Misión Católica Portuguesa asediada por la inseguridad

La sede ubicada en el sector San Bernardino, en Caracas, ha sido robada en varias ocasiones durante los últimos meses

0
732

La inseguridad ha tocado la puerta a la comunidad portuguesa en Venezuela, específicamente a la Misión Católica Portuguesa y al padre Alexandre Mendonça. En los últimos meses, delincuentes han tenido en la mira a la Ermita Nuestra Señora de Coromoto y de Fátima, ubicada en la parroquia San Bernardino, al noreste del municipio Libertador, en Caracas, robando constantemente las reliquias y otros bienes de la sede religiosa.

“Hemos pasado unos días muy difíciles con la inseguridad en el templo, algo que no es nuevo, pero ahora ha sido una realidad brutal, la cual nos ha afectado mi salud física, ya que no he podido descansar y son muchos días en esta desesperación. Con la ayuda de todos estamos recuperando la estructura de la iglesia” explicó el cardenal Alexandre Mendonça, quien se encuentra al frente de la Misión Católica Portuguesa.

Extraoficialmente se pudo conocer que aunque los robos han sido constantes, la semana pasada los delincuentes no sólo cometieron destrozos en el templo, destruyendo puertas y portones, sino que también ingresaron en la residencia parroquial, generando zozobra al apreciado padre madeirenses. Actualmente Mendonça, quien durante algún tiempo contaba con ayuda de cuerpos de seguridad, no tiene ningún tipo de protección u apoyo de las autoridades.

“Les pido su oración permanente y su ayuda para poder reforzar la seguridad de nuestro templo, que tanto nos ha costado levantarlo con tanta dignidad en nombre de nuestra querida comunidad. Les ruego que nos unamos para recuperar este espacio sagrado tan importante para nuestras vidas y para nuestros recuerdos. Que Dios y la madre de Fátima los bendiga” finalizó el padre.

El mensaje, divulgado en video, ha generado una ola de preocupación y solidaridad en el seno de la comunidad portuguesa, creándose incluso un grupo de whatsapp para reunir esfuerzos que permitan mejorar la seguridad de las instalaciones de la Ermita y, al mismo tiempo, reubicar y ayudar al padre a enfrentar esta situación. La iniciativa es de Juan Ricardo Ferreira, presidente de la Asociación Civil Centro Portugués.

“Invito a todos aquellos que de alguna forma u otra deseen colaborar con trabajo y/o aportes económicos, para atender el tema inmediato de salud, seguridad para la iglesia y herrero para recuperar las puertas y espacios que fueron destruidos por los malandros de la zona. Con todo respeto, creo que ahora más que nunca tenemos que unirnos para ayudar, ya que si lo hacemos por separado, no se van a cumplir los objetivos adecuadamente” apeló Ferreira.

Las autoridades eclesiásticas ya están enterradas de la situación. “El patrimonio de esa Iglesia pertenece a las autoridades eclesiásticas, pero fue un gran aporte de toda nuestra comunidad portuguesa en su momento. No podemos dejar perder todo eso. Además, el Padre Alexandre necesita en estos momentos más que nunca de nuestro apoyo para los problemas de salud que presenta. En mi caso muy responsablemente con mi equipo de trabajo de la Junta Directiva del Centro Portugués, durante toda esta semana hemos estado haciendo lo necesario para solucionar de forma inmediata algunas cosas, especialmente la salud del padre, pero hay mucho más por hacer y soluciones que aportar a corto y mediano plazo” explicó el presidente del CP.

Artículo anteriorVenezolanos en Madeira esperan hasta 8 meses por su residencia
Artículo siguienteJesús Tomed presenta su sencillo promocional, “Rubia”
Editor - Jefe de Redacción / Periodista sferreira@correiodevenezuela.com Egresado de la Universidad Católica Andrés Bello como Licenciado en Comunicación Social, mención periodismo, con mención honorífica Cum Laude. Inició su formación profesional como redactor de las publicaciones digitales “Factum” y “Business & Management”, además de ser colaborador para la revista “Bowling al día” y el diario El Nacional. Forma parte del equipo del CORREIO da Venezuela desde el año 2009, desempeñándose como periodista, editor, jefe de redacción y coordinador general. El trabajo en nuestro medio lo ha alternado con cursos en Community Management, lo que le ha permitido llevar las cuentas de diferentes empresas. En el año 2012 debutó como diseñador de joyas con su marca Pistacho's Accesorios y un año más tarde creó la Fundación Manos de Esperanza, en pro de la lucha contra el cáncer infantil en Venezuela. En 2013 fungió como director de Comunicaciones del Premio Torbellino Flamenco. Actualmente, además de ser el Editor de nuestro medio y corresponsal del Diário de Notícias da Madeira, también funge como el encargado de las Comunicaciones Culturales de la Asociación Civil Centro Portugués.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here