualquier actividad por más mínima que sea. María José Gomes no es la excepción, al contrario, es una mujer importante dentro de su comunidad por ser una de las colaboradoras de la Basílica de Santa Teresa, ubicada en Caracas.

Su fe en Dios y en la virgen de Fátima la motivan a participar activamente en las festividades religiosas que se conmemoran en el lugar. Tiene más de 33 años ayudando con el Nazareno de San Pablo durante la Semana Santa, así como en otras celebraciones religiosas.

María José recordó que inició gracias a las monjas del colegio donde estudiaba uno de sus hijos. Ellas eran quienes vestían y decoraban la imagen. “Me dijeron que si quería colaborar y acepté”.

Luego que las monjas envejecieron, Gomes fue quien se encargó de coordinar todo junto a Francisco, “cuando estaba vivo. Íbamos a buscar las flores, adornábamos el Nazareno. No solamente colaboré en temporada de Semana Santa, sino todo el año, para cualquier actividad eclesiástica que se hiciese”.

Imagen de la virgen de Fátima

La imagen de la virgen de Fátima que reposa en la Basílica fui María José quien la trajo. “Organicé el traslado desde Portugal. Ahora me llaman Fátima por la imagen. Mandé hacer su espacio dentro de la iglesia. Además, organizo las fiestas en honor a la virgen en el lugar”.

Pese a la crisis que vive el país, ha recibido colaboración de otros portugueses para realizar las festividades de las fechas religiosas importantes. “No es como antes, pero siempre hay quienes ayudan de una u otra forma”, dijo.

“Tengo una amiga que tiene un vivero y nos hace una rebaja para el Nazareno y para la virgen de Fátima casi que ni cobra”, sumó al tiempo que destacó que Venezuela es un país bueno, “irme fuera de aquí me costará. Quiero a Portugal, pero esta nación no merece lo que le está pasando y me dolerá ir a otra parte”, comentó.

Reza por Venezuela

Para nadie es un secreto que la situación en Venezuela es delicada y compleja. Sin embargo, esta portuguesa no pierde la fe de que la situación mejorará y la nación volverá a ser próspera.

“Tengo mucha esperanza, la esperanza es lo que uno nunca debe perder. Estamos pidiendo a Dios. El país no tiene dueño, el dueño de la nación es Dios”, resaltó.

Destacó que su gusto por la iglesia lo tiene desde joven, cuando vivía en su tierra natal: “En Portugal me encantaba ir a la iglesia, siempre he sido devota de ir a la iglesia. Mis hijos fueron bautizados a los 8 días de nacido y el otro con tres meses de edad. La iglesia para mí en muy importante”.

En cuanto a cómo quiere ser recordada por los venezolanos y su comunidad, manifestó que es muy estimada no solo en la Basílica de Santa Teresa, sino en otros lugares donde también colabora. “Me aprecian, para mí son familia y sé que seré recordada como una persona querida”.

NO COMMENTS

Leave a Reply