Nueva directiva del Centro Social de Araure dará prioridad a la seguridad

Nueva directiva del Centro Social de Araure dará prioridad a la seguridad

0 255

La plancha ganadora en las elecciones del pasado 24 de noviembre está conformada por lusodescendientes que buscan reforzar los valores y tradiciones lusas en el club

Delia Meneses

La nueva directiva del Centro Social Luso Venezolano de Araure, en el estado Portuguesa, la integran jóvenes lusodescendientes, un escenario que no se presenciaba desde hace 15 años. Dicen tener visión de futuro y de progreso y su lema es «vivir para el club y no del club». A la cabeza de este equipo está el recién electo presidente, David Junior de Jesús Rodrígues, de 32 años, hijo de padres portugueses, nacidos en Calheta, isla de Madeira. Este contador público que actualmente se dedica al comercio, asume el reto de dar un nuevo rumbo al club en un momento donde las deficiencias son mayores que las conquistas.

 Las condiciones del club no son las mejores, reconoce Rodrígues, quien ganó las elecciones el pasado 24 de noviembre acompañado por los 15 integrantes de la plancha 1. «Hay muchas debilidades  en lo que respecta a la seguridad, la iluminación y el mantenimiento de las áreas generales. Nosotros, que crecimos y nos desarrollamos en el club, sabemos las condiciones que tenía este centro hace 12 o 15 años atrás. En esta última década el deterioro ha venido avanzando progresivamente, al punto que este lugar de esparcimiento ya no aguantaba una administración más con una mala gerencia».

De allí nace esta candidatura, un grupo conformado en su mayoría por jóvenes, muchos de los cuales crecieron dentro de las instalaciones, y que tendrán las riendas del centro social en el período comprendido entre 2020 y 2022. «Yo hago vida en el club desde que tenía  seis años, mi papá es uno de los fundadores de este centro, y nos duele que esté así. Ya se han vuelto cotidianos los comentarios por parte de los socios de que robaron un vehículo, de que abrieron la maleta de un carro, que robaron los cauchos de repuesto e infinidad de cosas que creemos que pueden corregirse y lograr una mejor gestión», asegura de Jesús Rodrígues.

Quizás por este panorama, los socios del club, fundado en 1986, votaron masivamente, animados y con fe en los cambios que están por venir. La nueva directiva pretende retomar la idea original de la institución: un centro donde prevalezcan los valores y tradiciones lusas. Durante mucho tiempo la representación portuguesa fue escasa en el club, unas centenas de un total de 4.500 socios. Ahora, los recién electos prometen dar un nuevo impulso a esta casa por lo que se respiran aires de renovación.

«Nuestro proyecto inmediato es atacar la inseguridad pues es la primera petición de los socios, así como mejorar la iluminación y el mantenimiento de las áreas en general»,  aspectos sensibles y que demandan reformas.

En el área deportiva está previsto establecer en todas las disciplinas las categorías menores, realizar alianzas con equipos profesionales y dotar de materiales deportivos a las diferentes comisiones. Existe un plan para recuperar la piscina, la sala de máquinas, el salón de juegos, las áreas verdes, el vestuario, los baños así como la reubicación y modernización de los parques infantiles.

El proyecto de la nueva junta directiva también contempla remodelar el restaurante fuente de soda, reincorporar el Centro Social Luso Venezolano de Araure a la Confederación de Centros Portugueses de Venezuela (Feceporven), activar jornadas médicas integrales, promover cursos formativos de carácter técnico, comercial, didáctivo, de idioma, entre otros. Otro de los objetivos es relanzar el calendario de festividades portuguesas y venezolanas, además de festivales etnográficos, de food truck, expoferias comerciales.

No hay comentarios

Leave a Reply