La imagen de esta semana muestra al Puente 25 de abril, el cual se encuentra en el área metropolitana de Lisboa y atraviesa el río Tajo. En su momento se llamó puente Salazar, debido a que fue mandado a construir por el jefe de gobierno de Portugal, Antonio de Oliveira Salazar en 1960. A partir del 25 abril de 1974, comenzó a llevar el nombre que posee en la actualizad. Asimismo, es considerado uno de los principales símbolos de la ciudad.

La construcción tiene casi dos kilómetros de extensión. La zona inferior fue renovada hace poco tiempo para la colocación de vías de tren. El fuerte tráfico que sufría está importante arteria se redujo luego de la edificación del Puente Vasco da Gama, de 17 km, que se une las localidades de Montijo y Sacavém, en la parte norte del Parque de las Naciones.

Para 1953, el Ministerio de Obras Públicas creó una comisión para el estudio d la viabilidad técnica y económica de la construcción del puente. Seis años más tarde, el 27 de abril de 1959, son convocó un concurso para su edificación. Se exigía que disponga de dos tableros independientes, cada uno se destinaría a un medio de transporte. De esta forma, se proveía una plataforma inferior enfocada para el tráfico ferroviario. Por su parte, se reservaba àra ñps vehículos.

La realización de esta importante obra tuvo la participación de 14 compañías diferentes, 11 portuguesas y tres extranjeras. Aunado a eso, había días que llegaban a trabajar tres mil personas. A fin de cuentas, el concurso fue ganado por Gabinete de Ingeniería Steinman, Boynton, Gronquist & London, de Nueva York.

Luego, el gobierno decidió adecuar únicamente la plataforma para los carros. Mientras que, la conexión de la vía ferroviaria con el resto de la red de trenes fue pospuesta. El 9 de mayo de 1962, el Estado adjudicó la construcción a un consorcio internacional liderado por la norteamericana United States Steel International. El 5 de noviembre de ese año, se iniciaron las obras del puente y de sus accesos por carretera.

Para la supervisión de todos los aspectos vinculados a la construcción de la obra, el Ministerio de Obras Públicas creó un departamento que se llamaba «Gabinete del Puente sobre el río Tajo».

El tablero destinado para el tráfico de trenes fue diseñado para cuatro vías en cada sentido con una separación entre sí. Para 1990, entraron en servicio dos vías más por la eliminación de la separación. Ocho años más tarde, entró en servicio otro par más de vías, es decir, el sexto.

En 1996, se transfiere la gestión del puente a un consorcio de compañías portuguesas, francesas e inglesas, cuyo nombre era Lusoponte. El mismo fue también el que construyó y gestionó el Puente Vasco da Gama.

Egresado como Bachiller del Colegio Fray Luis de León y TSU en Administración del Instituto Universitario de Tecnología Venezuela. Actualmente cursa el décimo trimestre de Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa, siendo coordinador de fútbol del portal informativo “Pantalla Deportiva”. Fue conductor del programa “La Grada” en TNO Radio y formó parte del staff de la web “Huella Deportiva”. Forma parte del equipo de periodistas del CORREIO da Venezuela desde agosto de 2014. Se declara un apasionado por los deportes; gusto que alterna con el cine, el teatro, la música y la lectura, entre otras cosas.

No hay comentarios

Leave a Reply