Parroquia Sagrada Familia promueve curso intensivo de portugués para los descendientes portugueses...

Parroquia Sagrada Familia promueve curso intensivo de portugués para los descendientes portugueses procedentes de Venezuela

0 37

La Parroquia de la Sagrada Familia de Funchal, en la isla de Madeira, está promoviendo un curso intensivo de lengua portuguesa para acoger a las personas lusodescendientes de Venezuela y facilitar que reanuden su vida en la tierra natal de sus padres y abuelos.

En una entrevista a la ECCLESIA Nelio Mendonca, párroco de la Sagrada Familia, hace hincapié en que este proyecto, que comenzó en agosto, apoya principalmente a venezolanos vinculados a la “segunda y tercera generación”, que tienen sus raíces aquí .

Las personas que tuvieron que abandonar Venezuela debido a la “desastrosa situación” que atraviesa el país “que hablan principalmente español y tienen que aprender portugués para ser capaz de volver al mercado de trabajo, encontrar un trabajo, ya sea en Madeira o en el continente.”

“Muchas vinieron a Madeira debido al apoyo que aquí todavía encuentran, algunas tienen casa propia, otras se quedan en casa de familiares. Hay situaciones mejores y otras de mayor dificultad. Sé de personas que están esperando en Venezuela que la familia aquí reúna los fondos necesarios para ellos coger el avión”, cuenta el sacerdote.

Este curso intensivo de portugués para los descendientes de portugueses se está llevando a cabo en las instalaciones de la parroquia Sagrada Familia en Cruz de Carvalho, con el Hospital Central de Funchal, con los estudiantes más jóvenes, principalmente, “menores de 40 años” y tiene un costo de inscripción de 20 euros al mes.

Las clases tienen lugar dos veces por semana, en horario post-laboral, y son orientadas por Aura Rodrigues, también regresada de Venezuela, con formación hecha en el Instituto Camões en Caracas, y que es la actual responsable en Madeira por la Asociación Venexos.

“La demanda del curso ha ido en aumento, por lo que estamos preparando la apertura de una segunda edición del proyecto, ya a partir de septiembre, con otro horario y en otros días. Vamos a tratar de adaptarnos a las necesidades ya la búsqueda de las personas”, subraya el padre Nélio Mendonça, que traza un balance positivo de la iniciativa, hasta este momento.

“El problema en estas situaciones es siempre cuando las personas se sienten aisladas y sin perspicacia, y en estas clases ellas sienten que están en casa, que de alguna forma hay un sentimiento común. Habrá foros o espacios donde las personas se puedan encontrar, sea para aprender un idioma o para compartir experiencias, eso es siempre positivo “, subraya el párroco.

Para varias de estas personas, la búsqueda de empleo ha chocado en otro obstáculo: la obligatoriedad de ver reconocidas sus habilitaciones literarias y profesionales.

“Estas personas buscan equivalencia para los estudios que tuvieron, 12º año o enseñanza superior. En algunas situaciones es más fácil, en otras no tanto. Y es necesario traer los documentos certificados, con el sello de la respectiva Facultad o Escuela que frecuentaron, porque sin eso es mucho más difícil “, subraya el sacerdote, que ya ha tenido conocimiento de varias situaciones de este género.

“Sé de casos de personas que vinieron en una salida apresurada y no trajeron esa documentación. Y conozco también un caso u otro en que regresaron nuevamente a Venezuela para traer esas certificaciones “, adelanta el sacerdote.

De acuerdo con datos estadísticos de la Asociación Venexos, cerca de cuatro mil venezolanos y luso-descendientes están en este momento a residir en Madeira.

El padre Nélio Mendonça se muestra confiado en el futuro de estas comunidades, pues “se trata de personas muy proactivas, muy dinámicas y emprendedoras”, algo que “es una plusvalía tanto para Madeira, tanto para el país, como para el país la Iglesia”.

“Sucede mucho a nuestros emigrantes, sobre todo en Venezuela, preservar mucho más la fe que llevaron de aquí de sus padres. Son una comunidad católica muy activa y traen ese componente religioso bastante afirmativo, lo que es de destacar “, enaltece aquel responsable.

La grave Venezuela social, político y económico que se ha apoderado está tomando cada vez más emigrantes portugueses y descendientes portuguesas para volver a Portugal o decamping a otros países.

El padre Nélio Mendonça espera, a partir del proyecto de este curso, poder seguir apoyando a quien más necesita, y deja el desafío también a las poblaciones madeirenses, para que ayuden a las comunidades de Venezuela, recurriendo por ejemplo a la Asociación Venexos.

“Peor que aquellos que regresan, que tienen un soporte familiar en el exterior, están aquellos que quisieran salir y que es completamente imposible. Los ciudadanos naturales de la venezuela están en una situación muy difícil, y casi nadie habla en ellos “, lamenta el párroco de la Sagrada Familia, en Funchal.

Cualquier persona que quiera participar en el curso intensivo en portugués para los descendientes portuguesa, abierta por esta parroquia de Madeira puede encontrar más detalles y contactos a través de la página cuerpo en la red social Facebook.

NO COMMENTS

Leave a Reply